Jueves, 05 de octubre de 2006
Art?culo que aparece en el programa de ?Actos en honor de Ntra. Sra. del Rosario?, de la parroquia matriz de Ntra. Sra. de La Concepci?n de Los Realejos.


Reflexiones entorno al Sant?simo Rosario y la antig?edad de su culto en Los Realejos


El hombre a lo largo de la historia ha buscado la protecci?n ante lo desconocido, encontrando en la religi?n los medios para la salvaci?n de su alma. Los cat?licos han visto en los santos un ejemplo para su salvaci?n; junto a ellos la Virgen se nos presenta corno la gran mediadora frente a Nuestro Redentor. El culto a la madre del Salvador, bajo diversas advocaciones, fue siempre motivado y difundido por la Iglesia, que apoyado por las ?rdenes religiosas encuentra su definitivo acceso a toda la cristiandad.
Las ?rdenes religiosas, grandes impulsoras de la religiosidad popular, se pon?an bajo la protecci?n de una advocaci?n y la extend?an junto a sus fundaciones. As? por ejemplo, los franciscanos adoptaron a la Inmaculada y los dominicos al Rosario. Ambas ?rdenes, entre otros muchos factores, son los responsables de la difusi?n de estas advocaciones por la geograf?a hispana. Esta iba acompa?ada de diferentes prebendas que beneficiaban a la salvaci?n de la almas. Sirva el ejemplo de la Virgen del Carmen o del Rosario, claros ejemplos de la intercesi?n en el purgatorio por sus devotos.
Devoci?n que en su difusi?n se ve?a ayudada por las cofrad?as. verdaderas enaltecedoras del culto a Nuestra Se?ora entre el pueblo. Estas instituciones se transformaban en verdaderos motores culturales y art?sticos del lugar. El culto al Sant?simo Rosario viene marcado por la Batalla de Lepanto ocurrida en 1571, que marca y se presenta como fecha definitiva para la extensi?n de su culto. Fue declarada por el Papa San P?o V, como autora del triunfo en la mentada gesta y ordena que la celebraci?n de su fiesta fuera el 7 de Octubre, aniversario de la misma. M?s tarde 1671 el Papa Gregorio IX extiende, de forma obligatoria, su fiesta a todo el orbe cristiano.
Es en este contexto donde se debe encuadrar la devoci?n al Sant?simo Rosario, para entender su difusi?n por la Canarias y su presencia en el valle de la Orotava. Concluida la conquista, los dominicos junto a agustinos y franciscanos, se asientan en las nov?simas urbes de la isla. Partiendo de la casa matriz de Tenerife en la laguna cerca de 1522, sus conventos se fueron extendiendo por el resto de la isla. En la ?ltima d?cada del quinientos, se asientan en la Orotava, bajo el patronato de la casa de Mesa, convirti?ndose en un punto de referencia en la cultura y la religi?n de la zona. Ya en pleno siglo XVII, se establecen de forma definitiva en el Puerto de la Cruz. El caso de Los realcjos es diferenciador, pues si bien los hijos de Santo Domingo no se establecieron en el lugar, la presencia de la devoci?n al Rosario esta documentada desde 1557. En esta fecha tan temprana para el contexto tinerfe?o, encontramos en la parroquia de la Concepci?n del entonces Realejo de Abajo, uno de sus primeros lugares de culto. Fue la casa de Castro, la primera en ofrecerle su protecci?n en los duros momentos del inicio. Es el 6 de mayo de 1590, cuando se crea la Venerable Cofrad?a del Sant?simo Rosario, que apoyada en sus inicios por el dominico fray Alonso de Espinosa, consolida y difunde su devoci?n en todo su entorno geogr?fico. Esta a lo largo de los siglos, sujeta a los vaivenes del tiempo, ha mantenido y mantiene viva una de las devociones m?s antiguas del ?mbito local.
Germ?n F. Rodr?guez Cabrera.
Publicado por verdenaranja @ 11:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios