S?bado, 22 de julio de 2006

Artículo en el que se cuenta cómo llegó a la iglesia de San Marcos de Icod la Cruz de Plata en filigrana mayor del mundo, publicado en el programa de Semana Santa de esta iglesia en 1999 por el historiador Don Eduardo Espinosa de los Monteros y Moas.


"...una cruz de plata de filigrana grande..."

Eduardo Espinosa de los Monteros y Moas



María Magdalena de Évora y el licenciado Gonzalo Báez Borges de Evora (1) nombraron primeros patronos de la capilla de La Magdalena al licenciado Don Nicolás Esteves Borges (2), "dean de la ss" Yglesia Catedral de cuba calificador y comisario del santo tribunal de la ingq"" provisor y bicario g de la isla de la Habana", y a Doña Magdalena de Evora Infanta de Pineda, sus sobrinos y primos hermanos.

El primer patrono de la capilla, al tiempo de su muerte, dió poder para hacer su testamento al Doctor Don Juan Saenz de Mañozca, "Obispo de la ss" Yglesia catedral de cuba e ysla de la Havana", y al maestre de campo Don Francisco de Avila Orejón y Gastón, gobernador y capitán general de la isla de Cuba, ante Domingo Fernández, escribano público de la ciudad de la Habana, el día 10 de diciembre del año 1.664 (4), e hizo también una memoria testamentaria que dejó en poder de aquel escribano, "su ff en dies de disiembre de mil y ss°` y sesenta y quatro años"(5), la cual fué incorporada al testamento que hicieron los comisarios el día 25 de abril del año 1.665 (6).

En la memoria hizo mandas a sus deudos y dispuso que las que dejó a la iglesia de San Marcos y a los conventos de San Bernardo, San Agustín y San Francisco se remitieran al licenciado Gonzalo Báez Borges de Evora a fin de que las entregase a sus dueños.
El día 28 de mayo del año 1.665, el licenciado Gonzalo Báez y Doña Magdalena de Evora Infanta de Pineda, viuda del Doctor en Medicina Don Francisco Escudero, otorgaron una escritura en que consta el poder ilimitado que dieron al Obispo de Santiago y al Capitán General de la isla para que percibieran y remitiesen a Tenerife la parte que les tocare de la venta y los alquileres de una casa que quedó por muerte del capitán de a caba¬llos Diego González Borges, familiar y receptor del Santo Oficio de la ciudad de San Cristobal de la Habana (7), y los legados de 500 pesos que hizo a cada uno Don Nicolás Esteves, su primo hermano, "dean electo que fue de la ss" yglesia de cuba comissario del santo off".

Báez Borges pidió a los podatarios que "los Blandones de plata y la manda de la cruz de plata mitra baculo caliz Binajeras y salvilla Pontificiales con todo lo a ello tocante", que el deán ordenó por su memoria testamentaria que se le remitiesen, se sirvieran enviar la cruz y los blandones bajo su resposabilidad y lo demás a cuenta y riesgo de quienes lo habían de haber con objeto de entregarlo a cada parte, como lo mandó el testador.

Los otorgantes querían que todo lo que se les remitiere viniera en cabeza de ellos y por su ausencia u otro caso o por impedimento de entrambos en la del capitán Don Marcos de Aguiar y Evora Borges y Guzmán, su sobrino (8).

El licenciado Gonzalo Báez no hizo mención en la escritura, ni de la mitra bordada de flores de primavera que el deán quiso que se entregara al prior del convento de San Agustín para que sirviera a la imagen del santo Patriarca (9), ni de la blanca de lana que deseó se pusiese en manos del padre guardián del monasterio de los franciscanos.

La mitra que citó en ella es la preciosa de esmeraldas y perlas que legó el deán al convento de las monjas para que sirviera de adorno a la imagen de San Bernardo, al cual dejó también para el mismo fin el báculo abacial a que se refirió Báez Borges, que era de plata dorada, una capa magna y una muceta carmesí (10).

El capitán de infantería del tercio de Ycode Don Marcos Esteves Borges, hermano de "el h° Don Nicolas esteves borxcs dean electo que fue de la ss'" yglesia catedral de santiago de cuba comisario del santo off", concedió otro poder pleno a Saenz de Mañozca y a Avila Orejón, el día 31 de mayo del año 1.665, para que mandaran que se le remitiera a esta isla un legado de 8.000 pesos que le dejó su hermano por la memoria testamentaria que hizo, con la parte que le correspondiere de los alquileres y la venta de la casa que quedó por fallecimiento del capitán Diego González Borges y otras cantidades "si acaso le pertenesieren en el testam'° que sus señorias an de otorgar del dho Don nicolas esteves", las cuales habían de venir por su cuenta y riesgo y en cabeza suya y por su ausencia, muerte o impedimento en la del licenciado Gonzalo Báez Borges (11).

En Ycod no se sabía todavía que las personas apoderadas especialmente por Don Nicolás Esteves para que hicieran su testamento lo habían otorgado el día 25 de abril, pues su hermano les suplicó que le enviaran otras cantidades "si acaso le pertenesieren en el testam'" que sus señorias an de otorgar del dho Don nicolas esteves".

El licenciado Gonzalo Báez Borges y su madre dijeron en la escritura de fundación de vínculo que Don Nicolás Esteves fué deán de la catedral de Santiago de Cuba, pero el propio Báez Borges, Doña Magadalena de Évora y el capitán Don Marcos Esteves dijeron en las de poder que había sido deán electo de la catedral santiaguera.

El fundador de la capilla de La Magdalena hizo codicilo el día 16 de junio del año 1.666. En una cláusula manifestó que era su voluntad que, si falleciere, cada iglesia hubiera los legados que les hizo "el 1`'" Don nicolas esteves borges su primo dean de la ss'" yglesia de cuba" e hicieran las diligencias necesarias para conseguir que se les remitieran que siendo preciso hacía dejación voluntaria del derecho que tenía a que se enviasen a él.

En otra disposición dijo que quería que la cruz "q asimismo dexo el dho dean su primo para este lugar" se remitiera al capitán Don Marcos Esteves "p" que aga lo que ordeno el dho su ermano" y suplicó "a su Yll"'° el s' obispo de la Habana y a su s el sa General de ella" que mandaran despachar con la brevedad que se pudiere la cruz, los blandones de plata, el legado de 500 pesos y lo que se le debiere de la herencia del capitán Diego González Borges.

En la misma cláusula expresó que quería que todo se remitiera al capitán Don Marcos de Aguiar y Évora Borges y Guzmán, su sobrino y heredero, y por su ausencia, muerte u otro impedimento al capitán Don Alonso de Molina y Fonseca (12) "p que lo aya q" le tocare con declarass" que los blandones an de ser p" la capilla de la madalena suya", y para que cualquiera de los dos pudiera dar poder a otro u otros para la cobranza de los bienes, después de su fallecimiento (13).

...lo que ordeno el dho su ermano" o por lo menos una de las cosas que ordenó quedó registrado en la cláusula número veinticuatro de la memoria que hizo. En ella declaró que había encargado hacer una cruz de plata al orfebre barbastrino Gerónimo de Espelloza y Vallabriga y quería que se acabara y se remitiese al lugar de Ycod, su primera patria, y se colocara en la capilla de La Magdalena (14).

"... seis blandones de plata que dejo hechos"

El cáliz dorado, las vinajeras y la salvilla, que eran también de plata sobredorada, y los dos pontificiales: uno blanco y otro morado, los legó el deán a la parroquia.

El doctor Don Miguel Pérez de Amara], el licenciado Salvador Pérez de León, beneficiados de la iglesia de San Marcos, y el licenciado Manuel Lorenzo Llanos, mayordomo y administrador de los bienes y rentas de la fábrica parroquial, pidieron al provisor, visitador y vicario general del obispado (15), que les diese licencia para otorgar poderes a las personas que conviniere con objeto de que pudiesen cobrar la plata labrada y los ornamentos sobredichos por cuanto "el s' dean D nicolas estebes borges Provisor vicario gl Benefisiado y comisario del s'' oficio que fue de la ysla de la havana" mandó por su memoria testamentaria que se remitiesen al licenciado Gonzalo Báez Borges de Evora a fin de que los entregase a la iglesia parroquial y éste quiso en una cláusula codicilar que cada iglesia procurase que se les remitieran los legados que les hizo su primo hermano.

El visitador proveyó y mandó en la villa de La Orotava, el día 3 de julio del año 1.666, que los otorgasen a personas fieles, puntuales y de toda satisfacción y en su virtud percibiesen las mandas que "el Idi Don Nicolas Esteves Vorjes Dean que fue de la santa yg" de cuba dejo por su testamento a la dha yg' parroquial".

Los presbíteros lo dieron, tres días después, al capitán Don Bernabé González Borges de Evora y Guzmán, que se había avecinado en la ciudad de La Habana (16), y al alférez Juan del Hoyo, vecino del lugar de Garachico, que estaba de viaje para aquella ciudad, a fin de que los cobrasen y los remitieran a Tenerife y viniendo a esta isla cl alférez Juan del Hoyo en viaje de vuelta los pudiera traer bajo la responsabilidad de los primeros (17).

Las preseas que dejó a la iglesia de San Marcos "el Señor Don Nicolas esteves Borges Dean que fue de la santa Iglesia de Cuba en las Indias" y otras que le había enviado anteriormente fueron inventariadas en el año 1.673. Algunas habían sido transmutadas en otras, como "un paño de Atril de tela de oro blanca con Guarnición de oro", que fué "convertido en frontal", "una capa blanca de tela de oro", la cual "convirtiose en frontal" y "un frutero de pita de Indias que dejo el dho sr Dean", el cual "convirtiose para pulpito". Se inventariaron también tres casullas de tafetán doble moradas con guarnición de plata y un ornamento de chaúl blanco con guarnición de oro, casulla, dalmáticas, estolas y manípulos "que se hicieron de lo que dejo a esta Iglesia el dho Señor Dean".

En la margen de una página del inventario que se hizo en el año 1.701 se escribió que una casulla de tela de oro blanca que dejó el deán se consumió.

En el que se hizo en el año 1.726 se advirtió que a una de las vinajeras sobredoradas "que inbio a esta yglesia de la habana el S` Dean Don Nicolas esteves Borges" le faltaba la asilla y a ambas los rematillos de las tapaderas, que los robaron según dice el que se hizo en el año 1.731. En éste se anotaron seis cálices, dos sobredorados, uno de los cuales era el que "dio a esta yglesia el señor Dean D" Nicolas estev es vorges obispo electo qe fue de la havana" (18)

Saenz de Mañozca y Ávila Orejón otorgaron el testamento del licenciado Don Nicolás Esteves Borges el día 25 de abril del año 1.665. En una cláusula ordenaron que se pagase a sus herederos lo que se les debiese y éstos mandaran personas a la cobranza.

Doña Magdalena de Evora Infanta de Pineda, hija única y heredera de Lucía Magdalena de Evora, sucesora del capitán de a caballo Diego González Borges, apoderó al capitán Don Bernabé González Borges de Evora y Aguiar y al alférez Juan del Hoyo, el día 27 de julio del año 1.666, para que pudieran recibir y cobrar de los tenedores y depositarios de los bienes que dejó Don Nicolás Esteves, "dean eleto de la santa yglesia de cuba probisor y comisario del s"' ofisio que fue de dha siudad de la habana", lo que le correspondiere de la parte de la herencia del capitán Diego González Borges que no se había dividido todavía, la parte de la casa que se había de vender y el legado de 500 pesos y remitirle todo a Tenerife por cuenta y riesgo de ella.

María Magdalena de Evora por sí y por el licenciado Gonzalo Báez Borges, su hijo, ya difunto, dió otro poder ilimitado a su sobrino y al alférez Juan del Hoyo para que pudieran haber y cobrar de los tenedores y las personas en quienes se depositaron los bienes que dejó el licenciado Don Nicolás Esteves, "dean de la santa yglesia de cuba probisor y comisario del Santo ofisio de la dha siudad de la habana", el resto de la herencia del capitán Diego González Borges, lo que le perteneciere de los alquileres y la venta de la casa, los legados de 500 pesos que les hizo el deán y los seis blandones de plata que éste dejó hechos y enviar todo a esta isla guardando la orden que les dieren los capitanes Don Marcos de Aguiar y Evora y Don Alonso de Molina y Fonseca, sus sobrinos, a quienes debían venir remitidos.

En una carta que escribió el deán al licenciado Gonzalo Báez Borges, el día 8 de enero del año 1.663, le comunicó que los ciriales, que eran iguales a los de su iglesia, y la demás plata labrada que le había pedido se los enviaría en la primera ocasión que se le of eciere (19), conque el fundador de la capilla le pidió los blandones después de aquella fecha.

El licenciado Don Nicolás Esteves dejó al capitán Don Marcos Esteves Borges, su hermano, una manda de ocho mil pesos de a ocho reales cada uno en la memoria testamental. El obispo de Cuba y el capitán general de la isla mandaron en el testamento del deán que se pagara aquella cantidad y que el legatario enviase un documento en que constase el poder que daba a otro u otros para que en su lugar y representándole pudiera cobrarla.

Don Marcos Estevcs dió asimismo un poder llenero, el mismo día que su tía y su prima, al capitán Don Bernabé Borges de Aguiar y Guzmán y al alférez .Juan del Hoyo (20) para que percibieran y le remitiesen los 8.000 pesos que le legó su hermano, "dean electo que fue de la santa yglesia de cuba probisor y comisario del santo otisio de dha siudad de la habana", y la parte de los alquileres y del precio en que se vendiere la casa, que le tocaba en calidad de uno de los tres herederos que quedaron de Ana Borges, su madre, hermana del capitán Diego González Borges (21).
Los poderhabientes habían de percibir también de los depositarios y tenedores de los bienes del deán la cruz de plata grande "en que me nonbro por patrono de ella el dho mi hermano". El licenciado Gonzalo Báez Borges había mandado en el codicilo que se le remitiese para que, según dijo en la misma escritura de poder, "cunpliese con lo mandado por el dho mi hermano segun consta de la dha memoria que asi otorgo el dho mi hermano" (22). El capitán Don Bernabé Borges de Aguiar y Evora la recibió en La Habana de uno de los depositarios de los bienes en el mes de junio del año 1.668 (23).

Doña Magdalena de Evora y el capitán Don Marcos Esteves dijeron otra vez que el licenciado Don Nicolás Estevcs era deán electo de la catedral de Cuba y en cambio Maria Magdalena de Evora, que otorgó la escritura de poder el mismo día que su sobrinos, dijo que era deán. El segundo dijo que era deán en una escritura de obligación e hipoteca que otorgó el día 16 de febrero del año 1.667 y en una letra de cambio que libró al capitán Don Bernabé de Aguiar Borges y Guzmán y al alférez Juan del l Joyo, que ya tenían en su poder el dinero de la cobranza de su hermano, a favor de un regidor de la ciudad de La Habana, el día 14 de mayo del año dicho (24).

En las distintas escrituras dijeron los otorgantes que era deán electo o deán de la catedral de Santiago, pero una vez siquiera que fuera obispo electo de La Habana, como escribieron en la
margen de su partida de bautismo y en el inventario que se hizo en el año 1.731. El deán no podía tener nombramiento real de obispo de La Habana por cuanto la única catedral que había en Cuba era la de Baracoa, creada por S.S. León X y trasladada a Santiago en el año 1.522, cuyo obispo tuvo y ejerció jurisdicción espiritual en toda la isla hasta el año 1.786 en que S.S. Pío VI erigió la parroquial de La Habana en catedral (25).

Las escrituras de poder otorgadas por sus familiares y los beneficiados de la iglesia de San Marcos y los inventarios que se hicieron de las preseas que remitió a la parroquia prueban que el Rey le hizo merced del deanato de la catedral de Cuba, pero no se infiere de ellos que hubiera sido puesto en posesión de la dignidad de deán.

En la lámpara de plata que mandó en la memoria que se hiciera y remitiese al convento de Nuestra Señora de Candelaria, y que se hizo en el año 1.665, se grabó que era deán de la iglesia de Cuba, pero esto tampoco es una prueba de que hubiera tomado posesión de la dignidad para la que fué elegido (26).

El capitán Don Marcos Esteves, a quien su hermano nombró patrono de la cruz y el licenciado Gonzalo Báez Borges quiso por su codicilo que se le remitiese a fin de que hiciera "lo que ordeno el dho su ermano", fué sepultado en la capilla de La Magdalena el día 3 de mayo del año 1.693. En la margen de la partida de defunción se acotó que hizo declaración ante Fray Gonzalo de Alfaro, notario público (27), mas se desconoce lo que dispuso acerca de la cruz y su patronazgo por no hallarse los documentos que autorizó y custodió el religioso franciscano ni existir copia de la memoria en el archivo de la casa de Aguiar.

Esteves quiso que la cruz, "q asimesmo dexo el dho dean.... para este lugar....", se remitiera al lugar de Ycod, su primera patria, y se colocase en la capilla de La Magdalena, que había sido fabricada por su tía María Magdalena de Evora en el claustro del convento franciscano con el caudal procedido de los 21.000 ducados que el capitán de coraceros Diego González Borges, su hermano, le dejó en su testamento.

¿Desde cuando está la cruz de plata en la iglesia de San Marcos?. En las cuentas de fábrica del año 1.814 se apuntó una partida de 110 reales antiguos que costó la "composicion de la Cruz de plata, incensario, y naveta, y limpiarlo todo en el mes de Marzo de dho año de 1814". No parece que la cruz que se reparó y se limpió fuera una grande de plata que servía para la manga, sino la que labró Jerónimo de Espelloza. La circunstancia de no haberse determinado de modo preciso que fuera aquélla y la de haberse escrito la letra inicial con mayúscula, denotando que era una cruz archinotable, nos inclina a creer que la cruz estaba colocada en la parroquia con anterioridad al año 1.814.


NOTAS:

(1) El licenciado Gonzalo Báez Borges era hijo de Melchor Díaz Delgado y de María Magdalena de Evora. Fué bautizado el día 20 de enero del año 1.599 (Archivo de la iglesia de San Marcos: Libro 1, folio 98 vuelto).

(2) Don Nicolás Esteves era hijo de Antonio Esteves y de Ana Borges. La partida de bautismo dice: "En este dho dia yo el ball' gaspar de illada hdo baptise a Nicolás hijo legitimo de Antonio Esteves y de Ana Borges fueron padrinos el cap" blas de areola y jti' de Aguiar t` olio y chrisma". En el margen se puso una acotación debajo del nombre del bautizado que dice: "el s' dean de Cuba obispo clero de la havana". Fué bautizado el día 18 de octubre del año 1.617 (Archivo de la iglesia de San Marcos: Libro 2. folio 163 vuelto.

(3) Doña Magdalena de Evora era hija de Juan de Pineda y de Lucía Magdalena de Evora.

(4) A.H.P.S.C.T.: Libro 2.528, folio 163 vuelto.
(5) En el mismo protocolo, hoja 74.
(6) En el mismo protocolo, hoja 96.
(7) El capitán Diego González Borges "que lo era de la xente de a caballo de la ciudad de la habana e yndias de Castilla y familiar del ss" off" de la ynq""" era hijo de Gonzalo Báez y de Magdalena de Evora y hermano de María Magdalena de Evora, Lucía Magdalena de Evora, Ana Borges e Inés de Evora, mujer de Salvador Pérez Aguiar, a quienes instituyó por herederas.

(8) A.H.P.S.C.T.: Libro 2.528, folio 115 vuelto.
(9) La imagen de San Agustín para la que dejó al convento la mitra era la antigua. 1,a que está colocada ahora en la iglesia es del siglo XVIII. Un documento que tiene fecha de 30 de junio de 1.756 dice que "la nueba Ymagen que ahora se benera" se sacó en procesión con todo el clero "de el extremo del Lugr que es la hermita de angustias" a la iglesia de San Marcos, convenientemente adornada para la entrada de la imagen. y se pasó de esta iglesia a la del convento (Documento hallado por el Doctor en Bellas Artes Don Estanislao González y González en el Archivo Histórico Provincial, dentro del libro 2.699).

(10) La capilla mayor de la iglesia del convento, en cuyo retablo se colocó la imagen de San Bernardo, no la fabricó el capitán Don Domingo Alfonso de Albarnaz Gallegos y Soto, como dijo, cayendo en un error, el autor de este trabajo en otro que se publicó en la Revista del Patrimonio Histórico-Religioso de Ycod. editada por la Comisión de Semana Santa en el año 1.992. En una cláusula del testamento que hizo el 7 de diciembre de 1.657, un dia antes de morir, declaró que "como tal patrono tengo obligasion y es mi boluntad de haser la capilla m"' de el Conv'"de monxas del s"' san bernardo de este lugar p' que tengo los materiales o la in" parte de ellos juntos indo que mis erederos dentro de dos años llagan dha capilla que asi es mi boluntad".

(11) A.H.P.S.C.T.: Libro 2.528. hoja 117.
(12) El capitán Don Alonso de Molina era marido de Doña María de Aguiar Borges y Guzmán, hija de Gaspar Luis de las Socas y de Juana de Aguiar y Guzmán, sobrina carnal del licenciado Gonzalo Báez Borges.
(13) A.H.P.S.C.T.: Libro 2.528, folio 62 vuelto.
(14) Leandro Romero Estébanez: "Orfebrería habanera en las Islas Canarias". La Habana, 1.986.
(15)El visitador era el licenciado Don Domingo Espinosa de los Monteros, arcediano de Fuerteventura, dignidad de la catedral de las islas. juez apostólico subdelegado del tribunal de la Santa Cruzada de ellas, provisor y vicario general del obispado.
(16) El capitán Don Bernabé González Borges era hijo de Gaspar Luis de las Socas y de Juana de Aguiar y Guzmán.
(17) A.H.P.S.C.T.: Libro 2.528, hoja 74.
(18) Archivo de la iglesia de San Marcos: Inventarios.
(19) Archivo de la casa de Aguiar: Epistolario.
(20) El alférez Juan del Hoyo era primo de Doña Clara Ramírez del Hoyo. mujer del capitán Don Marcos Esteves Borges.
(21) Los tres herederos que quedaron de Ana Borges fueron el licenciado Don Nicolás Esteves, el capitán Don Marcos Esteves y Gonzalo Esteves Borges.
(22) A.H.P.S.C.T.: Escrituras de poder otorgadas por Doña Magadalena de Evora, María Magdalena de Evora y el capitán Don Marcos Esteves. Libro 2.528, hojas 96 y 98 y reverso de la 99.
(23) Archivo de la casa de Aguiar: Epistolario.
(24) A.H.P.S.C.T.: Libro 2.528, hojas 17 y 47.
(25) "Enciclopedia de la Religión Católica", sacada a luz pública por Dalmau y Jover S.A. Barcelona, 1.954.-Leandro Romero Estébanez: "La Habana arqueológica y otros ensayos". La Habana, 1.995.
(26) El prior del convento de Nuestra Señora de Candelaria la vendió al de los dominicos de la villa de La Orotava en el año 1.801. A raíz de la desamortización pasó a la parroquia matriz de la villa (Jesús Hernández Perera: "Orfebrería de Canarias", pag. 197. Madrid, 1.955).
(27) Archivo de la iglesia de San Marcos: Libro 3, folio 164 vuelto.7


Publicado por verdenaranja @ 0:02  | Patrimonio Religioso
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios