S?bado, 03 de febrero de 2007
Sacado de la catequesis para j?venes en la campa?a XLVIII - 2007 de Manos Unidas.

Los talentos que Dios ha regalado a todos


Dios nunca ha sido individualista, ??l mismo es Trinidad! Por eso cuando reparte sus talentos no lo hace pensando individualmente, sino con mentalidad comunitaria. Los talentos que Dios da son talentos comunitarios e interact?an unos en otros, permitiendo crear una cadena de servicios y de desarrollo, que se multiplica hasta llegar a incluir a muchas personas. Dios quiere que incluya a todas las personas del mundo, que nadie quede excluido del beneficio com?n que es el desarrollo y la cultura de la humanidad.

Los hombres nos hemos vuelto individualistas y consideramos los talentos como algo nuestro, para nuestro exclusivo servicio y beneficio. Pero podemos cambiar de mentalidad, convertirnos a la mentalidad de Dios. Si lo hacemos, descu?briremos que, cuando ponemos a funcionar los talentos que Dios nos ha dado, salen beneficiadas personas muy alejadas de nosotros, a los que quiz? nunca conozcamos, pero que, gracias a nuestra solidaridad, pueden desarrollarse y vivir una vida digna que les permita realizarse como personas.

Existen unos talentos combinados, que tienen dos caras, como las monedas. Cuando desarrollamos una cara, autom?ticamente se desarrolla la otra cara de forma simult?nea. As?, si desarrollamos el talento de la solidaridad, ayudando de forma real y concreta a alguien, ese talento se convierte en desarrollo para la otra persona. Ese desarrollo, en el coraz?n de Dios, estar? siempre vinculado a la persona que lo ha producido y no quedar? sin recompensa.

Puede desanimarnos un poco pensar que no vamos a llegar nunca a conocer la otra cara de nuestro talento solidario y que, como mucho, lo tenemos que suponer... Pero los cre?yentes sabemos que en el cielo, cuando nuestro conocimiento no est? limitado por nuestras pobres neuronas, comprenderemos toda la gran red de interacciones en las que hemos participado y descubriremos todo el bien combinado que hemos hecho y podremos disfrutar de un amor y una felicidad entrelazada e intensa mucho m?s maravillosa de lo que jam?s podemos llegar a so?ar.
Publicado por verdenaranja @ 23:48  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios