S?bado, 15 de abril de 2006
(EL D?A 14-IV, A. Rever?n) A pesar de que en un principio las investigaciones sobre la causa del incendio que devast? parte del edificio del Obispado en La Laguna apuntaban a un cortocircuito como causa del fuego, un informe t?cnico de fuentes cercanas a la investigaci?n desvela que el inicio de las llamas no se produjo por causas el?ctricas, sino por la proximidad de un aparato reproductor de calor a elementos combustible como papeles, libros o madera.

Seg?n las conclusiones de dicho informe, se desestima el inicio por causas el?ctricas y se constata adem?s que no existen se?ales o vestigios de da?os en los elementos de la red el?ctrica fija, ni tampoco en los port?tiles, que son los restos de la regleta el?ctrica y del calefactor.

La proximidad se?alada anteriormente provoc? que el fuego evolucionara r?pidamente en sentido ascendente, quemando el doble techo situado por encima del punto del inicio, y desde ?ste hacia las zonas m?s alejadas y afectadas de la sede obispal a trav?s del vano o hueco ubicado entre el falso techo de escayola recubierto de ca?izo y sustentado por vigas de madera.

El mismo informe cataloga el siniestro como "incendio simple, sin explosiones, con derrumbe de techos y paredes", pero determina al mismo tiempo que por el tama?o de la superficie afectada se considera como "muy grande".

El estudio macrosc?pico de la instalaci?n el?ctrica de la habitaci?n donde se origin? el fuego establece que no denotaba desperfecto ni elemento extra?o alguno que indujese a pensar en ella ni como origen ni como circunstancia participativa en el desarrollo del incendio, y que una vez examinados los restos de la instalaci?n se observ? en ellos afecci?n externa como consecuencia del calor y las llamas producidas durante el transcurso del fuego.

Este estudio tambi?n destaca que no se apreci? fusi?n de cables el?ctricos, "elemento necesario para la producci?n de un posible cortocircuito, ni se?ales de un posible sobrecalentamiento en la red".

Adem?s, y en relaci?n a las partes da?adas, el informe explica que la parte posterior y m?s interior del edificio, la opuesta a aquella en la que se localiz? el punto de inicio, y como consecuencia de un tiempo de exposici?n m?s prolongado al calor y a las llamas junto a una sofocaci?n m?s tard?a motivada por su ubicaci?n en la parcela, sufri? los mayores da?os por el fuego.

En este sentido, se especifica que mientras la fachada principal se encontraba en principio en buen estado, el resto de la sede del Obispado hab?a sido afectada muy seriamente, y pr?cticamente en su totalidad, por los efectos de las llamas.

En el informe se realiza un resumen de los hechos ocurridos ese d?a desde el momento en el que se detecta el foco del incendio, del que se tiene conocimiento sobre las 11:00 horas del d?a 23 de enero, y sobre las 12:00 se recibe una comunicaci?n telef?nica alertando del suceso a las fuerzas policiales correspondientes.

Desde un primer momento se tuvo conocimiento de que, desde primeras horas de la ma?ana, las personas que se hallaban en la habitaci?n colindante a la del posible lugar de inicio se hab?an percatado de "cierto olor a quemado que en un principio supusieron que proven?a del patio interior, si bien no se pudo encontrar causa que lo justificara ni el lugar exacto de donde proced?a", aunque m?s tarde fue detectado un foco de fuego que se hab?a producido en la habitaci?n del secretario del Obispado, que a su vez era utilizada como archivo y librer?a.

Desde el propio Obispado se mostraban ayer satisfechos por conocer el buen estado de la instalaci?n el?ctrica del edificio, si bien apuntaron que "se deben extremar las medidas de seguridad".
Publicado por verdenaranja @ 15:19
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios