S?bado, 23 de diciembre de 2006
NAVIDAD
25 de diciembre de 2006



(Hoy debemos asegurar el ambiente festivo y solemne en toda la celebración: la decoración, los cantos, las lecturas... También la calenda o pregón de Navidad. Y asegurar buenos lectores... Todo esto, tanto en la misa de la noche como en las del día).

Hermanas y hermanos, sed todos bienvenidos a la gozosa celebración de Navidad. Hoy, desde el cielo, ha descendido la paz; hoy brilla una luz nueva. Nos ha nacido un niño, se nos ha dado un hijo: Jesús, el Mesías, el Señor. Que su paz, su amor, su gracia, estén con todos vosotros!

(A continuación, un lector lee la calenda o pregón de Navidad. Si no hay un lector adecuado, puede leerlo el mismo celebrante).

Gloria: La noche de Navidad, allí en Belén, los ángeles estallaron en un canto de alabanza a Dios, a su gloria, a su amor inmenso hacia la humanidad, manifestado en el nacimiento de aquel niño: Dios hecho hombre, que nos trae la paz, la vida, la espe¬ranza, la salvación. Unámonos también nosotros, con mucha alegría, a ese himno de alabanza.

Antes de las lecturas

Hoy las lecturas de las tres misas previstas en el misal (noche, aurora y día) son intercambiables. También se pueden leer las mismas, escogiéndolas, en todas las misas. Y unir el evangelio de la noche con el de la aurora. La monición siguiente es válida en todos los casos.
Antes de las lecturas: Escuchemos ahora las lecturas de la Palabra de Dios, que de diversos modos nos expo¬nen el gran misterio que hoy celebramos: Dios se ha hecho hombre, uno de los nuestros. En el nacimiento de Jesús se ha revelado el amor y la bondad de Dios, que quiere la salvación para toda la humanidad.


Oración universal: La fiesta de Navidad nos da la cer¬teza de que Dios nos ama, y eso nos da también confianza y esperanza. Por eso, confiados en ese amor tan grande de Dios hacia todos, presentémosle nuestras intenciones.

Responderemos: ESCÚCHANOS, PADRE.

. Por la Iglesia y por todos los que la formamos: por el Papa, por los obispos, por los sacerdotes y diáconos, por los religiosos y religiosas, por los laicos y laicas... Que experimentemos con mucha alegría el amor de Dios manifestado en Jesucristo. OREMOS:
. Por toda la gente con la que convivimos. Por nuestro (pueblo, barrio, ciudad). Por nuestro país. Que podamos compartir con todos la alegría y la esperanza que nos trae la buena noticia de la Navidad. OREMOS:
. Por todas las personas que sufren, por cualquier motivo, aquí y en cualquier lugar del mundo. Que puedan sentir cerca el consuelo de Dios y la solidaridad de los hermanos. OREMOS:
. Por la paz en el mundo. Que la celebración de la Navidad contagie en todos y en todas partes los valores del respeto, el diálogo, la justicia, el perdón. OREMOS:
. Por nosotros y por todos los que hoy se han reunido en el mundo entero para celebrar el nacimiento del Hijo de Dios. Que vivamos esta fiesta con fe profunda y le sepamos transmitir a nuestro alrededor.

OREMOS:
Escucha, Padre, nuestra oración, derrama tu amor sobre nosotros y sobre el mundo entero. Por...

CPL - MISA DOMICAL 2006


Publicado por verdenaranja @ 23:29  | Liturgia
 | Enviar