Domingo, 07 de enero de 2007
ZENIT publica la intervenci?n de Benedicto XVI al rezar el s?bado 6 de Enero de 2007, solemnidad de la Epifan?a del Se?or, la oraci?n mariana del ?ngelus junto a miles de peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano.


Queridos hermanos y hermanas:
La solemnidad de la Epifan?a celebra la manifestaci?n de Cristo a los magos, acontecimiento al que san Mateo da gran importancia (Cf. Mateo 2, 1-12). Narra en su Evangelio que algunos ?magos? --probablemente jefes religiosos persas-- llegaron a Jerusal?n guiados por una ?estrella?, fen?meno luminoso celestial interpretado por ellos como un signo del nacimiento de un nuevo rey de los jud?os. En la ciudad, nadie sab?a nada, es m?s, el rey en el trono, Herodes, se qued? muy turbado por la noticia y concibi? el tr?gico plan de la ?matanza de los inocentes? para eliminar al rival reci?n nacido. Los magos, por el contrario, se dejaron guiar por las Sagradas Escrituras, en particular, por la profec?a de Miqueas, seg?n la cual, el Mes?as deber?a nacer en Bel?n, la ciudad de David, situada a unos diez quil?metros al sur de Jerusal?n (Cf. Miqueas 5, 1). Siguiendo esa direcci?n, vieron de nuevo la estrella y, llenos de alegr?a, la siguieron hasta que se detuvo encima de una caba?a. Entraron y vieron al Ni?o con Mar?a; se postraron ante ?l y, en homenaje a su dignidad regia, le ofrecieron oro, incienso y mirra.

?Por qu? es tan importante este acontecimiento? Porque con ?l comenz? a realizarse la adhesi?n de los pueblos paganos a la fe en Cristo, seg?n la promesa que Dios hab?a hecho a Abraham, a la que hace referencia el libro del G?nesis: ?Por ti se bendecir?n todos los linajes de la tierra? (G?nesis 12, 3). As? como Mar?a, Jos? y los pastores de Bel?n representan al pueblo de Israel que acogi? al Se?or, los magos son las primicias de los gentiles, llamados tambi?n a formar parte de la Iglesia, nuevo pueblo de Dios, que ya no se basa en la homogeneidad ?tnica, ling??stica o cultural, sino ?nicamente en la fe com?n en Jes?s, Hijo de Dios.

Por este motivo, la Epifan?a de Cristo es, al mismo tiempo, epifan?a de la Iglesia, es decir, manifestaci?n de su vocaci?n y misi?n universal. En este contexto, con alegr?a dirijo mi cordial saludo a los queridos hermanos y hermanas de la Iglesias orientales, que siguiendo el Calendario Juliano, celebran ma?ana la Santa Navidad: con afecto les deseo abundancia de paz y de prosperidad cristiana.

Me gusta recordar, adem?s, que con motivo de la Epifan?a, se celebra la Jornada Mundial de la Infancia Misionera. Es la fiesta de los ni?os cristianos que viven con alegr?a el don de la fe y rezan para que la luz de Jes?s llegue a todos los ni?os del mundo.

Doy las gracias a los ni?os de la ?Santa Infancia?, presente en 110 pa?ses, pues son preciosos cooperadores del Evangelio y ap?stoles de la solidaridad cristiana a favor de los m?s necesitados. Aliento a los educadores a cultivar en los peque?os el esp?ritu misionero para que surjan ente ellos misioneros apasionados, testigos de la ternura de Dios, y anunciadores de su amor.

Nos dirigimos ahora a la Virgen Mar?a, Estrella de la evangelizaci?n: que por su intercesi?n los cristianos de todas las partes de la tierra puedan vivir como hijos de la luz y llevar a los hombres a Cristo, aut?ntica luz del mundo.

[Traducci?n del original italiano realizada por Zenit. Al final del ?ngelus, el Santo Padre dirigi? un saludo a los peregrinos en seis idiomas. Estas fueron sus palabras en espa?ol:]

En esta solemnidad de la Epifan?a me es grato saludar cordialmente a los fieles de lengua espa?ola que participan en la oraci?n del ?ngelus. Con la misma actitud de los Magos de Oriente, queremos adorar a Jes?s por ser el Se?or de todos los pueblos y ofrecerle el regalo m?s preciado: nuestra entrega a ?l, acompa?ada del amor incondicional a nuestros hermanos. ?Feliz fiesta para todos!

[? Copyright 2006 - Libreria Editrice Vaticana]
Publicado por verdenaranja @ 19:24  | Habla el Papa
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios