Jueves, 01 de febrero de 2007
Art?culo publicado en "BLOG MD" perteneciente a Febrero 2007, n?mero 6.

Antes
de comulgar


De hecho, despu?s del Am?n conclusivo de la Plegaria eucar?stica, ya podr?amos comulgar. Pero el misal prev? a?n unos ritos preparatorios, que ayuden a los fieles a prepararnos debidamente y as? participar con mejor disposici?n de la comuni?n. Estos ritos preparatorios son la oraci?n del Padrenuestro, el gesto de paz y la fracci?n del pan.

La oraci?n del Se?or, el Padre-nuestro, viene introducida por una monici?n del sacerdote que invita a todos los presentes a rezarla conscientemente. Esta oraci?n es muy importante, ya que la comunidad que se dispone a recibir el Cuerpo de Cristo se siente hermanada; todos somos hijos e hijas de Dios, por eso oramos juntos a Dios Padre, y adem?s lo hacemos con las mismas palabras que nos ense?? Jes?s. Entre todas las peticiones del Padrenuestro, destacamos la del "nuestro pan de cada d?a", que aqu? tambi?n tiene un eco eucar?stico: no s?lo pensamos en el pan de nuestras comidas habituales, sino tambi?n en el pan de vida que nos ofrece Jes?s, su mismo Cuerpo.

Despu?s del Padrenuestro, el sacerdote completa solo la ?ltima petici?n, pidiendo para toda la comunidad de fieles la liberaci?n del poder del mal. Y la asamblea responde: "Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Se?or".

Acto seguido viene el rito de la paz. El sacerdote se dirige en este caso a Jes?s, recordando la paz que ?l mismo dio a sus disc?pulos, y te pide que d? a todos los presentes los dones de la paz y la unidad. Despu?s del di?logo: "La paz del Se?or est? siempre con vosotros - Y con tu esp?ritu", el celebrante invita a todos los fieles a expresarse "la comuni?n eclesial y la mutua caridad, antes de comulgar en el Sacramento" (IGMR 82). El sacerdote mismo da la paz a los dem?s ministros o laicos que est?n en el presbiterio, y todos se desean la paz con el gesto y las palabras de costumbre en cada lugar. Este gesto puede ir acompa?ado de un breve canto o aclamaci?n, pero evitando que se mezcle con el gesto que viene a continuaci?n, la fracci?n del pan.

Efectivamente, despu?s del gesto de paz viene un rito m?s antes de la comuni?n: la fracci?n del pan. Es el gesto que realiza el sacerdote, que parte el pan, recordando el mismo gesto de Jes?s en la ?ltima cena. Recordemos que en los primeros siglos del cristianismo, toda la misa era conocida con el nombre de "fracci?n del pan". "Significa que los fieles, siendo muchos, en la Comuni?n de un solo pan de vida, que es Cristo muerto y resucitado para la vida del mundo, se hacen un solo cuerpo" (IGMR 83). Es conveniente que la fracci?n del pan sea significativa, que todos lo vean (incluso que lo oigan), y cuantas m?s hostias grandes se partan mejor. Despu?s de partir el pan, el sacerdote deja caer un fragmento de la hostia en el c?liz, "para significar la unidad del Cuerpo y de la Sangre del Se?or en la obra salvadora" (IGMR 83). Mientras, se canta o
se recita la invocaci?n "Cordero de Dios...".

Destaquemos que en estos ritos de preparaci?n a la comuni?n se da mucha importancia a la fraternidad entre la comunidad: si no hay fraternidad, no puede haber eucarist?a. Es lo que afirma el evangelio: "Si al presentar tu ofrenda en el altar te acuerdas entonces de que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda all?, delante del altar, y vete primero a reconciliarte con tu hermano; luego vuelves y presentas tu ofrenda" (Mt 5,23-24). La literalidad de la cita es la causa por la que otras tradiciones lit?rgicas, como la hisp?nica o las orientales, coloquen el momento de la paz justo antes del ofertorio. Pero el sentido es el mismo. La Eucarist?a reclama un compromiso de fraternidad y de comuni?n entre los miembros de la comunidad que celebran juntos. Recordemos tambi?n lo que dice san Pablo: "El pan es uno, y as? nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan" (1 Co 10,17). 0 sea que la Eucarist?a es el Cuerpo de Cristo, pero la Iglesia tambi?n es el Cuerpo de Cristo, y el pan com?partido nos debe ayudar a sentir-nos hermanos. Y as? lo expresamos y lo hacemos expl?cito antes de comulgar. ? Xavier Aymerich
Publicado por verdenaranja @ 0:12  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios