Lunes, 16 de octubre de 2006
Publicado en el Bolet?n "Misioneros Javerianos", n?mero 425, AGOSTO-SEPTIEMBRE 2006


ENCUENTRO DE J?VENES: JAVIER 2006


?Id por todo el mundo?

Bajo este ep?grafe dieron comienzo tres d?as de acogida, oraci?n y alegr?a en Pamplona y Javier, con motivo del V Centenario del nacimiento de S. Francisco Javier. Unos 3.000 j?venes llegados de todos los puntos de Espa?a se congregaron en Pamplona y Javier los d?as 4,5 y 6 de agosto de 2006, para vivir tres d?as de conciertos, catequesis, talleres y vigilias muy pegados a Jes?s.

Despu?s de m?s de 5 meses de preparaci?n, reuniones, env?o de invitaciones, carteles y tr?pticos, b?squeda de alojamientos, b?squeda de una empresa que suministrara comida, invitar a las personas de la ciudad a participar como voluntarios, invitar a ponentes, catequistas...

Acogida

Por fin el d?a 4 de agosto el obispo de Pamplona, D. Fernando Sebasti?n, pudo dar la bienvenida en la catedral a todos los j?venes venidos para la ocasi?n, y lo hizo tomando como modelo a S. Francisco Javier. ?Bajo su protecci?n ?dec?a D. Fernando? queremos vivir juntos un par de d?as tratando de entrar a fondo en el mensaje de Jes?s, buscando su presencia. Abri?ndole los secretos de nuestra vida. Queremos que nos gane el coraz?n y haga de nosotros "servidores valientes de su evangelio". Precisamente porque la cosa est? dif?cil, queremos ser m?s cristianos que nunca, m?s entusias?tas que nunca, m?s misioneros que nunca.?
Un Encuentro familiar pero muy intenso, en el que los j?venes tuvieron tiempo para conocer algo de la ciudad, pero sobre todo se sintieron parte de una gran familia de hijos de Dios, que luchan por hacer de su mundo un lugar mejor para vivir.
Tras la bienvenida del obispo en la catedral, fue la acogida de la alcaldesa en la plaza del ayuntamiento, a lo que le sigui? un concierto de m?sica cristiana en el parque de Yamaguchi despu?s de la cena en el mismo parque.

Por todo el mundo

El ?Id por todo el mundo? como lema y la canci?n ?Alma misionera?, como himno acompa?aron a los participantes durante los tres d?as que dur? el Encuentro. Un id por todo el mundo, que no tiene que ver s?lo con salir de tu pa?s, dejar tu casa y a los tuyos
e ir all? d?nde los hombres todav?a no conocen a Dios, sino tambi?n vivir el evangelio de Jes?s en el d?a a d?a de cada uno. As? nos lo transmit?a Monse?or Bl?zquez
en la vigilia del s?bado: ?Ser enviados a todo el mundo significa ir tambi?n a los hombres y mujeres de nuestro tiempo en todos los ?mbitos de su vida, como han puesto de manifiesto los talleres, ya que hay lejan?as geogr?ficas, culturales y espirituales?.

A todos

Hay una frase que dice que la tarea de los cristianos hoy en d?a, en Europa, no consiste tanto en bautizar a los convertidos, como en convertir a los bautizados. Y eso es lo que se quiso poner de manifiesto en este Encuentro. Por eso el obispo de Pamplona invit? a los j?venes durante su catequesis a preguntarse: ??Qu? lugar ocupa Jesucristo en tu vida? Si es de verdad la referencia decisiva de tu manera de entender y de desarrollar tu vida y si est? dentro de ti como un amigo verda?dero que te gu?a y te sostiene en la vida?.

Porque como nos record? tambi?n en su homil?a, enfrente de la cuna del santo, el castillo de Javier: Vivimos tiempos de debilidad.

Como creyentes

?Tenemos que creer en Dios, tenemos que creer en Jes?s, tenemos que creer en su Iglesia, en el Papa, en los Obispos, frente al desprecio y a la propaganda de personas, de instituciones, de medios que aparentemente son mucho m?s poderosos que nosotros. Cuando estamos en la Ciudad, o en los pueblos, en la Universidad o en el Colegio, en el trabajo como en las diversiones, m?s de una vez sentimos verg?enza de decir que somos cristianos, que nosotros pensamos de otra manera, que hacemos una cosa o dejarnos de hacerla, porque somos disc?pulos de Jes?s y queremos vivir de acuerdo con sus ense?anzas y con las ense?anzas de la Iglesia?.

Un trampol?n

Este Encuentro sirvi? a muchos de los presentes, de trampol?n para salir al mundo con la cabeza alta, sabiendo que somos hijos de Dios y que hay muchos como nosotros que creen en las mismas cosas que nosotros, que no estamos so-los. Hay un ej?rcito de seguidores de Jes?s, aunque en alg?n momento permanezcan callados y como acobardados. Que no debemos temer los desprecios e incomprensiones de nuestros semejantes, porque Dios est? con nosotros y nunca nos abandona.

El primero de este tipo de Encuentros dej? a los asistentes con ganas de m?s. Muchos de los participantes se marcha-ron sintiendo que les hab?a sabido a poco. Buen augurio para posibles siguientes Encuentros. 

Pilar Ripa
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios