Domingo, 18 de junio de 2006
Ofrecemos a continuaci?n la carta del P. ?lvaro Corcuera, L., director general de los Legionarios de Cristo y del Movimiento de apostolado Regnum Christi, despu?s de la audiencia particular con el Sano Padre Benedicto XVI el 16 de Junio de 2006.



?Venga tu Reino!


Roma, 16 de junio de 2006


A los Legionarios de Cristo
y a los miembros del Movimiento Regnum Christi


Muy estimados en Jesucristo:

Como en tantas ocasiones a lo largo de nuestra historia, Jesucristo nuestro Se?or nos ten?a reservadas gracias especiales en este mes, en el que veneramos de modo tan entra?able su Sagrado Coraz?n.

En esta ocasi?n deseo comunicarles una bendici?n muy especial que hemos recibido el d?a de hoy. Esta ma?ana, en efecto, tuve la inmensa dicha de ser recibido en audiencia particular por Su Santidad Benedicto XVI.

Como es su costumbre, el Papa se mostr? particularmente afectuoso y paternal, y me asegur? que en estos momentos ?l est? muy cerca de la Legi?n y del Regnum Christi.

Por mi parte, no s?lo le expres? de palabra la m?s total adhesi?n de la Legi?n y del Regnum Christi a su persona y ministerio, sino tambi?n, interpretando los sentimientos, tan profundamente animados de fe, que han manifestado en todas las cartas que han escrito en estos d?as, me permit? entregar al Papa la nota adjunta.

El Santo Padre, con delicada y paternal benevolencia, me pidi? transmitirles su cercan?a, sus oraciones y su bendici?n.

Como podemos constatar, Dios nuestro Se?or no deja de manifestarnos de m?ltiples maneras su infinito amor, y la ?nica forma de responder a ese amor es redoblar nuestro esfuerzo por colaborar con el Esp?ritu Santo en nuestro camino de santificaci?n. S?lo si somos santos, podremos llevar adelante nuestra misi?n apost?lica. Y s?lo seremos santos, si vivimos el precepto del amor hasta las ?ltimas consecuencias. Hoy m?s que nunca debemos ser cristianos de nombre y de hecho, realizando en nuestras vidas el mandato de la caridad.

Que la Sant?sima Virgen Mar?a nos alcance la gracia de ser, como Ella, generosos en nuestra entrega total a Jesucristo y al carisma que ?l nos ha querido donar para bien de la Iglesia.

Con un recuerdo y gratitud muy especiales ante la Eucarist?a, quedo de todos ustedes afect?simo servidor en Jesucristo,



?lvaro Corcuera, L.C.

LEGIONARIOS DE CRISTO
Comentarios