Domingo, 17 de septiembre de 2017

DOMINGO 24º DEL TIEMPO ORDINARIO A                  

MONICIONES 

 

PRIMERA LECTURA

                        En la primera lectura, la Palabra de Dios nos enseña lo inútil y absurdo que es tratar de obtener el perdón de Dios, si no perdonamos primero a los hermanos. Escuchemos con atención. 

SALMO

Con las palabras del salmo, cantemos ahora a nuestro Dios, que nos ama y nos perdona siempre. 

SEGUNDA LECTURA

Escuchemos ahora la segunda lectura. Es el último fragmento de la Carta a los Romanos, que hemos venido escuchando hace ya muchos domingos. Es una invitación a vivir toda nuestra existencia, unidos a Jesucristo. 

TERCERA LECTURA  

Acojamos ahora las palabras de Jesucristo que nos hablan de la necesidad de perdonar siempre, de perdonar como el Padre del Cielo nos perdona. 

COMUNIÓN

                        Al acercarnos a recibir al Señor no podemos olvidar que “se trata de una doble comunión: Con Cristo y entre nosotros, que en Él somos y nos hacemos hermanos”. Comulgar es unirnos íntimamente a Jesucristo y a todos los hermanos, que están unidos a Él por la fe y el Bautismo.

Al mismo tiempo, pedimos al Señor que nos dé un corazón semejante al suyo. 


Publicado por verdenaranja @ 19:53  | Liturgia
 | Enviar