Mi?rcoles, 08 de noviembre de 2006
A pesar del auge econ?mico, las situaciones de pobreza aumentan en toda Europa. Y a pesar del intenso crecimiento econ?mico espa?ol en la ?ltima d?cada, la tasa de poblaci?n por debajo del umbral de pobreza relativa persiste (en Espa?a afecta al 20% de los ciudadanos, frente al 16% en la Uni?n Europea). Asimismo, la proporci?n de "trabajadores pobres" en nuestro pa?s supone el 10%, frente al 7% de media europea.

1 HOY TAMBI?N DUERMO EN LA CALLE
DE QUI?N HABLAMOS


Estamos hablando de:

Personas sin techo son las que est?n literalmente en la calle, es decir, que viven en espacios p?blicos abiertos y que duermen, a veces, en albergues nocturnos (cerrados durante el resto del d?a).

Personas sin hogar son quienes viven en centros de acogida, en r?gimen de estancia completa y un tiempo de residencia limitado, y que carecen de otra alternativa.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estad?stica (IN E) en 2005. nos revela un rostro de exclusi?n social con rasgos de personas j?venes, con dif?cil acceso a los servicios sociales y expuestas a agresiones violentas de alg?n tipo. Se constata tambi?n la incorporaci?n de un n?mero creciente de mujeres e inmigrantes.


2 SIN TECHO, SIN DERECHOS
VIOLENCIA Y EXCLUSI?N


Cuando hablamos de la violencia de que son objeto las personas sin hogar nos referimos a todo aquello que impide que la persona satisfaga sus necesidades fundamentales ?alimentaci?n, vivienda, salud, vestido? para poder vivir con dignidad.

Pero cuando, adem?s, se le priva de las oportunidades de participar de las formas de vida y de integra?ci?n social, decimos que se da una situaci?n de exclusi?n social


3
C?MO SE LLEGA
A ESA SITUACI?N


La exclusi?n es fruto de diversos procesos de cambio:

1. En los modos de producci?n La aplicaci?n de las nuevas tecnolog?as a todos los campos de la producci?n y la extensi?n de la globalizaci?n econ?mica ha disparado el crecimiento econ?mico, pero tambi?n la pobreza.

2. En el empleo El aumento del empleo inestable y precario con el fin de mantener los nive?les de competitividad y beneficio exigidos por el mercado afecta de manera especial a j?venes, mujeres, parados mayores de 45 a?os e inmigrantes no regularizados.

3. En el acceso a la vivienda La ausencia de vivienda dificulta el acceso al trabajo y a la educaci?n. limita las posibilidades de inserci?n social, impide el desarrollo personal y provoca un r?pido deterioro de la salud f?sica y mental.

4. Deficiencias en la protecci?n social La actual pol?tica de contenci?n del gasto social supone una merma de recursos adecuados para desarrollar estrategias de inserci?n.

5. Cambios demogr?ficos y familiares

- Descenso de la tasa de natalidad.
- Envejecimiento de la poblaci?n.
- Crecimiento de la inmigraci?n.


6. La autopercepci?n de inseguridad y fracaso Deficiencias en la educaci?n, la vivienda, la salud. etc, lleva a la poblaci?n afectada a una autopercepci?n como fracasado.

4.A LA SOCIEDAD LE FALTO YO
RESPONSABILIDAD DE TODOS


?Qu? pedimos?

1. A LAS AUTORIDADES P?BLICAS realizar un mayor esfuerzo para erradicar la pobreza y la exclusi?n social.

- Desarrollar alternativas reales de inserci?n
- Propiciar una mayor coordinaci?n y colaboraci?n con el conjunto de la sociedad
- Arbitrar una respuesta adecuada a la inmigraci?n
- Atajar de manera urgente y decidida la especulaci?n inmobiliaria
- Derogar ordenanzas represivas y policiales en el uso y regulaci?n del espacio p?blico.

2. A LOS MEDIOS DE COMUNICACI?N SOCIAL abordar contenidos informativos honestos sobre las personas s n hogar.

3. A LA SOCIEDAD EN GENERAL coordinaci?n. implicaci?n y participaci?n con el Estado y el conjunto de los agentes econ?micos y sociales en la puesta en marcha de accio?nes de inclusi?n social.

5 TREINTA MIL
PERSONAS SIN HOGAR


En Espa?a hay m?s de ocho millones y medio de pobres. Sin embargo, la peor situaci?n la sufren las 30.000 personas que carecen de un techo donde vivir y las 273.000 que residen en infraviviendas. En estas personas se combinan la precariedad econ?mica y la falta de alojamiento, con la p?rdida de v?nculos sociales y familiares, y la ruptura de sus proyectos per?sonales de vida.

En la Uni?n Europea se estima que hay alrededor de tres millones de personas sin hogar y otros dieciocho millones que habitan en viviendas precarias.

Las personas sin techo viven en carne propia la exclusi?n social en su dimensi?n m?s extrema y padecen ese tipo de violencia social que Susan George define como "todo aquello que impide que la gente satisfaga sus necesidades fundamentales: alimentaci?n, vivienda, vestido, si, pero tambi?n dignidad".

En este ?ltimo a?o se ha acentuado el "cambio de rostro" que se est? produciendo en el perfil de las personas sin hogar, debido al aumento del n?mero de j?venes, de mujeres y de inmigrantes.
Comentarios