Martes, 02 de enero de 2007
Carta semanal del Arzobispo de Valencia Don Agust?n Garc?a Gasco Vicente

Benedicto XVI, trabajador de la Paz


Publicada en ?Paraula-Iglesia en Valencia? el 31 de diciembre de 2006


Una vez m?s el Papa ha dedicado el Mensaje de a?o nuevo a reflexionar sobre la necesidad de que reine la paz sobre la faz de la Tierra y la labor que todas las personas tienen en esta tarea, y muy especialmente los cristianos. Se suceden los Papas, pero siguen elevando su voz para clamar por la paz. No es por ello de extra?ar que Benedicto XVI recuerde palabras llenas de significado y acierto de su predecesor Juan Pablo II.
Benedicto XVI ha titulado su mensaje La persona humana, coraz?n de la paz, y dicho t?tulo ya revela el convencimiento del Papa de que ?respetando a la persona se promueve la paz, y construyendo la paz se ponen las bases para un aut?ntico humanismo integral?.

El Papa en su mensaje nos muestra la paz en su doble faceta como regalo de Dios y como tarea de todo hombre que tiene en la ley natural un punto de encuentro y di?logo, constituyendo ?un presupuesto fundamental para la paz aut?ntica?.

Benedicto XVI recuerda a todo hombre que el derecho a la vida y la libertad religiosa son patrimonio inviolable del ser humano. La paz necesita l?mites claros entre lo que es y no es disponible. Por lo que se refiere a nuestra realidad social y pol?tica, encuentro significativas las palabras del Papa sobre los ?reg?menes indiferentes? que ?alimentan no tanto una situaci?n violenta, sino un escarnio cultural sistem?tico respecto a las creencias religiosas?.

Muchos espa?oles, creyentes o no, observamos con sorpresa y estupor la prohibici?n de los tradicionales belenes y villancicos en centros educativos dependientes del Estado como significativas an?cdotas del retroceso de las libertades, que todos podemos sufrir en un futuro pr?ximo ante estas corrientes que bajo la palabra ?laicidad? esconden una actitud represora de las manifestaciones religiosas.

La igualdad y los ataques a la dignidad de la mujer son tambi?n abordados por el Santo Padre. Vuestro Arzobispo desea hacer un llamamiento en tal sentido sobre lo que ocurre en nuestro pa?s. Los cristianos no podemos sino sumarnos al dolor de las mujeres que cada a?o son injustamente atacadas por la espiral de machismo violento, que desde hace muchos a?os sufrimos en Espa?a y que lejos de menguar se mantiene a?o tras a?o, sin que las medidas legales resulten suficientes como lo demuestra el m?s de medio centenar de mujeres asesinadas en la Espa?a del a?o 2006. Urge una recomposici?n moral de la familia basada en el amor estable y la fidelidad, y no en el ego?smo oportunista. El arma que a todos desarma es el amor. La violencia familiar se ha de combatir con virtudes, con ?tica, con principios morales s?lidos.

El respeto al medio ambiente y el grave problema del abastecimiento energ?tico, as? como las concepciones restrictivas del hombre son cuestiones que tambi?n tienen su incidencia en la perturbaci?n de la Paz como expone Benedicto XVI.

La concepci?n relativista de la persona debilita el camino de la paz, pues unos derechos humanos basados en un concepto d?bil de la persona dif?cilmente pueden otorgar la seguridad y fortaleza que requiere la defensa de los derechos humanos.

Benedicto XVI aborda tambi?n la nueva configuraci?n de los conflictos y la amenaza terrorista que registra ?formas in?ditas de violencia?. Como Arzobispo de Valencia he sentido gran preocupaci?n por las v?ctimas de los terroristas que en nuestra tierra han sufrido la barbarie de la violencia. Los cristianos queremos la paz, pero no una falsa paz basada en el chantaje y la amenaza inmoral. La paz verdadera solo puede basarse en el perd?n fundado en la justicia y el arrepentimiento verdadero. Lo he dicho en varias ocasiones y estoy convencido: no habr? paz sin justicia. No hay justicia sin perd?n. No puede haber perd?n sin arrepentimiento.

El Papa realiza un llamamiento al Pueblo de Dios para que todo cristiano se sienta comprometido en ser un trabajador incasable por la paz. Vuestro Arzobispo os invita a conocer y difundir el Mensaje de Benedicto XVI por la Paz, y por ello he dispuesto que se publique ?ntegramente en nuestro semanario PARAULA-Iglesia en Valencia, para que tenga la m?xima difusi?n en todas las parroquias, y centros escolares y universitarios de la Archidi?cesis de Valencia.

Con mi bendici?n y afecto,

Agust?n Garc?a-Gasco Vivente
Arzobispo de Valencia
Publicado por verdenaranja @ 23:23  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios