S?bado, 03 de febrero de 2007


Se coloca a continuaci?n rese?a hist?rica (2? parte) del origen de la Banda de M?sica de La Guancha, escrito por Don Crist?bal Barrios Gonz?lez (La primera parte se puede ver aqu?)

FUNDACI?N DE LA BANDA

All? por finales del a?o veintitr?s y ambientado por esta influencia cultural, el joven sacerdote, don Domingo Hern?ndez Gonz?lez, que sab?a un poco de m?sica, se decide a fundar una banda; todas las tardes ni?os de siete a doce a?os reciben lecciones se solfeo en El Camar?n de la iglesia, habitaci?n trasera del templo parroquial,donde el sacerdote pasaba la mayor parte del d?a. Entrenados ya en el solfeo, se piensa en comprar los instrumentos para dar comienzo a los ensayos; dinero no hab?a ninguno y al ayuntamiento y organismos oficiales poco les interesaba la formaci?n de una banda de m?sica, por lo cual fue nula su contribuci?n. En el pueblo se hicieron algunas recolectas, pero lo que verdaderamente engros? el caudal fue el reparto de colchas dentro de las j?venes solteras del pueblo ya que el sacado de hebras y calado iba a engrosar la exigua recaudaci?n ya hecha; ninguna joven del pueblo se neg? a dicha propuesta y de esta manera el dinero recaudado pudo aumentar. Seguidamente se - procedi? a la compra de los instrumentos; algunos se adquirieron en otras bandas de la isla que los hab?an dejado de usar, otros los re?galaron y muy pocos fueron comprados nuevos.

Los fundadores de esta banda de m?sica fueron los se?ores siguientes:

Como director y presidente de la agrupaci?n, Don Domingo Hern?ndez Gonz?lez

M?sicos

" Juan Luis Reyes ---- bajo
" Antonio Mesa Garc?a ---- flixcorno
" Laureano Mesa Mesa ---- bombardino
" Jos? P?rez Le?n ---- clarinete
" Felipe P?rez Mesa ---- clarinete
" Florentino Gonz?lez Mesa -- requinto
" Desiderio Ort?z Lorenzo --- flauta
" Jos? L?pez P?rez ---- trompa
" Lorenzo Medina Rodr?guez -- trompa
" Rafael Gonz?lez Mesa ---- trompeta
" Melchor Espinosa Mesa ---- trompeta
" Felipe Le?n Mesa ---- trompeta
" Jos? Lorenzo P?rez ---- tromb?n

" Don Crist?bal Barrios Rodriguez - tromb?n
" Justo Le?n Mesa platillos
" Jos? Gonz?lez Gonz?lez caja
" Domingo Reyes Gonz?lez bombo
" Juan P?rez P?rez marcador del
comp?s


Al principio se ensayaba en el cuarto de la iglesia que est? de bajo del Camar?n, junto al mortuorio; alrededor hab?a muchas cajas de mosaico, por entonces se cambiaba el piso de la iglesia, donde el p?blico se sentaba y los que no pod?an entrar se quedaban en la calle. Luego pas? el ensayo a la habitaci?n que est? debajo de lo que era el ayuntamiento, en la casa del cura; don Domingo nunca utiliz? esta casa por inservible.

Por esta ?poca, regal? don Pepe Ruiz unos atriles de madera muy bien hechos por un carpintero, los cuales se colocaron fijos y fue ron muy ?tiles en los ensayos; este se?or era de Icod y todos los a?os ven?a a pasar el verano en el castillo de Las Guarditas donde ten?a una finca, por entonces era muy conocido en el pueblo. Para llevar a las fiestas o a alg?n lugar del pueblo se dispon?a de otros - atriles met?licos desmontables que cada m?sico portaba en un bolso.
De la casa del cura, por ser un local peque?o, pas? el ensayo a otra habitaci?n del ayuntamiento situada a continuaci?n. Estaba destartalada, con techo de teja, vigas de madera blanca y piso de pino del monte del pueblo: un alcalde "muy patriota" hab?a hecho el cambio de la tea que ten?a por esta madera; esta casa hubo que abandonarla porque el techo amenazaba caerse y el ensayo pas? a la sala que estaba a continuaci?n, propiedad de don Celio P?rez, que nunca, por su voluntad, cobr? alquiler.

La primera pieza que se ensay? fue una marcha de procesi?n que se estren? el dieciocho de enero de 1924 y se toc? cuatro veces en el recorrido. A la banda se le puso el nombre de LA ESPERANZA, a propuesta de don Hip?lito Sinforiano Gonz?lez Mesa, en honor de la patrona del pueblo.

El uniforme que se adopt? fue de estilo militar, pantal?n, chaqueta, camisa, corbata y gorra, todo de color caqui y se estren? el mismo d?a que la banda hizo su aparici?n en la procesi?n indicada.


SALIDA DE LA BANDA A LOS PUEBLOS

En mayo del mismo a?o y por insistencia del presidente de los festejos, la banda fue contratada por treinta duros para una fiesta de Cruz del Realejo Bajo, en la calle de El Medio que se celebraba en competencia con otra del mismo lugar a la cual asist?a la banda de Los Realejos, por entonces en muy bueno estado de musicalidad. La banda de La Guancha, a pesar de s?lo llevar tres piezas, un pasodoble, un vals, y una mazurca, obtuvo un verdadero ?xito, no por la m?sica sino por el uniforme y el tama?o de los componnentes; la actuaci?n dur? una tarde y por la noche hasta las doce; dos coches los llevaron y trajeron al casco de San Juan de la Rambla y a continuaci?n se subi? caminando hasta el pueblo.

Para acudir a esta fiesta vino tres veces don Juan Reyes Barlet, por entonces director de la banda de Icod de los Vinos; ven?a hasta Buen Paso en coche alquilado y de all? hasta el casco eh caballer?a, ensayaba las tres piezas y al final afinaba los instrumentos.

En el verano de 1926, estando de p?rroco del pueblo de Arico un hijo de La Guancha, don Norberto ?lvarez Gonz?lez, se propuso que la banda fuera a la fiesta de la patrona del municipio, la Virgen de Abona. Para transportarlos vino desde aquel pueblo una guagua de las usadas en aquellos tiempos, con los asientos corridos transversales y con m?s aspecto de a?os que de meses. La carretera general no llegaba al Lomo de Arico, lugar donde estaba la parroquia, sino a la orilla del barranco que est? al pie del lomo de El Civil, donde d?as antes hab?a muerto un m?dico al no darse cuenta, con el coche, que el desmonte de la v?a llegaba a la misma orilla de dicho barranco.

En el pueblo fueron muy bien recibidos por parte del p?blico y del cura, all? estuvieron dos d?as y en todas partes eran bien acogidos los m?sicos incluso en las propiedades para comer fruta que por entonces la hab?a en abundancia; de regreso los trajo la misma guagua y en G?imar se sacaron una fotograf?a que a?n muchas personas la conservan; al llegar al Realejo ya era de noche y la luz de la guagua no funcionaba, entonces el chofer compr? un farol y una vela y encendida ?sta dentro de aqu?l fue atada por delante en la guagua y as? se pudo llegar hasta el casco de San Juan de la Rambla. Desde all? se subi? caminando hasta la plazoleta de la Cruz de los Claveles donde materialmente esperaba todo el pueblo a su banda que hac?a tres d?as que hab?a salido, entre besos y abrazos de los familiares y vivas a la banda y al se?or cura fueron recibidos y despedidos cada cual a su cama.

Seguidamente fueron contratados para las fiestas patronales de la Virgen del Buen Viaje en El Tanque de Abajo. Dos coches alquilados los llevaron hasta el t?nel pr?ximo al drago, en Icod de los Vinos, porque a?n la carretera que conduce a aquel pueblo y a?n m?s all? no estaba hecha; en el t?nel esperabas una bestia para cada m?sico, la mayor?a mulares, y as? fueron conducidos hasta El Tanque de Arriba, al ir al de Abajo, la gente no los recibi? bien, incluso, si ped?an agua en una casa, se la negaban. M?s tarde se enteraron que la fiesta de aquel a?o la hac?an los de Arriba y aquella banda de ni?os con aquel uniforme les resultaba de mucho lujo para amenizar unos festejos que se sol?an hacer en competencia todos los - a?os, los de Arriba con los de Abajo. Al d?a siguiente bajaron a Garachico donde les esperaban dos coches de alquiler que los condujeron hasta Buen Paso y desde all? caminando al casco.

La asistencia a las fiestas patronales de barrios y cascos de pueblos, festejos de cruces, sobre todo al Valle de la Orotava durante los meses de mayo y junio, eran frecuentes; de ellos podr?an contarse muchas an?cdotas que prescindimos de hacerlo por no hacer esta rese?a demasiado extensa.

OTRAS ACTIVIDADES Y OTROS HECHOS NOTABLES

La banda sol?a asistir a las fiestas que la maestra, do?a ?ngeles Machado, organizaba todos los fines de curso y algunas piezas se tocaban al ritmo de la gimnasia que las ni?as desarrollaban en la v?a p?blica, donde era presenciada por una gran cantidad de gente.

Tambi?n en los carnavales la banda recorr?a las calles del pueblo a los acordes de un pasodoble y los m?sicos con don Domingo al frente, sol?an acudir a alguna casa de las m?s pudientes, previa invitaci?n, donde les obsequiaban con galletas, rosquetes, algunos dulces, vino, gaseosa, etc.

Cuando se asist?a a una fiesta, era frecuente limpiar los instrumentos el d?a anterior, sobre todo los met?licos que con la humedad del ambiente se sol?a empa?ar; para ello se usaban los tomates, no muy maduros, y al final se le daba un poquito de un liquido llamado "mangrina", del cual no se pod?a abusar en el gasto porque' era caro, y con trapos viejos se le sacaba brillo.

Los ensayos se hac?an de noche, durante el d?a hab?a que trabajar, primero se alumbraban con quinqu?, que se sol?an emplear tres, luego con aparatos de carburo y m?s parda con petromax. Hab?a noches que funcionaban bien,.pero en otras les daba por "reinar" y no hab?a manera de compaginar las molestias que ocasionaban; sobre todo eran peligrosos los petromax toda vez que funcionaban con gasolina, en algunas noches amenazaron con incendios en la casa del local.

Don Domingo Hern?ndez, el fundador de la banda, como hemos dicho, era natural de La Orotava. Nunca vivi? en la casa del cura que est? situada junto a las que son propiedad del ayuntamiento porque la consideraba inhabitable por sus reducidas dimensiones, carencia de espacios libres y bastante sombr?a; primero vivi? en la calle de El Calvario, en la casa de don Saturnino Medina y, por ?ltimo, en la de los Curros, en la calle Nueva. No sab?a gran cosa de m?sica, pero tenia muy buena intenci?n en el trabajo; le un?a una estrecha amistad con don Domingo Febles, hombre experto en m?sica y director de la banda de La Orotava, por entonces en buen estado de instrucci?n y organizaci?n; con frecuencia sol?a venir el se?or Febles a La Guancha, sobre todo cuando se sal?a a un lugar de determinada importancia, hasta el casco de San Juan de la Rambla sol?a hacer el viaje en coche alquilado y desde all? sub?a en caballer?a, hac?a algunos ensayos y afinaba los instrumentos.

En cierta ocasi?n don Domingo hizo un viaje a Roma y dej? como encargado de la banda a Manolo, un trompeta de la agrupaci?n de G?imar que el se?or cura conoc?a a trav?s de don Domingo P?rez C?ceres; este muchacho joven y soltero se port? muy bien con el pueblo y con los m?sicos y se hizo respetar y querer de toda la gente; al llegar don Domingo de Roma, a los pocos d?as se march? a su pueblo dejando tras de s? un embrujo de buena persona.


DON DOMINGO SE MARCHA, POR VOLUNTAD PROPIA, DE LA GUANCHA


El 1928, por voluntad propia, don Domingo se marcha de La Guancha y se traslada a la parroquia de Santa Ursula, con el fin de estar m?s cerca de su pueblo nata,al que m?s tarde pas? ocupando la de San Juan de la Villa de Arriba donde falleci?. Al marcharse de La Guancha, dej? un vac?o en el pueblo y, sobre todo, en la banda que ?l form? y tan buen destino le dio durante cuatro a?os, paseando el nombre del pueblo por muchos lugares de la isla, labor ingente que unida a la de do?a ?ngeles Machado y a la de don Hip?lito Sinforiano Gonz?lez Mesa hab?an de ser el punto de arranque del ambiente cultural que hoy disfruta el municipio.

Pero los pueblos no suelen ser desagradecidos con aquellas personas que los impulsan y propician en el campo del saber, la buena marcha y su desenvolvimiento social; a don Domingo le dedicaron una de las mejores calles del pueblo; a don Hip?lito Sinforiano se le adjudic? el nombre de la avenida de entrada y salida del casco del t?rmino y a do?a ?ngeles se le obsequi? con la erecci?n de un busto en una de las plazoletas m?s c?ntricas del municipio. Tres ejemplos a imitar dentro del ?mbito de este reducido pueblo; la - m?sica, con sus dificultades en la ense?anza, la econom?a y la propaganda de un municipio en aquellos tiempos; la cultura, con todas las adversidades dentro de un pueblo con una gran mayor?a analfabeta, y la educaci?n escolar y la de un sector del t?rmino, abandonado y olvidado por parte de todos,

LOS NUEVOS DIRIGENTES DE LA BANDA

A pesar de haberse marchado don Domingo, la banda sigue su curso, ya que hay en ella personas enteradas de su funcionamiento; unos ingresan de nuevo y otros se van por alguna causa justificada; por ella desfilan casi toda la juventud masculina del casco del municipio. A falta de una persona mayor, los m?sicos acuerdan poner al frente de su organizaci?n una persona ajena a toda intervenci?n musical con el fin de velar por el orden y la disciplina y hacerse cargo del poco dinero que se contabiliza. En este sentido fueron nombrados don Teodoro Gonz?lez Mesa, don Celio Gonz?lez P?rez, don Augusto P?rez Yanes, etc. siendo este ?ltimo enumerado uno de los de m?s larga duraci?n y se preocup? mucho por el buen estado de la banda, su econom?a y arreglo de los instrumentos.

De ella no se dan por enterados ning?n organismo oficial, son los propios m?sicos los interesados por su banda, De acuerdo con el encargado del orden, son llamados para su direcci?n y ensayo m?sicos de otras bandas, entre ellos don Antonio el Lagunero y m?s tarde don ?ngel, de Icod de los Vinos, m?sicos aventajados en las ban?das de sus respectivos pueblos.

En el a?o 1934, por imperativos del destino, don Juan Luis Reyes se marcha a vivir al Realejo Alto, por su conocimientos en m?sica empezaba a ser uno de los dirigentes de la organizaci?n. Su marcha caus? un vac?o en el seno de la agrupaci?n, Se hizo cargo de ella el m?sico destacado don Antonio Mesa Garc?a y a trancas y barrancas sigui? existiendo. Al a?o siguiente, 1935, por iniciativa del guanchero don Pedro Hern?ndez Lorenzo, dedicado a los asuntos comerciales en Playa de Santiago, La Gomera, la banda fue contratada para amenizar las fiestas patronales de aquel barrio. Embarcaron un d?a por la ma?ana en el puerto de San Juan de Guia de Isora y como el personal no estaba acostumbrado a las cabriolas marineras, algunos de los m?sicos llegaron a Santiago en fatal estado de mareo. All? estuvieron dos d?as, siendo muy bien tratados por parte del p?blico y de don Pedro Hern?ndez; regresaron de madrugada al mismo lugar de donde, d?as antes, hab?an salido; como el regreso fue con la noche, la mayor?a se durmi? y el viaje no fue tan malo como el de la ida.

SEGUNDA EPOCA DE LA BANDA, SU DESAPARICI?N

Durante la guerra civil espa?ola, la banda existi?, pero su actuaci?n fue casi nula por falta de personal toda vez que la mayor?a estaba en la guerra. Terminada ?sta, volvi? a resurgir y en el a?o 1942 fue llamado para organizarla y trabajar en el ayuntamiento don Juan Luis Reyes, el cual se hallaba tocando en la banda de Los Realejos; en cuerpo y alma se entreg? a ella y en los a?os siguientes lleg? a ser una buena agrupaci?n de m?sica, de las mejores que hab?a en la isla.

Entrados los a?os sesenta, la banda empez? a decaer, los m?sicos no acud?an a los ensayos, muchos se fueron para Venezuela, otros a trabajar en los centros tur?sticos del Puerto de la Cruz, algunos se integraron en orquestas donde ganaban :m?s dinero, Don Juan Luis Reyes hizo todo lo indecible por atajar aquel mal que sobre la banda se cern?a y, desenga?ado de que aquello no ten?a remedio, renunci? a su - direcci?n. A?n se hicieron otros intentos para que sobreviviera, hubo dos nombramientos m?s de directores, pero al no haber una persona o un grupo de ellas, el 1966 la banda cerr? definitivamente su local de' ensayo.

El pueblo siempre record? con nostalgia a su banda, hasta que surgi? un grupo de personas y estimulado por un hombre que se ha ocupado de todos los problemas viejos y nuevos que ha habido en el municipio: el actual alcalde, don Jos? Bernardo Grillo Gonz?lez. A partir de aqu?, ha resurgido la banda de m?sica La ESPERANZA, la que un d?a fundara un cura, don Domingo Gonz?lez Hern?ndez. La banda hizo su aparici?n por - primera vez el d?a de Corpus de 1980, al frente de la cual se halla un hijo del pueblo, antiguo m?sico, don Anatael Mesa Quintero, profesor de E. G. B.

EL ESTADO ECON?MICO DE LA ANTIGUA BANDA

Pero no estar?a esta cr?nica completa si no se hablara del estado econ?mico en que siempre vivi? la agrupaci?n; aquellos tiempos no fueron buenos cuando de dinero se trataba; los instrumentos casi todos fue ron adquiridos en otras bandas que por su antig?edad iban siendo arrimados en el cuarto de los trastos, otros los prestaban y muchos los regalaban sobre todo cuando en la operaci?n interven?a una persona conocida. Cuando se iba a una fiesta, de lo cobrado se le daba algo a los m?sicos para sus gastos particulares, pues ninguno ten?a el placer de ser rico; el alumbrado del ensayo supon?a un gasto casi diario y el arreglo de los instrumentos por su estado de vejez y quiz?s del mal trato que algunos les daban, era "el pan nuestro de cada d?a"; varios m?sicos aprendieron a soldar y, aunque por el trabajo no cobraran nada, los ingredientes para hacerlo hab?a que comprarlos.

En la segunda ?poca de la banda, despu?s de la guerra civil, fue don Juan Luis el encargado de todas estas diligencias, sin olvidar a don Francisco Mesa Garc?a que era m?sico y adem?s ten?a un taller de herrer?a y por todo lo hecho y realizado a instancias de don Juan Luis, nunca cobr? nada.

La Guancha, octubre de 1986

Crist?bal BARRIOS RODRIGUEZ
Publicado por verdenaranja @ 11:05  | Bandas de M?sica
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios