Viernes, 18 de noviembre de 2005
El Cementerio Eclesi?stico de La Guancha se inaugura el 29 de Octubre de 1876, siendo cura p?rroco de la parroquia El Dulce Nombre de Jes?s don Manuel Bautista y L?pez. Recibe autorizaci?n del M. I. Sr. Gobernador Eclesi?stico con fecha 17 de Octubre del mismo a?o para su bendici?n. Acompa?aron a esta bendici?n: Don Ildefonso Hern?ndez Gonz?lez, p?rroco de San Juan de La Rambla; sochantre, Don Antonio Luis ?vila; sacrist?n, Pedro Gonz?lez Quevedo y juez municipal, Don Juan Falc?n Silva.
El Cementerio ocupa una extensi?n 912 metros cuadrados. Tiene forma rectangular con 48 metros de largo por 19 de ancho. Linda al naciente con la calle Castillo; al poniente con propiedad de Do?a Regina P?rez P?rez; al norte, con propiedad de Pedro Gonz?lez Yanes y sur con la propiedad de los herederos de Don Domingo Gonz?lez Mesa Posee capilla con altar, crucifijo y candelabros, cuarto y mesa de uralita para la autopsia. A todo lo largo de ambos lados y con una altura aproximada de siete metros se han fabricado sendas hileras de nichos para enterramientos; tambi?n a izquierda y a derecha de la Capilla as? como a ambos lados del pasillo de entrada y s?tano se han construido grupos de nichos en distintas ?pocas.
All? por los a?os veinte se construye el primer grupo de 53 nichos a ambos lados de la capilla y a lo largo del lado izquierdo mirando desde la entrada. Son varios vecinos que aportan su dinero y se fabrican nichos para s? y para sus familiares enajenando algunos de ellos. Estos mismos vecinos por los a?os treinta construyen el segundo grupo de nichos a ambos lados de la puerta de entrada en el s?tano haciendo pasillo y escalera. Esta vez son ciento seis (106) nichos que los distribuyen entre s? y venden el resto. El tercer grupo de 85 nichos (?74?) lo construye el Ayuntamiento a continuaci6n de los anteriores y en el lado izquierdo hasta unirse con el primer grupo. Esta ocasi?n se aprovecha para hacer el cuarto de autopsia. Los nichos fueron distribuidos en la sesi?n del Pleno de fecha 14 de Febrero de 1957 y vendidos a personas particulares. Por los a?os sesenta, don Pedro Soto Trujillo despu?s de comprar en Escritura privada 73,70 metros cuadrados a todo lo largo del lado derecho (mirando siempre desde la puerta) y teniendo autorizaci?n para fabricar del Ayuntamiento y el visto bueno de las autoridades eclesi?sticas, construye 242 nichos que enajena a personas particulares. Es en el a?o 1976 cuando se construye un quinto grupo por Don Salvador Herrera Gonz?lez aprovechando los claros que se hab?an dejado en las f?bricas anteriores; este grupo es de 130 nichos y tambi?n se enajenan.
No obstante lo anterior, el Cementerio comienza a ser un aut?ntico problema por los a?os 1978-79. La raz?n estaba en la escasez de nichos para enterrar ya que los 130 construidos recientemente por Don Salvador Herrera se hab?an enajenado a particulares y aunque estaban vac?os (y siguen est?ndolo), no se permit?a enterrar en ellos a extra?os.
Los menos favorecidos en la distribuci?n de nichos fueron los vecinos del barrio de Santo Domingo. Raz?n por la que acuden al Ayuntamiento exigiendo que sus muertos deben ser enterrados en nichos y no en la tierra como es ya costumbre en toda la isla. El Alcalde les responde que la administraci?n del cementerio la ha llevado siempre la Iglesia y que por tanto deben acudir al p?rroco. Y as? lo hacen. El p?rroco contesta que le parece bien su reivindicaci?n pero que los nichos eran de personas particulares, que la soluci?n ser?a hacer nuevos nichos de alquiler y no de propiedad y que en su mano no estaba ni pose?a medios econ?micos para acometer esa obra; adem?s el cementerio era peque?o y que la verdadera soluci?n estar?a en que el Ayuntamiento hiciera un cementerio nuevo como era su intenci?n manifestada repetidas veces en la Prensa.

