Mi?rcoles, 04 de octubre de 2006
El Padre Antonio da las razones por las que se decidi? a la construcci?n de un Centro para el Alzheimer 3n la revista ?Como las Abejas?, n? 28, Julio-Agosto de 2006.


POR QU? HACEMOS LA OBRA DEL ALZHIMER



Todos hacemos las cosas por alguna motivaci?n, aunque no siempre se diga o se sepa. A veces puede ocurrir que concurren varias motivaciones sobre un mismo asunto y que refuerzan la decisi?n que podamos tomar en un sentido u otro. Dios se vale de los detalles m?s insignificantes para provocar una buena idea, porque estoy convencido de que todas las buenas ideas, como todo lo bueno que tengamos o hagamos nosotros procede de Dios. Dios no suelta la batuta, aunque alguna vez creamos que somos nosotros los que dirigimos la orquesta. A Dios no le importa que le quitemos la autor?a, simplemente sonr?e, como cuando un hijo copia algo que hizo su padre, y lo muestra como hecho por ?l.
Cuando un d?a me preguntaron, por qu? decid? hacer el hogar Santa Rita I, siempre he contestado que fue el impacto tan fuerte que me produjo el suicidio de do?a Juana en Las Dehesas, con la que yo bromeaba muchas veces, para quitarle un poco la tristeza que sent?a por su soledad. punta cre? que se tirara a un estanque para ahogarse y me dije a m? mismo: "tengo que hacer algo para aliviar la soledad de tantos ancianos", que viven en condiciones similares a la de do?a Juana.
Para la edificaci?n del hogar Santa Rita II, fue clave la donaci?n que nos hizo don ?scar P?rez Regalado, para que compr?ramos un terreno donde hacer algo bonito y con jardines para los Mayores, ya que Santa Rita!, donde ?l resid?a, no ten?a esa posibilidad.
Y Ahora ?Por qu? nos metemos en esta enorme obra, sin tener recursos para financiarla?
Concurren a la vez muchos motivos, para que decididamente nos lancemos a realizar una gran
obra para albergar a los enfermos de Alzheimer, y a un tiempo un Centro de Investigaci?n, orientado a varias universidades para el estudio de esta enfermedad.
1. Me impact? tremendamente la noticia de que, don Adolfo Su?rez, antiguo Presidente del Gobierno de Espa?a, padece esta enfermedad. Recuerdo que hace unos 26 a?os, estuvo en el Puerto de la Cruz, y un s?bado decidi? trasladarse a nuestro bonito pueblo de Punta Brava, en manga de camisa, pues, ser?a verano, y all?, mezclado entre la gente, sin previo aviso, goz? la Santa Misa, como un feligr?s m?s. Luego fue a la 5acrist?a a saludarnos personalmente con una sencillez desconcertante, por eso de que era 'el Presidente del Gobierno de Espa?a", como consta en la fotograf?a, y verlo ahora con la enfermedad de Alzheimer. Ciertamente es muy fuerte.
Otro gran amigo y familiar m?o, don Manuel Mesa, con el que tantas horas compart?, y que era tan querido por mi madre. iCu?ntas veces lo vi yo en mi casa! ?l ten?a la cualidad de hacer muchas letras para las canciones de las murgas. Como mi madre, era muy chistoso y ven?a a contarle siempre el "?ltimo chiste'. Mi madre re?a a carcajadas. iCu?nto se quer?an! Cada vez que ven?a de misiones iba a verle a su casa. Esta familia por el roce o por amistad o por lo que sea, era como de mi casa. Es horrible verlo ahora azotado por esta enfermedad. iCu?nto me quer?a tambi?n mi t?a Luc?a, su madre! Cu?ntos campamentos, cu?ntas marchas, cu?ntos ratos hermosos pasados en el Frente de Juventudes. ?l era jefe de centuria y yo peque?o jefe de escuadra. Qu? cantidad de recursos ten?a Manuel cuando dirig?a un campamento para que nosotros los dem?s lo pas?ramos bien, bajo una disciplina y las famosas consignas. Esta es parte de mi vida. Cu?ntos la ocultan por el temor a la "pol?tica' . Uno ha de decir la verdad. El Frente de Juventudes era lo mejor ! que ten?amos los ni?os, especialmente los j?venes en aquellos tiempos, junto con la "Acci?n Cat?lica". Ahora al verlo con el Alzheimer afloran a mi mente recuerdos hermos?simos que marcaron mi ni?ez


y me estremecen. Siento ganas de llorar de impotencia, en silencio. Adem?s de familia era un amigo. Siempre me llamaba cari?osamente, "Antonillo"
Otro motivo que me anima a realizar esta obra es ver tambi?n afectado con el Alzheimer a don Ezequiel de Le?n Dom?nguez, actualmente residente en Santa Rita II. Yo lo conoc? cuando estudiaba dibujo en la academia que dirig?a don Jos? Perdig?n. Yo era un chiquillo y ?l era un joven. Yo admiraba su extraordinaria cualidad como escultor, adem?s de dibujante. Al principio me ayudaba a hacer los primeros trazos para que el maestro Perdig?n, me diera modelos m?s avanzados, en lugar de tanto pl?tano, peras, etc. luego yo estudi? dibujo t?cnico o dibujo lineal, como se dec?a en aquel entonces. Ya siendo sacerdote, le encargu? varias im?genes, entre otras el Cristo de la Agon?a de Punta Brava, y la Virgen del Valle en el Rinc?n y muchos encargos que nunca se hicieron. Es para m? uno de los mejores escultores de todos los tiempos que ha tenido Canarias. La historia lo dir?. Muchas veces brome?bamos porque su madre fue la primera novia de mi padre y gracias a que se pelearon existimos ?l y yo. Es duro ver que a?n todav?a joven nos quedamos sin escultor. Fuimos siempre grandes amigos. Es otra v?ctima del Alzheimer.
Otros amigos como Jes?s Escobar, don Fernando Rajas, do?a Conchita Mederos, don Pablo Luis Perdig?n y m?s de doscientas personas que residen en nuestros hogares Santa Rita, que sufren esta enfermedad tan desagradable, porque ataca a la persona en su parte m?s digna: su inteligencia y su libertad.
Tambi?n me anima el apoyo de tantos amigos que espont?neamente han dado su nombre para constituir la nueva Fundaci?n especialmente dedicada a los enfermos del Alzheimer. hay que destacar el apoyo y el 'golpe en la espalda', que me ha dado el Se?or notario que ha levantado Acta de la Constituci?n de esta Fundaci?n, mi gran amigo, don Marcos Guimer?. Dolorosamente tambi?n su santa madre ha retornado a los brazos del Padre Dios hace ya unos a?os por causa del Alzheimer.
Por ?ltimo, aunque podr?amos decir, primero,
el sentirme apoyado decididamente por nuestro Obispo actual don Bernardo ?lvarez, y tambi?n el un?nime ?nimo que me han transmitido los actuales pol?ticos con quienes hemos hablado. S? que, uniendo fuerzas, podemos hacer algo valioso, competente, de alta calidad para bien de nuestra Comunidad Aut?noma. Nuestra Fundaci?n est? abierta a futuros convenios, que puedan mejorar nuestro compromiso.
Dennos ideas, sugerencias. A nosotros ya nos conocen y conocen nuestra trayectoria. Somos una Fundaci?n ben?fico-asistencial sin reparto de beneficios, que nos une y anima solamente nuestro af?n de hacer bien a los dem?s. Conscientes de que por este planeta Tierra s?lo se pasa una vez, lo l?gico es que pasemos haciendo el bien y colaborando con el Creador, para construir un mundo m?s habitable, m?s humano, donde reine, por encima de todo, la solidaridad y la fraternidad. Mo pretendemos en modo alguno, acabar con el problema. Ser?a de iluso. Solamente vemos, dentro de lo normal, que justamente en una residencia de ancianos de las dimensiones de la nuestra, queramos construir una especialidad concreta dentro de las demencias como complemento, a lo que ya tenemos en cuanto a geriatr?a se refiere. Queremos sencillamente aprovechar los recursos que ya tenemos y la infraestructura existente para dar un servicio m?s completo a nuestros Mayores, sin tener que trasladarse a otro centro, ya que tenemos terreno suficiente y es cuesti?n de organizarnos y aprovechar la ilusi?n, las ganas de hacer algo digno y grande por estos enfermos. Son numerosas las personas que ya se han apuntado para hacer posible este alucinante y hermoso proyecto, ya como socio fundador o numerario, ya como socio protector, o como benefactor.
Ya hemos arrancado el motor del barco y vamos a comenzar el viaje. A?n est? a tiempo de subirse tambi?n usted al barco para comenzar la traves?a, con un objetivo concreto, en un plazo de dos a?os, m?ximo de tres, inaugurar esta fanstica obra dedicada al Alzheimer.

Antonio Mar?a Hern?ndez
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios