Viernes, 08 de septiembre de 2006
Escrito por el p?rroco publicado en el programa de Fiestas del a?o 2006


Jos?, hombre bueno



Estimados feligreses:

Por tradici?n centenaria y con profunda alegr?a celebramos en nuestra parroquia durante el mes de Septiembre las Fiestas Patronales y el Patrocinio de San Jos?.

En todas partes existen instituciones fundadas bajo la protecci?n de San Jos?: iglesias, colegios, di?cesis, universidades, hospitales, y un largo etc?tera, donde grupos formados por hombres y mujeres se acogen a su cuidado paternal. Nuestra parroquia sabe tambi?n de este patrocino y se honra de celebrar sus fiestas, que expresan su car?cter: religioso, laborioso, acogedor, alegre y generoso.
Quisiera este a?o que todos valor?ramos y estim?ramos eso que a ?l le defin?a: La bondad.

En nuestro modo de hablar hay dos expresiones que a veces utilizamos, ambas elogiosas de un hombre pero diversamente elogiosas. Podemos decir de un hombre que es un ?buen hombre?, y podemos decir que es ?un hombre bueno?. En el primer caso, parece como si nos qued?ramos a medio camino del elogio. En cambio, cuando de alguien afirmamos que es o fue ?un hombre bueno? lo hacemos acentuando el peso y la fuerza tanto del sustantivo ?hombre? como del adjetivo ?bueno?. Lo decimos con admiraci?n, con respeto, probablemente con agradecimiento. Podr?a decirse que no hay elogio mayor y m?s contundente.

Cu?ntas veces hemos escuchado en nuestras fiestas patronales que los Evangelios nos dicen poco sobre San Jos?. Pero nos dan de ?l esta definici?n: ?Era un hombre bueno?. Con eso nos basta. Por eso como ?hombre bueno? es ejemplo para todos nosotros, es patr?n de la Iglesia. La Liturgia canta: ?El servidor fiel y prudente que pusiste al frente de tu familia, para que haciendo las veces de padre, cuidara a tu ?nico Hijo?.

Cu?ntas veces tambi?n hemos escuchado lo que dec?a Santa Teresa de Jes?s que no hab?a cosa que hubiera pedido por intercesi?n de San Jos? que no le hubiera sido concedida. Por eso os invito este a?o a pedir a Dios, nuestro Padre, algo a ejemplo y por intercesi?n de San Jos?. Es muy posible que todos, para mejorar nuestra vida cristiana, lo que m?s necesitemos sea esto que parece tan sencillo y es al mismo tiempo tan importante: la bondad en nuestra relaci?n con los dem?s. Aprender a ser hombres buenos, mujeres buenas, es seguramente lo que mejor responde a la voluntad de Dios.

Deseo vivamente que, bajo la protecci?n del Santo Patriarca, celebremos estas fiestas de 2006 con alegr?a y con paz.

Sebasti?n Garc?a Mart?n
P?rroco
Publicado por verdenaranja @ 21:59  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios