Domingo, 11 de junio de 2006
Domingo, 11 junio 2006 ZENIT publica las palabras que dirigi? Benedicto XVI este domingo antes y despu?s de rezar la oraci?n mariana del ?ngelus junto a decenas de miles de fieles y peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano.



?Queridos hermanos y hermanas!

En este domingo que sigue a Pentecost?s celebramos la solemnidad de la Sant?sima Trinidad. Gracias al Esp?ritu Santo, que ayuda a comprender las palabras de Jes?s y gu?a hacia la verdad completa (Jn 14,26; 16,13), los creyentes pueden conocer, por as? decirlo, la intimidad de Dios mismo, descubriendo que ?l no es soledad infinita, sino comuni?n de luz y amor, vida donada y recibida en un eterno di?logo entre el Padre y el Hijo en el Esp?ritu Santo ? Amante, Amado y Amor, por recordar a San Agust?n. De esta manera, nadie puede ver a Dios, pero ?l mismo se ha dado a conocer de forma que, con el ap?stol Juan, podemos afirmar: ?Dios es amor? (1 Jn 4,8.16), ?nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos cre?do en ?l? (Deus Caritas est, 1; 1 Jn 4,16). Quien encuentra a Cristo y entra con ?l en una relaci?n de amistad, acoge la misma Comuni?n trinitaria en la propia alma, seg?n la promesa de Jes?s a los disc?pulos: ?Si alguno me ama guardar? mi Palabra, y mi Padre le amar?, y vendremos a ?l, y haremos morada en ?l? (Jn 14,23).

Todo el universo, para quien tiene fe, habla de Dios Uno y Trino. Desde los espacios interestelares hasta las part?culas microsc?picas, todo lo que existe remite a un Ser que se comunica en la multiplicidad y variedad de los elementos, como en una inmensa sinfon?a. Todos los seres est?n ordenados seg?n un dinamismo arm?nico que podemos anal?gicamente llamar ?amor?. Pero s?lo en la persona humana, libre y racional, este dinamismo se hace espiritual, se convierte en amor responsable, como respuesta a Dios y al pr?jimo en un don sincero de s?. En este amor el ser humano encuentra su verdad y su felicidad. Entre las diversas analog?as del inefable misterio de Dios Uno y Trino que los creyentes tienen capacidad de entrever, desear?a citar la de la familia. Ella est? llamada a ser una comunidad de amor y de vida, en la cual las diversidades deben concurrir a formar una ?par?bola de comuni?n?.

Obra maestra de la Sant?sima Trinidad, entre todas las criaturas, es la Virgen Mar?a: en su coraz?n humilde y lleno de fe Dios se prepar? una digna morada, para llevar a cumplimiento su misterio de salvaci?n. El Amor divino hall? en Ella correspondencia perfecta y en su seno el Hijo Unig?nito se hizo hombre. Con confianza filial dirij?monos a Mar?a, para que, con su ayuda, podamos progresar en el amor y hacer de nuestra vida un canto de alabanza al Padre por medio del Hijo en el Esp?ritu Santo.

[Traducci?n del original italiano realizada por Zenit. El Santo Padre salud? a continuaci?n a los peregrinos en seis idiomas. Estas fueron sus palabras en espa?ol:]

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua espa?ola, especialmente a los fieles de las parroquias: Nuestra Se?ora de Sonsoles, de Madrid; Nuestra Se?ora de la Soledad, de Torrej?n de Ardoz; Santa Joaquina Vedruna, de Barcelona; a los alumnos del Colegio Sant Josep, de Reus, y a los miembros de la Obra de la Iglesia. Que el amor de Dios, manifestado en el misterio de la Sant?sima Trinidad, os impulse a dar en todo momento un testimonio coherente de caridad. ?Feliz domingo!
Publicado por verdenaranja @ 21:59  | Habla el Papa
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios