Domingo, 16 de julio de 2006
Jul. 06 (ACI).- En el primer ?ngelus que preside este a?o desde Valle d?Aosta, donde se encuentra de descanso, el Papa Benedicto XVI record? la fiesta de la Virgen del Monte Carmelo e invit? a los cristianos a recuperar el sentido de la oraci?n en el silencio.

?Por una feliz coincidencia, el domingo de hoy cae 16 de julio, d?a en el que la liturgia recuerda a la Santa Virgen Mar?a del Monte Carmelo?, dijo el Pont?fice.

?El Carmelo ?describi?-, alto promontorio que se yergue a lo largo de la costa oriental del Mar Mediterr?neo, a la altura de Galilea, tiene en sus faldas numerosas grutas naturales, preferidas por los eremitas. El m?s c?lebre de estos hombres de Dios fue el gran profeta El?as, que en el siglo IX antes de Cristo defendi? en?rgicamente de la contaminaci?n de los cultos idol?tricos la pureza de la fe en e Dios ?nico y verdadero?.

El Papa explic? luego que ?inspir?ndose en la figura de El?as, ha surgido la Orden contemplativa de los Carmelitas, familia religiosa que incluye entre sus miembros a grandes santos como Teresa de ?vila, Juan de la Cruz, Teresa del Ni?o Jes?s y Teresa Benedicta de la Cruz (en el siglo, Edith Stein)?.

?Los Carmelitas ?continu?- han difundido en el pueblo cristiano la devoci?n a la Santa Virgen del Monte Carmelo, present?ndola como modelo de oraci?n, de contemplaci?n y de dedicaci?n a Dios?.

Benedicto XV concluy? orando: ?A la Reina del Monte Carmelo deseo hoy confiar a todas las comunidades de vida contemplativa difundidas en el mundo, de manera especial las de la Orden Carmelita?.

?Que Mar?a ayude a cada cristiano a encontrar a Dios en el silencio de la oraci?n?, concluy?.
Comentarios