Viernes, 26 de enero de 2007
Por un largo tiempo los asuntos de la Iglesia Universal fueron tratados en Consistorios y realizados en el plano practico por la Cancilleria Apost?lica. Pero el n?mero siempre creciente y la complejidad de las cuestiones a examinar hicieron sentir la necesidad de crear comisiones particulares de Cardenales para la conveniente ejecuci?n r?pida de los asuntos administrativos.

La primera de tales comisiones con car?cter de estabilidad fue la Congregatio Inquisitionis, instituida por Paulo III con la Const. Licet ab initio del 21 de julio de 1542. A ella siguieron otras creadas por Pio IV, Gregorio XIII, Paulo V. Pero el que primero orden? con proyecto org?nico los dicasterios de la Curia Romana fue Sixto V con la Const. Immensa de 22 de enero de 1588. La distribuci?n hecha por Sixto V y retocada por Clemente VIII, Gregorio XV, Urbano VIII, Clemente IX y Pio VII, qued? sustancialmente en vigor hasta nuestros dias. Por cuanto creadas para tratar los asuntos administrativos, las Congregaciones con frecuencia definieron tambi?n las causas en via judicial. Fu? precisamente para restablecer netamente los l?mites entre jurisdicci?n y administraci?n asi como para determinar las atribuciones propias de las singulas Congregaciones que San Pio X el 29 de junio de 1908 promulg? la Constituci?n Sapienti concilio con el anexo Ordo servandus in Ss. Congregationibus, tribunalibus, officiis Romanae Curiae. Tales normas fueron recibidas en el C?digo de Derecho Can?nico de 1917 (can. 243 ? 1) y permanecieron practicamente en vigor hasta la Constituci?n Apost?lica Regimini Ecclesiae Universae del 15 de agosto de 1967, en la cual Paulo VI, respondiendo a los votos del Concilio Vaticano II, las modific?, constituyendo nuevos Dicasterios con caracter de promoci?n. Con la entrada en vigor del Nuevo C?digo de Derecho Can?nico, promulgado el 25 de enero de 1983, a las Congregaciones se les ha quitado la denominaci?n "Sacra". Juan Pablo II, con la Constituci?n Apost?lica Pastor Bonus del 28 de junio de 1988, ha reordenado de nuevo la Curia Romana.

Hoy la Congregaci?n est? constituida por Cardenales (de los cuales uno tiene el oficio de Prefecto) y por algunos obispos. Las atribuciones de las singulas Congregaciones est?n determinadas por la materia de las varias ramas administrativas. Las Congregaciones por lo general no tienen l?mite de territorio, se exceptuan la Congregaci?n para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, la de los Obispos, el Clero, la Congregaci?n para los Institutos de Vida Consagrada y Soviedades de Vida Apost?lica y la correspondiente a la Educaci?n Cat?lica, las cuales, para los fieles de rito oriental y para los lugares de misi?n, est?n respectivamente limitadas por las Congregaciones para las Iglesias Orientales y para la Evangelizaci?n de los Pueblos.
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios