S?bado, 30 de septiembre de 2006
Fecha de publicaci?n: 29/09/2006 12:59

Lugar: Las Palmas de Gran Canaria

(VERITAS) Los obispos de las dos di?cesis de las Islas Canarias, monse?or Francisco Cases, obispo de Canaria y monse?or Bernardo ?lvarez, obispo de Tenerife, se pronunciaron ayer de forma conjunta sobre el tema de la inmigraci?n, expresando "plena sinton?a de sus posiciones ante la inmigraci?n africana a Canarias y Europa as? como la unidad de las dos di?cesis canarias frente cualquier acontecimiento", seg?n explic? a Veritas Daniel Barreto, profesor del Instituto Superior de Teolog?a de las Islas Canarias (ISTIC).

Ambos prelados participaron en una conferencia-coloquio que tuvo lugar ayer tarde en la Casa de la Iglesia, en Las Palmas de Gran Ganaria, organizada por el ISTIC y el aula Manuel Alem?n de la Universidad de Las Palmas, con motivo de la clausura de la exposici?n de fotograf?as de Borja Su?rez sobre la llegada de inmigrantes a Canarias, "Del mar los vieron llegar", abierta desde el pasado mes de julio y organizada tambi?n por estas dos instituciones.

Los obispos canarios criticaron el enfoque predominante en el tratamiento de la inmigraci?n, "no s?lo en lo que respecta a la xenofobia o el rechazo al extranjero, sino sobre todo frente al discurso aparentemente bienintencionado que defiende la necesaria mano de obra inmigrante para mantener la econom?a de las sociedades opulentas de consumo".

"En ese punto de vista, que calcula cu?ntos se necesitan para los trabajos indeseables o realizados en condiciones de "neoesclavitud" y cu?ntos se expulsan, las personas que vienen de fuera son tratadas como mercanc?a y se atenta as? contra la dignidad humana", glos? Barreto.

Tanto el obispo de Canaria como el de Tenerife "coincidieron en se?alar las injustas reglas de la econom?a mundial, que han condenado a ?frica a la pobreza y el olvido?h y se refirieron a los dos desembarcos: "el del inmigrante en Canarias y el del empresario en ?frica, que no est?n desvinculados".

Atendiendo a su experiencia personal en Burkina-Fasso, monse?or Cases puso el acento sobre lo que significa literalmente "morirse de hambre" y consider? que "las situaciones de neocolonialismo europeo e internacional sobre ?frica son las verdaderas causas de la inmigraci?n desesperada".
VERITAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios