Lunes, 17 de julio de 2006
DOMINGO XVI DEL TIEMPO ORDINARIO
23 DE JULIO DE 2006


MONICI?N DE ENTRADA

Nos reunimos guiados por nuestro Dios, el Pastor de nuestras almas y de nuestras vidas, aquel que dio su vida por nosotros y que nos invita cada d?a a superarnos y a seguir caminando, sin quedarnos atrapados por los aparentes fracasos o cansancios. ?l camina a nuestro lado y su preocupaci?n y cuidado son siempre manifiestos y seguros.

Que hoy, nuestra alabanza y acci?n de gracias nos lleve a la responsabilidad y al compromiso.

ACTO PENITENCIAL.

Ante la misericordia de Dios, abrimos nuestro coraz?n:

- T?, el justo y misericordioso. SE?OR, TEN PIEDAD.
- T?, que respetas nuestra libertad y aguardas la hora de nuestra conversi?n. CRISTO, TEN PIEDAD.
- T?, que siempre tienes paciencia con nosotros. SE?OR, TEN PIEDAD.

MONICI?N A LA PALABRA DE DIOS

Escuchemos ahora la Palabra que hoy nos regala Dios. En ella se nos recuerda que no caminamos solos, que ante las dificultades y los baches del camino, est? la mano tendida y cuidadosa de Dios con cada uno de nosotros. Solo hace falta levantar la mirada y verle caminando a nuestro lado. Escuchemos.


ORACI?N DE LOS FIELES.

Oremos ahora al Padre, asistidos por el Esp?ritu Santo, que sabe lo que de verdad nos conviene.

1. Por la Iglesia universal, para que el Esp?ritu Santo haga de Ella instrumento de gracia y de perd?n. ROGUEMOS AL SE?OR

2. Por todos los que en la Iglesia desempe?an alg?n ministerio, para que desarrollen su trabajo con coraz?n paciente y misericordioso. ROGUEMOS AL SE?OR.

3. Por los creyentes, para que sepamos respetarnos mutuamente y trabajemos juntos por un mundo m?s humano. ROGUEMOS AL SE?OR.

4. Por los que ejercen el poder pol?tico, social o econ?mico, para que lo pongan al servicio de la justicia, la paz y el progreso de todos. ROGUENOS AL SE?OR.

5. Por todas las comunidades cristianas, es especial por la nuestra, para que nos esforcemos en crecer siempre desde el encuentro personal con Cristo. ROGUEMOS AL SE?OR.

Se?or, escucha la plegaria de nuestros labios. Danos tiempo para que tu Palabra madure en nosotros. Por Jesucristo Nuestro Se?or.
Publicado por verdenaranja @ 11:22  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios