Viernes, 08 de septiembre de 2006
Publicado en "CELEBRAR LAS FIESTAS DE MARÍA"de Dossiers CPL, 28.Barcelona


8 de septiembre


LA NATIVIDAD DE LA SANTISIMA VIRGEN MARIA




Procedente del Oriente, ya se conocía en Roma esta fiesta en el siglo VIL Nueve meses después del 8 de diciembre, celebramos el día del Nacimiento de la Virgen. No ha hecho falta que el N.T. hablara explícitamente de este Nacimiento, para que la comunidad cristiana haya dado singular relieve al día. Sólo celebramos el nacimiento de dos Santos: de la Virgen y de Juan el Bautista, ambos estrechamente relacionados con Cristo Jesús (de los demás Santos celebramos el día de la muerte).

Este día de la Natividad es la aurora, como la Asunción es el día del triunfo final. Los textos litúrgicos rezuman alegría. La comunidad cristiana ve en el nacimiento de María el inicio de la salvación para todos: "el Nacimiento de la Virgen María fue para el mundo esperanza y aurora de salvación" (poscomunión), "cuando nació la Santísima Virgen, el mundo se iluminó" (antífona de Laudes), "tu nacimiento, Virgen Madre de Dios, anuncia la alegría a todo el mundo. De tí nació el sol de la justicia, Cristo, nuestro Dios" (antífona del Benedictus). Si hay un día en que el lenguaje poético puede colorear nuestra oración, es precisamente hoy.

Naturalmente, como en todas las fiestas marianas, el centro de nuestra fe sigue siendo Cristo, el Hijo. Por eso en el evangelio leemos la genealogía de Cristo. El es el verdadero sol, al que precedía la aurora de María: "tu nacimiento, Virgen Madre de Dios, anuncia la alegría a todo el mundo: de ti nació el sol de la justicia, Cristo, nuestro Dios" (antífona del Benedictus). Pero si el Hijo de Dios se hizo de nuestra familia en lo humano, fue como hijo de María, de la raza de David: "hoy es el nacimiento de la gloriosa Virgen María, descendiente de Abraham, de la tribu de Judá y de la noble estirpe de David" (antífona de Laudes).

Al celebrar con gozo esta fiesta, esperamos todos que de ella nos venga aumento de gracia y de paz: "cuantos hemos recibido las primicias de la salvación por la maternidad de la Virgen María, consigamos aumento de paz en la fiesta de su Nacimiento" (oración del día).


Publicado por verdenaranja @ 21:51  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios