Lunes, 06 de marzo de 2006
CURSO PASTORAL 2005-2006
Delegaci?n Diocesana de Catequesis 1

EL CATEQUISTA NIVARIENSE UN SEGUIDOR DE JES?S

OBJETIVO: Descubrir la originalidad de la llamada de Jes?s y la respuestaseguimiento
de los disc?pulos, y su repercusi?n en el propio camino de la fe del
catequista y sus catequizandos.

EXPERIENCIA DE VIDA

(Se ofrecen tres experiencias para que el animador del grupo elija la que
mejor le convenga al grupo de catequista; aunque las
tres se pueden realizar en una sesi?n de trabajo si la
reuni?n dura m?s de una hora y media).

1. El animador/a pone en medio del grupo una cartulina en la que aparece escrito:

SEGUIDORES DE JES?S. MI PARROQUIA O COMUNIDAD CRISTIANA. LA VIRGENPATRONA DE MI BARRIO, PUEBLO O CIUDAD.

A continuaci?n invita a cada catequista a situarse
en su propia parroquia. Pasado unos minutos el
animador anima a expresar la conciencia y
sentido eclesial de nuestro grupo, signos en
nuestra parroquia de personas que viven
realmente el seguimiento de Jes?s. En un
segundo momento posibilita al grupo a presentar
dudas e interrogantes personales sobre el tema
el seguimiento de Jes?s. Se recogen estas
afirmaciones o dudas en una cartulina.

2. Se observa el dibujo de Prat ?LA PROPUESTA DE LA FE HOY? y se trabaja en el grupo.

a. La propuesta. ?En los tiempos en que la Iglesia se identificaba
pr?cticamente con la sociedad global, la transmisi?n de la fe se
realizaba de una forma casi autom?tica? Se hab?a vuelto dif?cil
comprobar el adagio seg?n el cual uno no nace cristiano, sino que se hace tal? La situaci?n actual acarrea nuevas dificultades en amplios sectores de la sociedad? No podemos contentarnos con una
herencia, por muy rica que sea. Hemos de acoger el don de Dios en
condiciones nuevas y reencontrar contempor?neamente el gesto
inicial de la evangelizaci?n: el de la propuesta sencilla y decidida del Evangelio de Cristo? En estas nuevas condiciones, sin dejar de ser
los beneficiarios de la herencia recibida, hemos de transformarnos

en unos proponedores de la fe? (Proponer la fe en la sociedad actual.
Obispos franceses, noviembre 1996). Dialogad en el grupo de
catequista las preguntas siguientes: Diferencia entre ?lo heredado? y
?lo propuesto? y diferencia entre ?proponer? e ?imponer?.

b. A partir del dibujo: En el dibujo, es Jesucristo quien hace la
propuesta del Evangelio y alude a las dificultades de los primeros
tiempos (las cruces del monte) y a las actuales (edificios con
antenas). ?Podr?as identificar hoy esas dificultades y hostilidades
del seguimiento de Jes?s y su estilo de vida a partir de las mismas
frases que dice Jes?s en el dibujo?

3. Escuchar la canci?n ?Yo vengo a ofrecer mi coraz?n? Ana Bel?n, LP ?Peces de ciudad? (Letra y m?sica original de Fito P?ez). Para compartir en el grupo de catequista. a. ?Vengo a ofrecer mi coraz?n?? ?Ofreces lo mejor?
?Cu?ndo? ?Para qu?? ?Qui?n o qui?nes lo merecen? b. ?No ser? tan f?cil, no ser? tan simple?? ?Qu? dificultades encuentra hoy quien quiere ayudar y ofrecer el coraz?n (seguimiento de Jes?s)? c. ?Luna de los pobres siempre abierta?? ?Qu? quiere decir este verso? d. ?Qui?n dijo que todo est? perdido?

ESCUCHAMOS LA PALABRA

Proponemos para este momento distribuir entre los miembros del grupo
algunas citas b?blicas relacionadas con el seguimiento de
Jes?s. Cada uno lee personalmente la cita que le ha tocado
y reflexiona durante unos minutos sobre la propia vida.
?Qu? aspectos del propio seguimiento de Jes?s quedan
iluminados o clarificados? ?Qu? cambios de direcci?n
suscita la Palabra al propio camino de fe del grupo de
catequistas. Despu?s se comparte en el grupo?
Una vez compartido la Palabra de Dios el animador del grupo puede hacer entrega del documento ?El llamamiento de Jes?s seg?n el Nuevo Testamento?.

Y pasar a la lectura compartida de dicho documento, haciendo incampi? en los verbos ?llamar, elegir, venir, seguir?. Es bueno en este momento de la reuni?n suscitar entre los catequista un di?logo abierto, reflexivo y orante.

Ofrecemos para el animador del grupo un documento de trabajo previo a la catequesis que ayudar? al gu?a del grupo para preparar mucho mejor el momento de la Palabra de Dios. Dicho documento es: ?Seguimiento e imitaci?n de Cristo? y ?Seguimiento de Jes?s y comunidad de vida: una nueva fraternidad?. El animador puede ofrecer una s?ntesis al grupo.


Catequesis 3

TEXTOS EVANG?LICOS

1. ?No me elegisteis vosotros a m?, fui yo quien os eleg? a vosotros y os destin?
a que os pong?is en camino y deis fruto, y un fruto que dure? (Jn 15,16)
2. ?Yo soy la luz del mundo: el que me
sigue no andar? en las tinieblas, y
tendr? la luz de la vida? (Jn 8,12)
3. ?M?s tarde, al salir, vio a un
recaudador llamado Lev? sentado al
mostrador de los impuestos, y le
dijo: S?gueme. ?l dej?ndolo todo se
levant? y lo sigui?. Lev? le ofreci? en
su casa un gran banquete, y estaban
recostados a la mesa con ello un gran
n?mero de recaudadores y otra
gente? (Lc 5,27-29)

4. ?Se parece el reinado de Dios a un
rey que celebraba la boda de su hijo.
Envi? criados para avisar a los que ya estaban convidados a la boda, pero
estos no quisieron acudir. Volvi? a enviar criados, encarg?ndoles que les
dijeran: Tengo preparado el banquete, he matado terneros cebados y todo
est? a punto. Venid a la boda. Pero los convidados no hicieron caso: uno se
march? a su finca, otro a sus negocios; los dem?s echaron mano de los
criados y los maltrataron hasta matarlos? (Mt 22, 3-6)
5. ?Se marcharon de all? y atravesaron Galilea sin detenerse, no queriendo que
nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus disc?pulos. Les dec?a: A este
Hombre lo van a entregar en manos de los hombres y lo matar?n; pero ellos
despu?s que lo maten, a los tres d?as resucitar?. Ellos no entend?an sus
palabras, y les daba miedo preguntarle? (Mc 10, 33-34)
6. ?Otro le dijo: Te seguir?, Se?or. Pero d?jame primero despedirme de mi
familia. Jes?s le contest?: El que echa mano al arado y sigue mirando atr?s,
no vale para el Reino de Dios? (Lc 9, 61)
ORAMOS Y CELEBRAMOS LA VIDA
1. Para este momento tan importante de la reuni?n, como ambientaci?n del
lugar donde vamos a celebrar esta catequesis, podemos colocar en un lugar visible
el mural elaborado anteriormente, tambi?n podemos colocar en grande el dibujo de

Delegaci?n Diocesana de Catequesis 4

Prat o una fotograf?a o p?ster de Jesucristo acompa?ado por una peque?a vela
como s?mbolo del resucitado; y en un lugar destacado la Palabra de Dios.
2. El que preside la celebraci?n invita a los catequistas a colocar su nombre
al lado del mural elaborado anteriormente. A continuaci?n, un miembro del grupo
introduce la celebraci?n resaltando los siguientes aspectos: a. Somos herederos de
una larga historia de hombres y mujeres seguidores de Jes?s. b. Todos somos
responsables, junto a otras muchas personas de que esta historia contin?e. c.
Invitaci?n a situar esta historia, y nuestra vida
dentro de ella, ante la Palabra de Dios, y hacerlas
motivo de oraci?n.
3. Canto por ejemplo Iglesia peregrina o
Juntos cantando la alegr?a.
4. Escuchamos la Palabra de Dios Lucas 5, 1-11.
Los primeros disc?pulos. Aceptar el mensaje
y el seguimiento de Jes?s supone someter a
crisis la propia vida, y abrirse radicalmente
a las exigencias y novedad de este mensaje.
Para compartir la Palabra de Dios nos
pueden servir estas preguntas:
a. ?En qu? momento de mi vida he notado que Jes?s me sal?a al
encuentro?
b. ?A qu? te ha invitado Jes?s hasta este momento de tu vida?
c. ?Est?s experimentando que los frutos de tu vida han ganado en
calidad?
d. ?Est?s experimentando la llamada de Jes?s a hacer algo m?s que
el trabajo rutinario de cada d?a?
e. ?Qu? tienes que dejar para hacer realidad el seguimiento de
Jes?s?
Se pone en com?n la reflexi?n personal. Y se saca una conclusi?n global
sobre la situaci?n del grupo respecto al seguimiento de Jes?s.
5. GESTO Y COMPROMISO: Cada catequista de manera individual se dirige
a la Palabra de Dios y la besa como s?mbolo de adhesi?n a Jesucristo. Es bueno
para este momento, poner un poco de m?sica y realizar el gesto con sencillez,
tranquilidad y oraci?n.
6. Se termina la reuni?n rezando todos juntos la oraci?n ADORA Y CONF?A
de Teilhard de Chardin


Catequesis 5


CANCI?N: ?YO VENGO A OFRECER MI CORAZ?N?. Ana Bel?n, LP ?Peces de
ciudad? Letra y m?sica de Fito P?ez.
?Qui?n dijo que todo est? perdido?
Yo vengo a ofrecer mi coraz?n.
Tanta sangre que se llev? el r?o.
Yo vengo a ofrecer mi coraz?n.
No ser? tan f?cil, ya s? que pasa.
No ser? tan simple como pensaba,
como abrir el pecho y sacar el alma,
una cuchillada del amor.
Luna de los pobres siempre abierta,
yo vengo a ofrecer mi coraz?n,
como un documento inalterable
yo vengo a ofrecer mi coraz?n.
Y unir? las puntas de un mismo lazo,
y me ir? tranquila, me ir? despacio,
y te dar? todo, y me dar?s algo,
algo que me alivie un poco m?s.
Cuando no haya nadie cerca o lejos,
yo vengo a ofrecer mi coraz?n.
Cuando los sat?lites no alcancen,
yo vengo a ofrecer mi coraz?n.
Y hablo de pa?ses y de esperanza,
hablo por la vida, hablo por la nada,
hablo de cambiar ?sta, nuestra casa,
de cambiarla por cambiar, nom?s.
?Qui?n dijo que todo est? perdido?
Yo vengo a ofrecer mi coraz?n...
No ser? tan f?cil, no ser? tan simple.
?Vengo a ofrecer mi coraz?n?? ?Te
ofreces? ?Cu?ndo? ?Para qu??
?Qui?n o qui?nes lo merecen?
Publicado por verdenaranja @ 22:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios