Mi?rcoles, 14 de junio de 2006
13 de Junio

LAS BIENAVENTURANZAS SIGUEN VIVAS

DE LOS ESPOSOS CRISTIANOS



Bienaventurados vosotros, esposos cristianos,
que sab?is ser pobres en el esp?ritu,
que no hac?is depender la felicidad de la cuenta bancaria,
del coche m?s lujoso o de la casa m?s grande.

Bienaventurados los esposos
que afront?is con valor las aflicciones y las pruebas
y que no perd?is la confianza de que el Se?or
seguir? acord?ndose de vosotros.

Bienaventurados los esposos llenos de mansedumbre,
que sab?is escuchar y perdonar,
que en las diferencias os acog?is con paciencia,
y que no perd?is nunca el humor.

Bienaventurados los esposos
que ten?is hambre y sed de justicia,
que abr?s las puertas y los corazones
a los peque?os problemas del vecino
y a los grandes problemas del mundo.

Bienaventurados los esposos llenos de misericordia,
que os dais cuenta de las heridas y las fatigas de los hermanos
y que os deten?is a curarlas pagando de vuestro bolsillo,
que sab?is abrir la puerta y preparar la mesa
a los amigos y tambi?n a los pobres.

Bienaventurados los esposos puros de coraz?n
que os entreg?is uno a otro sin secretos el cuerpo y el alma,
que intent?is cada d?a deciros todo,
y que acog?is la vida como signo del amor del Creador.

Bienaventurados los esposos constructores de paz,
la de la familia y la del mundo,
que en cada conflicto busc?is el di?logo,
que no pens?is resolver los problemas
a partir de la raz?n del m?s fuerte,
y que educ?is a los hijos sin levantar vallas entre vosotros y ellos.

Bienaventurados vosotros si logr?is realizar en vuestra vida
al menos un poco de lo que os ense?a el evangelio:
y, si sucede que os llaman anticuados o necios, precisamente entonces
es cuando vuestra vida agrada m?s al Se?or.
Publicado por verdenaranja @ 0:07
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios