Lunes, 02 de octubre de 2006
1 octubre 2006 ZENIT publica la intervenci?n que pronunci? Benedicto XVI este domingo, ante miles de fieles y peregrinos en la residencia pontificia de Castel Gandolfo, con ocasi?n del rezo de la oraci?n mariana del ?ngelus.


Queridos hermanos y hermanas:

Hoy, primer d?a de octubre, desear?a detenerme en dos aspectos que, en la Comunidad eclesial, caracterizan este mes: la oraci?n del Rosario y el compromiso por las misiones. El d?a 7, s?bado pr?ximo, celebraremos la fiesta de la Virgen del Rosario, y es como si, cada a?o, Nuestra Se?ora nos invitara a redescubrir la belleza de esta oraci?n, tan sencilla y profunda. El amado Juan Pablo II fue gran ap?stol del Rosario: le recordamos arrodillado con la corona entre las manos, inmerso en la contemplaci?n de Cristo, como ?l mismo invit? a hacer con la Carta Apost?lica ?Rosarium Virginis Mariae?. El Rosario es oraci?n contemplativa y cristoc?ntrica, inseparable de la meditaci?n de la Sagrada Escritura. Es la oraci?n del cristiano que avanza en la peregrinaci?n de la fe, en el seguimiento de Jes?s, precedido por Mar?a. Desear?a invitaros, queridos hermanos y hermanas, a rezar el Rosario durante este mes en familia, en las comunidades y en las parroquias por las intenciones del Papa, por la misi?n de la Iglesia y por la paz del mundo.

Octubre es tambi?n el mes misionero, y el domingo 22 celebraremos la Jornada Misionera Mundial. La Iglesia es por su naturaleza misionera. ?Como el Padre me envi?, tambi?n yo os env?o? (Jn 20,21), dijo Jes?s resucitado a los Ap?stoles en el cen?culo. La misi?n de la Iglesia es la prolongaci?n de la de Cristo: llevar a todos el amor de Dios, anunci?ndolo con las palabras y con el testimonio concreto de la caridad. En el Mensaje para la pr?xima Jornada Misionera Mundial he querido presentar la caridad precisamente como ?alma de la misi?n?. San Pablo, el ap?stol de las gentes, escrib?a: ?El amor de Cristo nos apremia? (2 Co 5,14). Que pueda cada cristiano hacer propias estas palabras, en la gozosa experiencia de ser misionero del Amor all? donde la Providencia le ha puesto, con humildad y valor, sirviendo al pr?jimo sin segundas intenciones y obteniendo en la oraci?n la fuerza de la caridad alegre y laboriosa (?Deus caritas est?, 32-39).

Patrona universal de las misiones, junto a San Francisco Javier, es Santa Teresa del Ni?o Jes?s, virgen carmelita y doctora de la Iglesia, de la que precisamente hoy hacemos memoria. Que ella, que indic? como camino ?sencillo? a la santidad el abandono confiado en el amor de Dios, nos ayude a ser testigos cre?bles del Evangelio de la caridad. Que Mar?a Sant?sima, Virgen del Rosario y Reina de las Misiones, nos conduzca a todos a Cristo Salvador.

[Despu?s de rezar el ?ngelus, el Papa dirigi? su saludo en varios idiomas a los peregrinos. En espa?ol, dijo:]

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua espa?ola que participan en esta oraci?n mariana del ?ngelus, particularmente a los j?venes de la Obra de la Iglesia. En este mes de octubre, tradicionalmente dedicado al Santo Rosario, os invito a rezarlo con devoci?n y a pedir por las necesidades de la Iglesia, especialmente por quienes dedican su vida a las Misiones. Gracias.

[Traducci?n del original italiano realizada por Zenit
? Copyright 2006 - Libreria Editrice Vaticana]
Publicado por verdenaranja @ 13:48  | Habla el Papa
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios