Martes, 28 de noviembre de 2006
28 Nov. 06 (ACI).- Al reunirse con el Ministro de Asuntos Religiosos de Turqu?a, Mehmet Aydin, el Papa Benedicto XVI destac? los puntos en com?n de cristianos y musulmanes que deber?an permitir un di?logo ?sincero entre amigos?, y record? la urgencia de que se garantice la libertad religiosa.

El Papa agradeci? la amable acogida con que lo recibieron las autoridades locales y dirigi? un ?saludo afectuoso? a todos los musulmanes en Turqu?a.

Tras se?alar que Turqu?a es un pa?s ?muy querido para los cristianos? porque ?muchas de las primeras comunidades de la Iglesia se fundaron aqu? y maduraron, inspiradas por la predicaci?n de los ap?stoles?, reconoci? que en este lugar ha florecido ?la civilizaci?n isl?mica en los m?s diversos campos, incluyendo la literatura y el arte?.

El Santo Padre insisti? en que el di?logo entre cristianos y musulmanes deber?a ser ?como un intercambio sincero entre amigos?, debido a que ?cristianos y musulmanes, siguiendo cada quien su respectiva religi?n, apuntan hacia la verdad del car?cter sagrado y la dignidad de la persona?.

??sta es la base de nuestro mutuo respeto y estima, ?sta es la base para la cooperaci?n en el servicio de paz entre las naciones y los pueblos, el mayor deseo de todo creyente y de todos los pueblos de buena voluntad?, indic?.

Asimismo, record? que ?cristianos y musulmanes pertenecen a la familia de aquellos que creen en el Dios uno, quien de acuerdo a sus respectivas tradiciones, remontan sus ra?ces a Abraham. Esta unidad humana y espiritual en nuestros or?genes y nuestro destino nos impulsa a buscar un camino com?n, mientras cumplimos nuestro papel en la b?squeda de valores fundamentales tan caracter?stica de la gente de nuestro tiempo?.

?Como hombres y mujeres de religi?n, nos desaf?a el ampliamente difundido anhelo de justicia, de desarrollo, de solidaridad, de libertad, seguridad, paz, defensa de la vida, protecci?n del medio ambiente y los recursos del planeta. Todo esto debido a que tambi?n nosotros, al mismo tiempo que respetamos la autonom?a leg?tima de los asuntos temporales, tenemos una contribuci?n espec?fica que ofrecer en la b?squeda de soluciones apropiadas a estas acuciantes cuestiones?, agreg?.

En este sentido, el Papa consider? que ?podemos ofrecer una respuesta cre?ble a la pregunta que surge claramente en la sociedad actual, aun cuando sea frecuentemente echada a un lado, la pregunta sobre el significado y sentido de la vida, para cada individuo y para la humanidad como un todo. Estamos llamados a trabajar juntos, a fin de ayudar a la sociedad a abrirse hacia la trascendencia, d?ndole a Dios Todopoderoso su justo lugar?.

?El mejor camino a tomar es el aut?ntico di?logo entre cristianos y musulmanes, basado en la verdad inspirada en el sincero deseo de conocernos mejor los unos a los otros, respetando diferencias y reconociendo lo que tenemos en com?n. Esto nos llevar? a un aut?ntico respeto por las decisiones responsables que cada persona toma, especialmente aquellas concernientes a los valores fundamentales y a las convicciones religiosas personales?, a?adi?.

Finalmente, destac? que ?la libertad religiosa, institucionalmente garantizada y efectivamente respetada en la pr?ctica, tanto para el individuo como para la comunidad, constituye para todo creyente la condici?n necesaria para su leal contribuci?n a la construcci?n de la sociedad, en una actitud de aut?ntico servicio, especialmente hacia los m?s vulnerables y pobres?.
Comentarios