Pasado un a?o, las cosas segu?an igual y el problema se iba agravando sobre todo cuando mor?a un vecino de Santo Domingo y ten?an que acudir al Cementerio de Icod de los Vinos a enterrar. El alcalde dec?a que no era competencia suya y el p?rroco contestaba que la Iglesia no pose?a otro cementerio que el aquel, que a la parroquia no le compet?a buscar lugar para entercar y que el Ayuntamiento no dejaba ampliar el Cementerio y que por tanto el cementerio como "problema" era del Ayuntamiento y no un problema de la parroquia.
En realidad se empieza a buscar soluci?n cuando los vecinos de Santo Domingo, encabezados por la Asociaci?n de Vecinos "Gama" acuden en manifestaci?n hasta el Ayuntamiento exigiendo nichos para sus difuntos. P?rroco y alcalde dialogan.
Esto ocasiona el que se cuestione incluso la propiedad del Cementerio entre la parroquia y el ayuntamiento. Se entra en negociaci?n junto con la Casa parroquial cuyas dependencias interesaban al Ayuntamiento. Pero sigue sin llegarse a acuerdo alguno. Por cierto que dicha negociaci?n trasciende repetidas veces a la Prensa con titulares como ?stos: "La parroquia vende el Cementerio al Ayuntamiento", "Pol?mica sobre qui?n es el propietario del Cementerio de la Guancha".
Relacionado con lo anteriormente dicho sobre la propiedad, aparte de otros documentos, se conserva tanto en el Obispado como en el Archivo Parroquial: "Notificaci?n de acuerdo de la Corporaci?n municipal de la Guancha " con motivo de solicitud presentada por el referido Don Salvador Herrera para fabricar nichos en el a?o 1976 que literalmente dice as?:
"7.- CEMENTERIO.- Vista la instancia del vecino Don Pedro Salvador Herrera Gonz?lez, para la construcci?n de nichos en el Cementerio de esta localidad, la Corporaci?n Municipal, teniendo en cuenta que dicho recinto sagrado es propiedad de la Parroquia, siendo por tanto Cementerio Eclesi?stico, no es de la competencia municipal el pronunciarse sobre esta petici?n, por cuyo motivo acuerda:
l?.- Que la autorizaci?n que solicita deber? autorizarla la autoridad eclesi?stica,
2?.- Que caso de ser autorizadas estas obras se advierte deber?n ajustarlas a las normas e instrucciones establecidas por la Direcci?n General de Sanidad en concordancia con la vigente Ley de R?gimen Loc. en cuanto a la Higiene y salubridad se refiere, y
3?.- Que este acuerdo se notifique al interesado, al p?rroco y al Obispado." Tiene fecha de 6 de Febrero de 1976
Por tanto ante el fracaso de las negociaciones y ante las presiones del Ayuntamiento y de la Asociaci?n de Vecinos "Gama" del barrio de Santo Domingo, la Parroquia, despu?s de pedir licencia a la Autoridad Eclesi?stica, se decidi? a fabricar un grupo de setenta nichos de los que treinta son para alquilar y cuarenta son para enajenar y guardar restos familiares. De los treinta nichos de alquiler se ha enajenado el que hace el n?mero treinta en favor de Don Pedro Soto Trujillo por razones que expuso en su momento y parecieron convincentes. El costo y financiaci?n de su construcci?n est? en memoria aparte, as? como instancias, autorizaciones, etc.
(Fuente de la Guancha)
Publicado por verdenaranja @ 23:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios