Lunes, 11 de septiembre de 2006
11 Sep. 06 (ACI).- En el tercer d?a de su visita apost?lica a Baviera, el Papa Benedicto XVI lleg? hoy al santuario mariano de Alt?tting, a unos 100 kil?metros de Munich, donde presidi? una Misa al aire libre en presencia de m?s de 70 mil feligreses ante los que resalt? la disposici?n permanente de la Virgen Mar?a a pronunciar su ?S? a Dios y salir sol?citamente al encuentro de las necesidades de los dem?s.

El Santo Padre se desplaz? esta ma?ana desde la capital b?vara en un helic?ptero militar alem?n hasta Alt?tting, donde fue recibido por el Obispo de Passau, Mons. Wilhelm Schraml y el jefe del gobierno regional de Baviera, el socialcristiano Edmund Stoiber.

Despu?s de haber rezado brevemente en la Gnadenkapelle (Capilla de la Gracia) del Santuario, el Pont?fice presidi? en la plaza la Misa cuya liturgia de la palabra se centr? en el texto evang?lico de las bodas de Can?.

Durante su homil?a, el Papa resalt? que en las palabras de Mar?a a su Hijo ?No tienen vino?, se aprecia en Ella ?su cari?osa preocupaci?n por la gente, ese cari?o maternal que la hace estar atenta a los problemas de los otros. Vemos su cordial bondad y su voluntad de ayuda. Esta es la Madre a la que generaciones de personas han venido aqu? a Alt?tting a visitar. A ella se confiamos nuestras preocupaciones, nuestra necesidades y nuestros problemas?.

Asimismo, el Pont?fice dijo que el pasaje de Can? muestra que ?Mar?a deja todo al juicio de Dios?. Al resaltar que ella siempre puso su confianza en los planes de Dios, el Santo Padre indic? que Mar?a nos ense?a a rezar as?: ?No para buscar afirmar nuestra propia voluntad y nuestros propios deseos ante Dios, sino para permitirle que decida aquello que ?l quiera hacer?.

?De Mar?a nosotros aprendemos el gusto y disposici?n para ayudar, pero tambi?n aprendemos la humildad y generosidad para aceptar la voluntad de Dios, en la confiada convicci?n de que lo que sea que ?l diga como respuesta ser? lo mejor para nosotros?, se?al?.

Al t?rmino de la Misa, el Santo Padre se dirigi? en procesi?n al interior del Santuario para inaugurar la nueva Capilla de la Adoraci?n. Seguidamente se dirigi? a pie al vecino convento de Santa Magdalena de Alt?tting.

Por la tarde, Benedicto XVI celebrar? las v?speras en la Bas?lica Santa Ana de Alt?tting junto a religiosos y seminaristas b?varos. El momento m?s emotivo de esta jornada tendr? lugar esta noche cuando el Papa regrese a su casa natal de Marktl am Inn, a unos diez kil?metros de Alt?tting.

Puede leer el texto completo de la homil?a en: http://www.aciprensa.com/benedictoxvi/viajes/alemania06/documento6.htm
Comentarios