Viernes, 23 de junio de 2006
La edici?n m?s internacional del d?a m?s importante en el calendario festivo de la Villa no defraud? a los miles de vecinos y visitantes que recorrieron sus calles para deleitarse con estas obras de arte nacidas para existir unas horas.


(EL D?A, 23 - VI, Ra?l S?nchez, La Orotava) La edici?n m?s universal de la historia del Corpus Christi de La Orotava quedar? grabada para siempre en la memoria colectiva de los villeros. Nunca antes se unieron el arte ef?mero nacido a la sombra del Teide con la expresi?n, tan familiar y tan distante a la vez, de los alfombristas llegados de lugares tan dispares y dispersos como T?bet, Alemania, Jap?n, B?lgica, M?xico o Italia. Por primera vez, en un paseo por el casco orotavense, fue posible disfrutar con los tapices de Puenteareas (Galicia), Sitges (Barcelona), Arucas (Gran Canaria) y Arrecife (Lanzarote), al tiempo que se elevaba la vista para admirar las espectaculares "alfombras verticales" venidas de Mazo (La Palma). Fue una edici?n hist?rica y no defraud?.

El eco de las oraciones de los monjes tibetanos, autores de un mandala dedicado a la compasi?n, reson? por las calles villeras, al tiempo que miles de personas asist?an a la elaboraci?n de unas obras de arte nacidas para existir s?lo unas horas. Este arte ef?mero, protagonista del congreso que se desarroll? el martes en La Orotava, aspira a convertirse en Patrimonio de la Humanidad y, con ese fin, todos los pueblos participantes se plantean crear una asociaci?n internacional que haga realidad este anhelo.

El alcalde villero, Isaac Valencia, destac? la importancia de esta festividad religiosa que, a su juicio, permite que el municipio "tenga ya un protagonismo a nivel mundial".

La tradici?n de las alfombras, enriquecida en 2006 con las aportaciones de culturas provenientes de doce lugares del mundo, goza de una excelente salud. La presencia de centenares de ni?os y j?venes entre los alfombristas da fe de ello. Hasta 46 menores participaron ayer en la creaci?n de un ?nico corrido de flores.

La asistencia del obispo de Tenerife, Bernardo ?lvarez, y el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, contribuy? a dar mayor esplendor y solemnidad al acto religioso que puso punto y final al Corpus Christi 2006. Entre los restos de una fiesta irrepetible, la certeza de que un pueblo crece y se hace mejor cuando decide abrirse al
Publicado por verdenaranja @ 9:40  | Noticias de religi?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios