Viernes, 24 de marzo de 2017

 DOMINGO 4º DE CUARESMA A           

 MONICIONES 

 

  

PRIMERA LECTURA

            Un momento importante de la Historia de la salvación, es la unción de David como rey de Israel. Esta unción prefigura a Jesucristo, el Mesías, es decir, el ungido, para ser guía y luz de toda la humanidad.

            Escuchemos con atención.    

 

SEGUNDA LECTURA

            S. Pablo, en la segunda lectura, nos exhorta a vivir en la luz de Cristo y no en las tinieblas del pecado; es decir, a vivir como auténticos bautizados. 

 

TERCERA LECTURA

            “No hay peor ciego que el que no quiere ver”. Jesús se presenta hoy a nosotros y se nos acerca como se acercó al ciego de nacimiento. Dejemos que cure todo lo que haya en nosotros de ceguera, de oscuridad.

            Acojámosle cantando.

 

COMUNIÓN

            Acudamos a Jesucristo en la Comunión, sintiéndonos necesitados de su luz. Que Él ilumine nuestra ceguera, que ponga al descubierto las oscuridades de nuestro corazón, que nos ayude a caminar como hijos de la luz. “Toda bondad, justicia y verdad son frutos de la luz”, nos decía el apóstol San Pablo.


Publicado por verdenaranja @ 20:48  | Liturgia
 | Enviar