Viernes, 21 de abril de 2006
RM lleva la luz y la vida de la Iglesia a los hoga?res familiares, a los conventos de vida activa o con?templativa -a veces insuficientemente atendidos-, a los que viajan, a los enfermos, a los presos, a los ancianos, a los que viven solos, a los que trabajan o descansan. Llega a pueblecitos alejados, que quiz? s?lo tienen una Misa al mes, y ning?n otro est?mulo exterior cristiano en el resto de los d?as; llega a barrios perif?ricos de grandes ciudades, que apenasreciben de tarde en tarde la visita de un sacerdote o de un catequista.
RM lleva a todas partes, y a cualquier hora del d?a o de la noche, la Palabra divina, la Misa, la Catequesis de ni?os, de adultos, de novios, la Liturgia de las Horas, la oraci?n meditativa, las lec?turas cristianas, el Santo del d?a, las respuestas a con?sultas, la vida eclesial diocesana y universal.(Del Bolet?n de la Asociaci?n Radio Mar?a)
Publicado por verdenaranja @ 23:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios