Jueves, 15 de junio de 2006
15 Jun. 06 (ACI).- Durante la Misa que celebr? esta noche en Roma con ocasi?n de la Fiesta del Corpus Christi, el Papa Benedicto XVI se?al? ante miles de fieles reunidos en la Plaza de San Juan de Letr?n que la instauraci?n de la Eucarist?a por el Se?or Jes?s es el acontecimiento central del mundo y de cada persona.

En una profunda homil?a, cargada de ricos conceptos teol?gicos y s?mbolos, el Pont?fice record? que la historia de Dios con los hombres est? recogida en las palabras con la cual Jes?s instituy? la Eucarist?a en el Cen?culo.

El gesto de Jes?s ?es el acontecimiento central de la historia del mundo y de la historia personal de cada uno?. A trav?s de los signos del pan y del vino ?Dios se dona completamente al hombre?, dijo el Santo Padre, para destacar luego que la Eucarist?a es ?el alimento de los pobres a quienes el Se?or ha dirigido en primer lugar su cercan?a?.

El Papa record? tambi?n que el pan es el fruto de la fatiga del hombre, pero tambi?n ?de la intervenci?n del cielo que env?a la lluvia?; y es por tanto ?tambi?n un don que presupone una sinergia entre el cielo y la tierra, un don que se aprecia especialmente en este tiempo en el que la desertificaci?n amenaza extensos territorios en el mundo?.

?El peque?o pan de los pobres es la s?ntesis de la creaci?n?, dijo el Pont?fice, ya que ?toda la creaci?n aspira m?s all? de sus propias fuerzas?, pues ?tiende hacia la unificaci?n con su Creador?.

Benedicto XVI destac? sin embargo, que el pan, ?fruto de tantos granos triturados, esconde tambi?n el misterio de la pasi?n: s?lo a trav?s del morir viene el resurgir, y s?lo el Dios que muere nos conduce a la vida?.

El pan eucar?stico, explic? adem?s el Santo Padre, es tambi?n s?mbolo de unidad: ?el pan es el fruto de la uni?n de muchos granos. Tambi?n los cristianos, de los muchos que somos debemos convertirnos en un solo cuerpo?.

Por otro lado, el vino, sigui? el Pont?fice, expresa la exquisitez de la creaci?n, la alegr?a que Dios quiere ofrecernos al final de los tiempos. Pero ?al mismo tiempo, el vino tambi?n nos habla de la Pasi?n: s?lo cuando se poda la vid, lleva mucho fruto?.

Al concluir su homil?a, el Papa Benedicto XVI dirigi? una oraci?n para que Dios sea quien gu?e al hombre y a la historia del mundo ?reuniendo a la Iglesia y a la humanidad lacerada?.

Finalmente, poco antes de iniciar la procesi?n eucar?stica a lo largo de la V?a Merulana, que congreg? a miles de fieles, el Sumo Pont?fice se refiri? al simbolismo de la procesi?n explicando que el seguir a Cristo hecho Eucarist?a, ?compromete a la comunidad cristiana a hacerse, ella misma, don y servicio, a convertirse en testimonio vivo?.
Comentarios