Viernes, 06 de octubre de 2006
El Vicario General nos env?a carta en la que nos comunica: ?Tras los meses de verano y dada la situaci?n que vivimos con respecto a la llegada numerosa de inmigrantes a nuestras costas canarias, el ?rea de Pastoral Social de nuestra di?cesis ha realizado una reflexi?n que les invito a leer y orar con la hondura?.


OBISPADO DE TENERIFE
VICAR?A GENERAL

La Laguna, a 25 de septiembre de 2006
Queridos Hermanos Sacerdotes, Consagrados/as:

Ante todo desearles que estos primeros compases del nuevo Curso Pastoral est?n siendo animados por el que todo lo puede, por El ?nico que da consistencia a todo.
Quiero con estas l?neas llamar vuestra atenci?n sobre un tema de candente actualidad y que requiere de todos una atenci?n especial. Tras los meses de verano y dada la situaci?n que vivimos con respecto a la llegada numerosa de inmigrantes a nuestras costas canarias, el ?rea de Pastoral Social de nuestra di?cesis ha realizado una reflexi?n que les invito a leer y orar con la hondura que requiere la imagen de Dios escarnecida en tantos hermanos nuestros.
Las Delegaciones y Entidades que conforman el Asea de Pastoral Social nos invitan a: mirar con ojos de fe la realidad dolorosa que viven tantas y tantas personas que arriesgan su vida por alcanzar un futuro mejor, llevarla a la oraci?n, como seguro ya lo hacemos y, ser portadores de un mensaje de esperanza y de serenidad para todos aquellos que conforman nuestras comunidades.
El servicio del Evangelio de la Esperanza nos llama a promover una cultura madura de la acogida que tenga en cuenta la igual dignidad de cada persona y la obligada solidaridad con los m?s d?biles (Exhortaci?n Ecclesia in Europa, sobre Jesucristo vivo en su Iglesia y fuente de esperanza para Europa nn. 100-103).
Les env?o el texto completo (y resumido) de la reflexi?n que se ha realizado, y de la cual ya se han hecho eco los medios de comunicaci?n, con objeto de que lo podamos distribuir fotocopiado entre los fieles de nuestras parroquias, los agentes de pastoral, los grupos, etc. Igualmente, una propuesta para la oraci?n, ante esta realidad que estamos viviendo y que nos puede ayudar a sensibilizar a nuestras comunidades.

Fraternalmente,

Domingo Navarro Mederos Vicario General
Comentarios