Jueves, 02 de noviembre de 2006
Comentario al evangelio (Lc 14,1-6), publicado en el Libro ?Ens??ame tus caminos?, de Guillermo Guti?rrez, perteneciente al viernes de la vig?sima semana del Tiempo Ordinario.

Viernes de la Trig?sima Semana del Tiempo Ordinario


Hacer siempre el bien. En la cena-coloquio a la que un notable hab?a invitado a Jes?s hab?a muchos que le observaban para ver si el que se dec?a cumplidor de la ley observaba las prescripciones sobre la inviolabilidad del descanso del s?bado. Hab?a all? un enfermo ?no un invitado? ante Jes?s. ?Casualidad o providencia? En esa circunstancia encuentra una nueva ocasi?n para hacer el bien y para insistir en un principio b?sico de la nueva moral: el hombre es un valor superior al s?bado y si se trata de hacerle un bien debe hacerse a?n en d?a de s?bado. La nueva ley del amor es superior a todas las leyes. Y si los presentes sufren esc?ndalo, el argumento est? al alcance de la mano; si un animal cae a un pozo, ?no se le saca a?n en d?a de s?bado? Toda ley debe ser interpretada a la luz del amor. La obligaci?n de hacer el bien no conoce horas prohibidas ni disfruta de vacaciones.
Caen estos principios ?ticos sobre una mentalidad religiosa contagiada de pol?tica. Religi?n y pol?tica eran simult?neamente lideradas por el partido de los fariseos. Estos interpretaban la religi?n en funci?n de la pol?tica; Jes?s la interpretaba en funci?n del amor. Hay leyes que son interpretadas y valoradas en funci?n de condicionamientos sociales, econ?micos, pol?ticos o por el hecho estad?stico de la mayor?a de votos. Las leyes morales deben ser interpretadas en funci?n de la voluntad de Dios. No se trata de saber qu? opina la mayor?a, sino qu? ha mandado Dios. S?lo desde esta perspectiva pueden las leyes cumplir la finalidad para que son aprobadas. De no ser as? se convierten en oportunistas caprichos de partido. En el evangelio tenemos ejemplos del amor con que Jes?s se inclina sobre toda clase de dolencias humanas. ?El ?nico amor cristiano que yo conozco es la permanente comunidad espiritual con los pobres, d?biles y oprimidos? (Ch. P?guy).

El domingo es el d?a del Se?or, destinado a santificarlo en recuerdo de su resurrecci?n. Es un d?a particularmente apto para la alabanza y el culto. Puede adem?s brindar ocasiones para la pr?ctica del bien.
Publicado por verdenaranja @ 23:09  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios