Lunes, 04 de septiembre de 2006
Comentario al evangelio (Lc 4, 31-37) perteneciente al martes de la vig?simoprimera semana del Tiempo Ordinario, que se encuentra en el libro "Ens??ame tus caminos" de Guillermo Guti?rrez.


El santo de Dios. Jes?s habl? en la sinagoga de Nazaret seg?n las motivaciones del Esp?ritu y el p?blico terrenal no le com?prendi?. ?Se admiraban? de su ense?anza pero no la aceptaron. Esperaban ?alimentos terrestres?, una comprensi?n de las realidades humanas y les dio alimentos del esp?ritu. Se produjo una reacci?n irracional: de la admiraci?n pasan al desencanto y pretenden eliminarle violenta-mente.

Todos somos interpelados en este episodio familiar. ?Hasta qu? punto nos movemos por principios espirituales y hasta d?nde seguimos las mociones de lo terreno y somos tributarios de las opiniones de los de-m?s? Vivimos en una sociedad de opiniones m?s que de hondas convicciones personales. Todos ser?amos un poco mejores, un poco m?s espirituales y ?cristianos? si supi?ramos independizamos de las voces que vienen de abajo para seguir las inspiraciones que llegan de arriba. El ministerio de Jes?s choc? en primer lugar con el mundo hostil de las opiniones preconcebidas.
Pero su fama se divulg?. Desde entonces sigue Jes?s actuando con el irresistible impacto de su extraordinaria autoridad. Su doctrina es de arriba y liberadora en m?ltiples direcciones: liberaci?n de enfermedades, de esp?ritus opresores, de prejuicios alienantes, de bajos ego?smos... La popularidad de Jes?s sigue en alza. Hasta los ?mass media? acaparan la personalidad de Jes?s como motivo de inspiraci?n. Las revistas, radio, m?sica y cine... difunden su imagen, si no siempre con acierto, s? al me-nos con entusiasmo. J?venes inquietos le aceptan como l?der. S? le miran desde abajo con perspectiva humana suelen abandonarle porque sin la visi?n que da el Esp?ritu ven en ?l al hijo de Mar?a, sin llegar a descubrir al Hijo de Dios.
Publicado por verdenaranja @ 11:11  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios