Jueves, 09 de noviembre de 2006
EN LA 92? ASAMBLEA PLENARIA


La Comisi?n Episcopal de C?ritas realiz? su presentaci?n en el marco de la Asamblea Plenaria de obispos, en torno al ser, quehacer y c?mo hacer de la instituci?n, en orden a fortalecer y ahondar su identidad y misi?n en los distintos niveles: parroquial, diocesano, regional y nacional.

Fue una ocasi?n para que Mons. Fernando M. Bargall?, presidente de C?ritas Argentina, Gabriel Castelli, director nacional y miembros de la Comisi?n nacional nombrada en marzo pasado, presentaran a todos los obispos, informaci?n detallada acerca de los diversos programas y acciones que est?n siendo impulsados y coordinados por la Comisi?n y equipos nacionales a lo largo de todo el pa?s, en el marco de las l?neas de acci?n del actual trienio (2006-2009), definidas en la Asamblea Nacional de C?ritas, celebrada en Mendoza, en mayo ?ltimo.

Mons. Bargall? se?al? que si bien se percibe cierta mejor?a en los indicadores macroecon?micos, ?stos resultan insuficientes para transformar por si solos las situaciones de pobreza. ?Por eso no podemos ni debemos olvidar que la realidad de pobreza y exclusi?n nos sigue interpelando de manera muy fuerte a todos?, afirm? el obispo tras recordar que los principales destinatarios de la misi?n de C?ritas son los pobres, que no son n?meros ni estad?sticas, sino hermanos que esperan ser tratados como pr?jimo.

En ese sentido, la acci?n de C?ritas parte de la convicci?n de que la persona es un ser social, que no puede crecer si no fortalece sus v?nculos m?s pr?ximos: la familia, donde exista, o los lazos afectivos que m?s se le aproximen. De esta manera, el accionar de C?ritas, si bien incluye la asistencia, es sobre todo promocional en el m?s pleno sentido del t?rmino, ya que intenta que cada persona crezca en dignidad siendo protagonista de su propio desarrollo, tomando conciencia que es hijo de Dios, y por tanto, hermano de los hombres y mujeres de esta sociedad. Por eso, siempre ser? importante que todas las acciones realizadas impliquen una dimensi?n educativa y generen una verdadera cultura del trabajo.
Comentarios