Mi?rcoles, 20 de diciembre de 2006
Ante el cambio en la gesti?n
del Centro de Mayores de Isora



C?ritas parroquial de Gu?a de Isora finalizando la d?cada de los noventa, en su intento de mirar la realidad social del entorno con la mirada de Dios, descubri? que uno de los grupos m?s necesitados y menos atendidos del entorno, en aquellos momentos, eran las personas mayores.
Ante este descubrimiento, dicho grupo no se qued? de brazos cruzados e impasibles ante la situaci?n descubierta. Comparti? esta inquietud con la comunidad parroquial y, todos, se pusieron en marcha para buscar alternativas posibles a esta situaci?n? Este fue el origen de lo que termin? sien-do la ampliaci?n de un recurso existente en el Municipio, ?El Club de la Tercera Edad?, para ubicar en el mismo tambi?n, un Centro de D?a, con la riqueza que ello pod?a suponer para ambas realidades.
En aquellos momentos, el apoyo de C?ritas Diocesana, as? como la voluntad, por parte de la Instituci?n responsable del mismo ?La Direcci?n General de Servicios Sociales del Gobierno de Canarias? de rentabilizar los recursos existentes al servicio de los m?s necesitados, as? como el apoyo del Ayuntamiento, dio como resultado que en menos de un a?o, se realizara dicha transformaci?n. Recordamos con gozo el d?a que el primer grupo lleg? al Centro; quedaron atr?s horas y horas de soledad, desatenci?n y tantas experiencias compartidas, no sin dificultades, pero siempre con la alegr?a de descubrir que cuando hay voluntad, todo se supera, porque al fin si nos ?acomodamos? y compartimos podemos facilitar que haya un sitio m?s y mejor para todos nuestros vecinos.
Es misi?n de C?ritas: conocer las situaciones de vulnerabilidad de personas y colectivos, ani-mar, empujar e impulsar la respuesta adecuada a estas situaciones, emprender respuestas a las mismas, junto con las entidades que tienen la competencia. En fin, no descansar hasta que los derechos de estas personas y colectivos sean atendidas debidamente. Por ello, entonces no se dud? en aceptar la gesti?n del nuevo Centro, aportando entusiasmo, dedicaci?n, voluntariado, recursos econ?micos, etc?tera.
Tambi?n, es misi?n de C?ritas, no perpetuarse en las acciones y servicios emprendidas y dejar paso libre para que sean asumidas por la ciudadan?a y sus representantes institucionales, tanto locales como insulares y auton?micos.
Ahora, despu?s de siete a?os, ha llegado el momento de que el Ayuntamiento pueda asumir la gesti?n de este Centro, con los recursos que el Gobierno de Canarias ha dedicado al mismo, y los propios. Lo que no quiere decir que el voluntariado de C?ritas deje de seguir colaborando, acom-pa?ando, participando, desde sus posibilidades, para que la calidad del servicio sea cada d?a mejor, y la dimensi?n comunitaria no se pierda.
A partir del 1 de marzo del pr?ximo a?o 2007, el equipo de trabajadoras del Centro dejar? de ser personal laboral de C?ritas y pasar? a depender del Ayuntamiento, as? como toda la gesti?n del mismo.
Damos gracias al Se?or y a todas las personas y entidades que han hecho posible la atenci?n personalizada a estas mujeres y hombres de nuestro municipio, que se han beneficiado de que esta idea se plasmara y est? consolidada.
Ahora nos corresponde a los voluntarios y voluntarias de la C?ritas Parroquial, seguir con la mirada dispuesta para descubrir d?nde y quienes necesitan nuestro impulso y empe?o para que sean atendidas del mejor modo posible, desde la conciencia de que todos somos hermanos y de que los derechos humanos y sociales de cada uno de ellos no deben ser conculcados y han de ser respetados y promocionados.

C?RITAS DIOCESANA DE TENERIFE
S/C de Tfe, 20 de Diciembre de 2006
Publicado por verdenaranja @ 23:34
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios