Mi?rcoles, 26 de abril de 2006
?Una ruta para el anuncio?



ACOGIDA:

Canto: Madre Candelaria (Brotes de Olivos)
Oraci?n: Dios te salve Mar?a?


HECHO DE VIDA:
Nos relata Fray Alonso de Espinosa (Historia de Ntra. Sra. de Candelaria):

?? ciento cinco a?os antes que la Isla fuera de cristianos ni hubiera noticia de evangelio (?). Apareci? en un lugar desierto y muy seco, a la orilla de la mar,junto a una playa de arena que tendr? media legua de largo, a la boca de un barranco, sobre una piedra (?). El como fue descubierta y apareci? pasa as?:
Yendo dos naturales por aquella costa repastando su ganado, habiendo de pasar por aquella playa, llegando el ganado, que por la playa iba derramado, a la boca del barranco, se espant? y, no queriendo pasar, remolinaba. El uno de los pastores, creyendo que su ganado se espantaba porque sent?a gente y pensando que fuesen algunos naturales que le quer?an robar y saltear su ganado, como lo ten?an por costumbre de hurtarse unos a otros, para certificarse pas? adelante, y mirando hacia aquella parte del barranco, vido la santa imagen que estaba en pie sobre una pe?a. (?) le hizo se?as para que se apartase, porque su ganado que remolinaba tuviese lugar de pasar. Pero como la imagen no hiciese
movimiento alguno, ni respondiese palabra, amohinase el pastor y acudi? a sus acostumbradas armas, que eran piedras y, asiendo de una, levant? el brazo, y fuese para amenazarle, o para tirarle con ella. Y as? levant? el brazo, yendo a desembrazar para hacer el tiro, se le qued?, yerto y extendido sin poderlo rodear.

El otro compa?ero, habiendo visto lo que pasaba, (?) lleg?ndose cerca con m?s miedo que verg?enza, tom? una tabona, que es una piedra (?) se hace en rajas y queda con filo como de navaja (?) se lleg? a la imagen para quererle cortar un dedo de la mano, por satisfacer a su ignorancia y ver si sent?a; y poniendo el dedo de la imagen sobre el suyo y comenzando a cortar en ?l, hallase
el necio burlado, porque la herida se daba a si propio en sus dedos, sin hacer da?o a la mano de la santa imagen.(?)


Estos pastores admirados consultan entre s? qu? har?an. Y determinan que ser? raz?n dar dello parte al rey de G?imar, cuyos vasallos eran y en cuyo t?rmino aparec?a la santa reliquia. (?) Saliendo, pues, el rey de G?imar a su Tagoror o plaza de consulta, junta sus vasallos y, d?ndoles parte de lo acontecido, sale de la consulta, que vayan luego a ver lo que era. Llegando el rey con los suyos al lugar donde los pastores dec?an, (?) hayan la imagen en el propio lugar do la hab?an dejado (?). Con todo aquesto propusieron de llevarla a la casa y sitio del Rey, para tenerla all? consigo; (?)

(?) Mas permiti?ndolo Dios as?, para que todos gozasen de la piadosa carga, y la honra y trabajo fuesen com?n, habiendo andado espacio de un tiro de escopeta, poco m?s, con ser la imagen liviana y ellos hombres de muchas fuerzas, fue tanto el peso y carga que los que la llevaban sintieron, que se les fue forzoso parar y pedir ayuda y socorro; y esta es la raz?n, en este propio
lugar, despu?s que la isla fue de cristianos, habiendo sabido este caso, fundaron una peque?a ermita, que llamaron del Socorro (?). Pues, siendo socorridos y ayudados, tornaron a proseguir su camino, hasta llegar a las moradas del rey de G?imar, que eran como a media legua, de donde la santa imagen apareci? en un barranco; y el lugar de su habitaci?n llamaban Chinguaro.


(?) despu?s que las islas de Lanzarote y Fuerteventura se pusieron
debajo del yugo del evangelio y vinieron en poder de los espa?oles (?) sal?an los moradores de ellas en nav?os a saltear y llevar presos y cautivos los que desta isla pod?an haber; y uno de los primeros (si ?l no lo fue) fue un muchacho que a la
boca de un barranco hallaron pescando y, llev?ndolo consigo, lo industriaron en la fe y lo bautizaron, llam?ndolo Ant?n. (?) Al fin ?l vino al reino y t?rmino de G?imar; y como ven?a en traje castellano, y los naturales le vieron, pensando ser de los que sol?an saltear, fu?ronse para ?l con ?nimo denodado: m?s el mozo
Ant?n, habl?ndoles en su lengua y d?ndoseles a conocer, los aplac?.


Recibido, fue a casa del rey (?) lo llev? a donde la santa imagen estaba. Cuando Ant?n la vido, hinc? las rodillas en tierra y poniendo las manos, hace se?as para que todos hagan lo mismo, (?) toma el oficio de predicador y comi?nzales a decir el bien que pose?an, el tesoro que ten?an, la dicha que alcanzaban, la honra que consegu?an en tener tal abogada, tal hu?speda, tal compa?era, tal patrona, tal se?ora en la tierra; porque ?sta es (dici?ndolo en su propia lenguaje): Achmayex, guayaxerax, achoron, achaman, la madre del sustentador del cielo y la tierra?


Trata Ant?n, que no es decente cosa que la santa imagen est? donde
haya trato y tr?fago de gente, porque no se pierda el respeto, m?s que se le busque lugar conveniente, donde la pongan, que sea ella se?ora de su casa, porque as? lo acostumbran los cristianos, que la saben venerar. Y por esto dase orden que, pues hab?a aparecido a la orilla de la mar, la lleven a una cueva que
est? junto a ella, donde sol?an orde?ar sus ganados, y la llaman Achbinico, que los cristianos llamaron despu?s cueva de San Blas. En ?sta la pusieron, con decencia que supieron y alcanzaron.?


DIALOGAMOS:

? ?Conoc?as esta historia?
? ?Qu? te sugiere la respuesta de los guanches?
? ?Qu? te parece la actitud de Ant?n?
? Achmayex, guayaxerax, achoron, achaman ?Los que nos acercamos a la imagen de Candelaria, descubrimos a trav?s de ella lo que Ant?n confes??


TEXTO B?BLICO: Lc 8, 19-21

?Entonces se presentaron su madre y sus hermanos, pero no pudieron llegar
hasta Jes?s a causa del gent?o. Entonces le avisaron: -Tu madre y tus hermanos
est?n ah? afuera y quieren verte. ?l les respondi?: - Mi madre y mis hermanos
son los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en pr?ctica?.

DIALOGAMOS:

? ?Qu? destacar?as de esta escena del Evangelio?
? Para llegar a ser creyente en Jesucristo ?qu? se necesita?
? ?C?mo esta presente en nuestra vida la ?Madre del sustentador del cielo y
de la tierra??
?
COMPROMISO:

Hoy nuestra gente necesita de personas como Ant?n, que no tengan miedo a
anunciar el Evangelio con hechos y palabras ?Qu? compromiso podemos llevar a
cabo? ?Y t??

ORACI?N FINAL:

Canto: ?Anunciamos con poder?
Oraci?n: Se?or Jes?s: ens??ame a ser generoso, a servirte como mereces, a dar
sin medida, a combatir sin miedo a que me hieran, a trabajar sin descanso y a
buscar en todo hacer tu voluntad. Am?n.
Comentarios