Viernes, 13 de octubre de 2006
(EL D?A, 13 - X. Gente) INVITADOS personalmente por don Prudencio y su hermana P?a a los actos conmemorativos confeccionados con meticulosidad y esmero por ?l mismo y su feligres?a de la parroquia de San Juan Bautista de La Laguna, desde el viernes 15 al siguiente 22 de septiembre: programa fervoroso de amor a Dios, a la Eucarist?a, rezo del santo rosario meditado y un tr?duo, en el que cada d?a un notable sacerdote se ocupar?a de tratar temas de rabiosa actualidad, encaminados a hacernos mejores ante Cristo, "La vida consagrada: incondicionales para Cristo", "La llamada de Cristo al sacerdocio ministerial en el siglo XXI: Una realidad a?n por descubrir" y con motivo del 21 de septiembre, en que don Prudencio junto a ocho compa?eros recibieron de manos del santo obispo, querido, venerado y recordado don Domingo P?rez C?ceres, fueron ordenados sacerdotes, hoy lamentablemente s?lo quedan cuatro de aquella promoci?n del 56, que ya forman parte de la casa del Padre.

Durante el tercer d?a del tr?duo, se habl? en la homil?a de la familia y la importancia de su vocaci?n en nuestros tiempos, como vemos, temas de suma actualidad muy acordes con el pensamiento de aquel sabio sacerdote que marc? toda una ?poca del Santa Cruz de nuestros mayores, don Santiago Beyro, quien un d?a dijo: "La Iglesia es nave de salvaci?n en el mar proceloso de la vida. ?Ay del que no hace en esa nave el viaje a la eternidad!".

D?as antes de estas celebraciones se conmemor? en el ex-convento de San Francisco de Icod de los Vinos el homenaje a los presb?teros, que celebran este a?o sus 50 a?os de sacerdocio, ordenados en 1956; acto emotivo en el que estuvieron presentes los cuatro supervivientes de aquella efem?rides, y se tuvo un recuerdo muy particular para los que ya habitan en la Casa del Padre, ellos son, Buenaventura Gonz?lez, Eusebio Almeida, Juan Pedro Vel?zquez, mi amigo del alma, que al abrazarte era como si te envolviera en su gran humanidad y bonhom?a; Juan Dionisio P?rez ?lvarez y Clemente Mpenda Divae (natural de Guinea Ecuatorial, vicario general de su di?cesis de origen, el cual estudi? en nuestro Seminario tinerfe?o).

Permanecen entre nosotros y Dios quiera que por mucho tiempo, Amado Rodr?guez Concepci?n, Pedro Juan Garc?a Hern?ndez, Jos? M. D?az Ruiz y Prudencio Redondo Camarero, nacido en 1932 en Santa Catalina (La Guancha), mientras su se?ora madre ocupaba la primera escuela en dicho lugar, acompa??ndole su esposo Prudencio Redondo Blanco y abundante prole, que enseguida se identificaron con el pueblo que les acogi? con sumo cari?o, viendo con leg?timo orgullo do?a Esperanza Camarero Iglesias c?mo sus hijos/as crec?an y se aumentaba la familia, con la llegada de Prudencio, hoy todo un gran sacerdote venerado por todos cuantos han tenido la dicha de tenerle en sus municipios, dejando en todos ellos la huella imperecedera de su paso.

Nosotros particularmente, aunque desde nuestros tiempos de La Guancha, o?mos hablar de ?l y de sus padres por la vinculaci?n apuntada, recogida en un art?culo m?o de EL D?A, enero 2000. Hoy hemos de dejar constancia de aquella numerosa prole, en la actualidad acompa?an a don Prudencio sus entra?ables hermanas, M? Esther, M? Esperanza y M? del Pilar, a las que deseamos larga vida junto a su hermano del alma.

Ser?a en 1986, a su regreso de la isla Colombina, en la que pasara 10 a?os inolvidables de entrega, penurias y sacrificios para llegar a todos sus feligreses, dado el mal estado de las carreteras y caminos vecinales; respondiendo siempre con amor, dedicaci?n y entrega; la misma que le vimos realizar en Salud Bajo, reci?n incorporado, que compatibiliza como profesor de Historia de la Iglesia en el Seminario Mayor y la puesta en marcha de la nueva parroquia de San Jorge, en la Plaza de los Patos.

Con el recuerdo puesto en aquella su primera misa ante el Cristo de La Laguna, en que lo recordamos acompa?ado de algunos de sus padrinos Iltma. Sra. Mar?a de Buergo y Ora?, junto a su hijo y buen amigo, Leoncio ?lvarez de Buergo, entre otros, y aquella otra en San Juan de la Rambla, que acompa?ara su ni?ez; recogemos que el anterior obispo don Felipe, hoy em?rito del Obispado Nivariense, le distingui? con el t?tulo de "can?nigo", sigue al frente de la parroquia de San Juan Bautista de La Laguna, arcipreste reelegido de Aguere, delegado arciprestal de C?ritas Diocesana; habi?ndose jubilado de su cargo de profesor del I.E.S. Cabrera Pinto.

Como pensamientos para su recordatorio de los 50 a?os, se ha apoyado en los evangelios de San Juan, 10,11: "Yo soy el Buen Pastor... que da la vida a sus ovejas", en a esta otra de Lucas 1,46: "Proclama mi alma la grandeza del Se?or", permiti?ndonos nosotros al felicitarle de coraz?n y desearle larga vida para que siga llevando a todos los rincones de su populoso barrio de San Juan de La Laguna, la palabra del padre, decirle: "El esp?ritu ha triunfado de la materia, y entono el Hosanna, que se eleva -oraci?n y perfume-,Alfonso Morales y Morales al trono del Alt?simo".

Alfonso Morales y Morales
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios