S?bado, 11 de marzo de 2006
Monici?n Inicial

Vamos avanzando en este tiempo santo de la Cuaresma, que desembocar?, a trav?s de la Semana Santa, en la noche pascual, en la Gran Vigilia, en la que el triunfo de Cristo Resucitado, que es tambi?n nuestro propio triunfo. En este d?a, domingo de Cuaresma, la Iglesia nos presenta una de las preocupaciones m?s hondas que laten en su coraz?n: las vocaciones sacerdotales. El lema de este a?o, como lo han le?do en el cartel, es ?Aqu? estoy Se?or. ?Qu? debo hacer??, recalcando la invitaci?n a la disponibilidad y la entrega, la misma que movi? a San Francisco Javier, del que celebramos el 500? aniversario de su nacimiento, a entregarse al Se?or.
En esta Eucarist?a pidamos por las vocaciones sacerdotales, para que a la luz de la misi?n, crezcan en su espiritualidad, su formaci?n, su compromiso y testimonio. Por los ni?os y j?venes, para que tengan el valor de preguntarse si Dios no les estar? llamando a la vida sacerdotal y encuentren la fuerza para responderle. Y por las familias, para que sean verdadero semillero en el que se pueda escuchar la voz de Dios.

Monici?n a las lecturas

Escuchemos ahora la Palabra de Dios. Es una invitaci?n a plantearnos en serio lo que quiere Dios de cada uno de nosotros. S?lo quien acoge la Palabra con coraz?n generoso y sin temores, ser? capaz luego de responder en libertad.
Oraci?n de los fieles.

? Por nuestro Papa Benedicto XVI, por nuestro Obispo Bernardo y por todos los sacerdotes, para que siguiendo los deseos de Cristo, sean anunciadores de su Buena Nueva a los hombres y mujeres de hoy. R/S
? Por todos los misioneros, para que a ejemplo de Javier, con su entrega y testimonio sean prolongadores de la obra del Buen Pastor. R/S.
? Por el Seminario, por los formadores, nuestros seminaristas del Mayor y del Menor y los del mundo entero, para que formen una comunidad gozosa de seguimiento a la llamada de Dios, y sean testigos fieles de Jes?s entre los hombres, y misioneros de la Nueva Evangelizaci?n. R/S
? Por los ni?os y j?venes de nuestras comunidades, para que se dejen seducir por la llamada de Jes?s, para que tengan el valor de responder con generosidad dejando a un lado los temores, dudas y miedos. R/S.
? Para que los hogares sean fuente de vida cristiana y los hijos tengan el ambiente adecuado para el nacimiento y desarrollo de su posible vocaci?n al sacerdocio. R/S
? Para que todos nosotros, en este tiempo de Cuaresma que celebramos nos renovemos interiormente y nos sintamos comprometidos en la misi?n de la Iglesia, pidiendo especialmente al Se?or, abundantes vocaciones al sacerdocio. R/S.
Publicado por verdenaranja @ 0:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios