Martes, 31 de octubre de 2006
TODOS LOS SANTOS
1 de noviembre de 2006



El Dios de la esperanza, de la alegría y de la paz, permanezca siempre con todos vosotros.


MONICIÓN DE ENTRADA

Sed todos bienvenidos a celebrar la eucaristía en este día primero de noviembre, la fiesta de Todos los Santos. Es una fiesta de alegría y de esperanza, porque hoy recordamos a todos aquellos hermanos y hermanas nuestros, cristianos como nosotros, que nos han precedido en el camino de la fe y que ahora gozan ya de la plenitud de la vida con el Padre y con Jesús resucitado. Ellos y ellas son para nosotros modelo y ejemplo, y a la vez desde el cielo son también intercesores que nos ayudan a avanzar en nuestro camino.

A. penitencial: Comencemos nuestra celebración reconociendo, en un momento de silencio, que a menudo tropezamos en ese camino de seguimiento de Jesús (silencio).

Y ahora pidamos a la Virgen María, a los ángeles y a los santos que intercedan por nosotros ante Dios. Digamos todos juntos: Yo confieso...

Dios misericordioso tenga piedad de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

SEÑOR, TEN PIEDAD.
CRISTO, TEN PIEDAD.
SEÑOR, TEN PIEDAD.


1.lectura (Apocalipsis 7,2-4.9-14): Hoy, en el evangelio, escucharemos las bienaventuranzas, la propuesta de Jesús para conseguir la auténtica felicidad. Ahora, en esta primera lectura, contemplamos una imagen del libro del Apocalipsis que nos invita a contemplar a los que ya viven esa bienaventuranza para siempre.

2.lectura (1 Juan 3,1-3): Escuchemos ahora cómo san Juan, en este fragmento de su primera carta, resume cuál es el núcleo de la esperanza cristiana: que todos nosotros somos ya, aquí y ahora, hijos de Dios, pero todavía con limitaciones; y que esperamos serlo un día en plenitud.

Oración universal:

Presentemos ahora confiadamente nuestras intenciones al Padre, por intercesión de todos los santos. Oremos diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.

1. Por la Iglesia, por todos los cristianos. Que cada día avancemos con fidelidad por el camino de las bienaventuranzas. OREMOS:

2. Por los que no creen en Jesús. Que encuentren en la fe la propuesta de vida que les puede hacer felices de verdad. OREMOS:

3. Por todos los hombres y mujeres, especialmente por los que sufren. Que descubran en sus vidas la fuerza salvadora de Dios y el amor de los hermanos. OREMOS:

4. Por nuestros hermanos y hermanas difuntos. Que gocen ya de la plenitud de la vida con Dios y con todos los santos. OREMOS:

5. Por todos nosotros. Que experimentemos cada día la alegría y el compromiso de ser hijos e hijas de Dios. OREMOS:

Escucha, Padre, nuestras oraciones. Y danos la fuerza de tu Espíritu para poder seguir los pasos de aquellos que nos han precedido hacia ti. Por...


Publicado por verdenaranja @ 23:29  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios