Viernes, 24 de febrero de 2006
Ha pasado un mes desde que, el 23 de enero, la Sede del Obispado de S. Crist?bal de La Laguna sufriera un siniestro severo. Poco antes de las doce del mediod?a el Palacio de Salazar comenzaba a ser pasto de las llamas. En el incendio, adem?s de cuantiosas p?rdidas en bienes muebles e inmuebles, numerosos departamentos de los servicios diocesanos sufrieron una p?rdida total en sus medios materiales y otros tuvieron importantes da?os. Desde entonces, la Di?cesis ha venido trabajando en una triple direcci?n:



1.- Restauraci?n del Edificio. Para ello, ya se ha designado un equipo multiprofesional compuesto por tres arquitectos, un catedr?tico en historia del arte y un arque?logo. Ya ha comenzado, en este sentido, la primera fase consistente en el desmonte de elementos inestables, consolidaci?n de ruinas y clasificaci?n de objetos patrimoniales. Igualmente, se han venido sucediendo las reuniones de los t?cnicos designados y los de las administraciones p?blicas, en sus distintos niveles, para ir acelerando la realizaci?n del proyecto de restauraci?n del Obispado.



2.- Funcionamiento del Obispado. En este momento, los distintos servicios del Obispado de Tenerife se encuentran dispersos en cinco sedes de la ciudad de La Laguna. A partir de marzo, el n?cleo central del mismo, se desplazar? a la casa natal del Beato Jos? de Anchieta, cedida en uso por el Ayuntamiento de la ciudad. A pesar de las importantes p?rdidas en los elementos de trabajo cotidiano, as? como la citada dispersi?n, el personal del Obispado se esmera en que la marcha de esta iglesia particular no se detenga. Tres empresas: Cajacanrias, Ofipelaez, Leroy Merl?n y Telef?nica, han colaborado, muy significativamente, para que este traslado se haga con el menor coste posible.



3.- Obtenci?n de recursos
. Tanto la restauraci?n del edificio como la puesta en marcha de todos los servicios diocesanos requieren de recursos materiales y de financiaci?n. En este sentido, la Di?cesis tiene abierta una cuenta en Cajacanarias en la que ya se ha recaudado unos 105 millones de las antiguas pesetas. Adem?s, un grupo de empresarios y de comunicaci?n ha abierto otra cuenta a favor del Obispado. No han faltado iniciativas provenientes del mundo del deporte, de empresas, de colectivos ciudadanos, etc. para apoyar esta restauraci?n. Las muestras de solidaridad tambi?n han llegado de otras di?cesis de nuestro pa?s y de las comunidades parroquiales, movimientos, grupos y comunidades religiosas presentes en estas islas. En definitiva, una corriente de solidaridad efectiva y afectiva nos ha arropado en este mes a todos los diocesanos encabezados por nuestro Obispo.





Cuenta Pro_Restauraci?n del Obispado

CajaCanarias: 2065 0021 15 3000248228







SEBASTI?N MAT?AS



Muy pocos d?as despu?s del incendio, el Obispado convocaba a la prensa para dar a conocer los nombres del equipo multiprofesional que se iba a hacer cargo de todo el proceso de reconstrucci?n de la Sede Episcopal. El mismo lo forman tres arquitectos, un profesor de historia del arte y un arque?logo.

El equipo ha desplegado una incesante actividad de coordinaci?n con todas las administraciones y de agilizaci?n de todo lo que conlleva la llamada primera fase de este proceso.

El portavoz designado para todas las cuestiones t?cnicas es el arquitecto Sebasti?n Mat?as quien ha destacado que ??lo que ha empezado ya es la obra de limpieza selectiva del material que, naturalmente, queda como restos del incendio. Se va poco a poco separando todas aquellas cosas que puedan tener inter?s para proceder a la restauraci?n, como son piezas de madera que tienen una determinada forma, una escuadr?a que nosotros necesitaremos, l?gicamente, reponerlas en su verdadera dimensi?n y forma para reconstruir el edificio. De momento, esta limpieza ?prosigue Mat?as- marcha a buen ritmo.

Para esta primera fase, se ha vallado, adem?s, el edificio junto con la librer?a diocesana que est? al lado, con objeto de preservar cualquier posible ca?da de objetos, ?es m?s por una causa de tipo preventivo que por otra cosa y bueno?en ese aspecto, se marcha a bastante buen ritmo, incluso la limpieza va bastante avanzada aunque queda todav?a zonas enteras a las que no se ha podido llegar? se?ala el arquitecto. En estos d?as, en esta zona, se colocar? una red para evitar la ca?da de objetos a la v?a.



Incluso, seg?n Sebasti?n Mat?as, ?se ha procedido a demoler un par de lienzos de pared que estaban en situaci?n inestable y es posible que aun quede algo que derribar, pero, en fin, la obra de limpieza tiene que hacerse de forma muy concienzuda y, por consiguiente, no puede ser muy r?pida. Pero como digo, va quiz?s m?s r?pida de lo que yo me esperaba.?



El OBISPO NIVARIENSE



Por su parte, Bernardo ?lvarez, XII Obispo Nivariense, ha sufrido en primera persona la importante p?rdida patrimonial y personal del incendio de la Sede Episcopal. ?lvarez que en septiembre fue ordenado Obispo, ha recordado una y otra vez que los medios son necesarios e importantes pero que lo m?s decisivo es la fe, ?que existan cristianos, gentes de fe?. Sin palabras, se?al? el Obispo, se qued? el d?a del siniestro.

?Por mi mente pasaron aquel d?a muchas palabras de la Biblia que hacen referencia a lo fr?gil que es todo y sent? en carne viva que ?la apariencia de este mundo pasa? y que ni siquiera nosotros tenemos aqu? ciudad permanente, que somos como flor del campo, que por la ma?ana florece y por la tarde la cortan y se seca. Y cuando revivo en mi mente la irremediable p?rdida, me aplico a m? mismo, y trato de hacer m?as, las palabras de Job, ?desnudo sal? del vientre de mi madre? el Se?or me lo dio, el Se?or me lo quit?, bendito sea el nombre del Se?or?.

Transcurrido un mes desde el fat?dico d?a, lo m?s que destacar?a ?lvarez es, por un lado, ?la enorme gratitud que merece la corriente solidaria afectiva y efectiva de tantas personas, instituciones p?blicas, eclesiales, culturales, sociales, empresas, etc?. Y, por otro, el Obispo se?al? que en este tiempo ha ido tomando m?s conciencia real de la magnitud de las p?rdidas, tanto a nivel patrimonial como en relaci?n a los otros medios con los que la Di?cesis realizaba su misi?n en estas islas. ?Uno- se?ala- se va dando progresivamente cuenta de lo que est? suponiendo estas p?rdidas?.
Publicado por verdenaranja @ 13:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios