Domingo, 07 de enero de 2007
07 Ene. 07 (ACI).- Antes de recitar la oraci?n del ?ngelus con ocasi?n de la fiesta del Bautismo del Se?or ?que en Roma y muchos pa?ses se celebra este domingo?, el Papa Benedicto XVI record? que es de este sacramento de donde brota el llamado y el compromiso de todo cristiano con la santidad.

?El compromiso que nace del Bautismo es el de ?escuchar? a Jes?s: es decir, creer en ?l y seguirle d?cilmente haciendo su voluntad, la voluntad de Dios. De este modo, cada uno de nosotros puede tender a la santidad, una meta que, como recuerda el Concilio Vaticano II, constituye la vocaci?n de todos los bautizados?, dijo el Santo Padre ante miles de fieles y peregrinos que se dieron cita este mediod?a en la Plaza de San Pedro.

En esta fiesta lit?rgica, que cierra el per?odo de Navidad e inicia el ?tiempo ordinario?, el Pont?fice se?al? que el evangelista Lucas narra c?mo, mientras Jes?s estaba en oraci?n, se abri? el cielo y bajo forma de paloma, descendi? a ?l el Esp?ritu Santo. ?Se trata de la manifestaci?n del misterio trinitario de forma clara y completa pero al mismo tiempo se trata de un acontecimiento que marca el inicio del ministerio p?blico de Jes?s en Palestina?.

?El bautismo de Jes?s en el Jord?n, es el anticipo de su bautismo de sangre en la Cruz, y tambi?n es el s?mbolo de la completa actividad sacramental con la que el Redentor llevar? a cabo la salvaci?n de la humanidad?, dijo el Papa a?adiendo que ?en el bautismo de Cristo ?canta la Liturgia de hoy? el mundo se santifica, los pecados vienen perdonados; en el agua y en el Esp?ritu nos volvemos criaturas nuevas?.

M?s adelante, explic? que ?existe una estrecha correlaci?n entre el Bautismo de Cristo y nuestro Bautismo?. ?En el Jord?n se abri? el cielo para indicar que el Salvador nos ha abierto la v?a de la salvaci?n y precisamente, nosotros podemos recorrerla gracias al nuevo nacimiento ?de agua y de Esp?ritu? (Jn 3,5) que se realiza en el Bautismo?.

?Por lo tanto ?prosigui? el Santo Padre? el compromiso que nace del Bautismo es el de ?escuchar? a Jes?s: es decir, creer en ?l y seguirle d?cilmente haciendo su voluntad, la voluntad de Dios. De este modo, cada uno de nosotros puede tender a la santidad, una meta que, como recuerda el Concilio Vaticano II, constituye la vocaci?n de todos los bautizados?.

?Qu? Mar?a, la Madre del Hijo predilecto de Dios, nos ayude a ser siempre fieles a nuestro Bautismo?, concluy? el Obispo de Roma su alocuci?n previa a la oraci?n mariana.

Finalmente, tras el ?ngelus, Benedicto XVI record? el bautismo por ?l realizado esta ma?ana a 13 ni?os en la Capilla Sixtina del Vaticano.
Comentarios