Domingo, 10 de septiembre de 2006
El prelado de la Di?cesis de Tenerife, Bernardo ?lvarez, presidi? ayer el acto del Descendimiento del Crucificado moreno, seguido del besapi? a la imagen y la procesi?n vespertina.


(EL D?A, 10 - IX. D. BARBUZANO, La Laguna) Un a?o m?s la solemnidad fue la caracter?stica del Descendimiento del Sant?simo Cristo de La Laguna, despu?s de una ceremonia presidida ayer por el obispo de la Di?cesis de Tenerife, Bernardo ?lvarez, quien en la homil?a destac? que "la devoci?n al Cristo nos ha de hacer, como la Virgen Mar?a, esclavos suyos".

El acto cont? con la asistencia de la alcaldesa de La Laguna, Ana Oramas; el general jefe del Mando Militar de Canarias, Emilio P?rez Alam?n; el Esclavo Mayor de la Esclavitud del Cristo, Juan Luis Maury-Verdugo y Garc?a, y el presidente de la Junta de Hermandades y Cofrad?as de La Laguna, Juan Antonio P?rez G?mez.

Tras el repique de las campanas en la peque?a y centenaria espada?a, comenz? en el Real Santuario del Cristo de La Laguna la solemne celebraci?n de la eucarist?a en honor de la venerada imagen, presidida por el obispo de la Di?cesis de Tenerife, Bernardo ?lvarez Afonso.

En la homil?a, el prelado resalt? que Jes?s debe ser aut?nticamente el Se?or de nuestras vidas, pero recordando una de las renuncias de la Vigilia Pascual, invit? a no quedarse en los medios, las personas, instituciones, sino en ir a Dios.

En dicho sentido, Bernardo ?lvarez dijo que el Cristo de La Laguna es una mediaci?n que nos ha de acercar a Cristo. Puso de relieve, conforme al Evangelio proclamado, que "no todo el que dice Se?or, Se?or, entrar? en el reino de los cielos, sino el que escucha la palabra y la cumple".

El momento m?s emotivo de la funci?n religiosa fue cuando los cuatro sacerdotes, tras retirar sus clavos, descendieron la imagen del Cristo desde su Cruz de Plata, para luego colocarlo en una mesa, procedi?ndose por parte del p?blico presente al acto de besar los pies a la imagen, tal y como hicieron con especial devoci?n el propio obispo o la alcaldesa de La Laguna, Ana Oramas, entre otras autoridades presentes.

Tambi?n durante la ceremonia se procedi? a la bendici?n e imposici?n por parte del obispo de las medallas a los nuevos miembros de la Pontificia, Real y Venerable Esclavitud del Cristo de La Laguna.

Por la tarde, la imagen del Cristo, colocada en su trono y cruz de plata, sali? en procesi?n, recorriendo la ciudad hasta la iglesia de la Concepci?n, donde se celebr? una misa oficiada por el obispo em?rito de la Di?cesis de Tenerife, Dami?n Iguacen Borau, dando comienzo el quinario.

La pr?xima cita ser? el d?a 14 con la misa oficiada en la Concepci?n por el nuncio apost?lico en Espa?a, Manuel Monteiro de Castro, la procesi?n y la noche de los fuegos.
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios