Domingo, 04 de febrero de 2007
?C?mo podemos solucionar el problema tan grande del analfabetismo? La catequesis para j?venes de la campa?a XLVIII- 2007 de Manos Unidas nos propone varias pistas.


Negociar nuestros talentos para
devolverles sus talentos


A la hora de poner a negociar nuestros talentos solidarios es bueno creer que vale la pena esforzarse porque nuestro esfuerzo va a dar frutos verdaderos. Por eso queremos animaros cont?ndoos dos verdades:

Deb?is saber que los proyectos educativos son los que producen mayor desarrollo en los pueblos del Sur. Manos Unidas ha descubierto, en los cuarenta y siete a?os que lleva financiando proyectos y evaluando su eficacia, que los proyectos educativos son los que producen mayor desarrollo en los pueblos.

Es decir que, a largo plazo, crear una escuela en un poblado ayuda m?s y mejor a salir de la pobreza que darles alimentos o dotarles de semillas, o crear un dispensario en dicho poblado...

Deb?is saber tambi?n que un puesto escolar en Espa?a cuesta lo que veinte puestos en algunas partes del mundo. Por tanto es necesario mucho menos dinero del que creemos para conseguir buenos resultados.

Pero la principal raz?n para tener esperanza es comprender la verdadera dimensi?n de la cuesti?n que nos proponemos solucionar. Existe la posibilidad de dejarse desanimar por la magnitud de la empresa. ?C?mo vamos nosotros a poder solucionar un problema tan grande?

La respuesta es clara: la avalancha que ha creado el problema del analfabetismo no es una gran monta?a de roca compacta, imposible de mover por su gran peso, sino un grand?simo mont?n de piedras peque?as que, una a una, podemos remover. En efecto, el analfabetismo en s? no existe, existen personas analfabetas, que necesitan salir, una a una, o en peque?os grupos, de su analfabetismo.

Nosotros no podemos dar educaci?n a 121 millones de ni?os. Pero esa cifra no es un bloque compacto, sino muchas personas individuales a las que s? podemos ayudar una a una, o en peque?os grupos, por medio de los proyectos de desarrollo de Manos Unidas. Financiar un proyecto concreto para un lugar determinado s? que est? al alcance de nuestro colegio, de nuestra parroquia, de nuestro barrio. Lo importante es que cada uno de nosotros est? dispuesto a levantar una piedra que libere a una persona. Despu?s, cuantos m?s seamos a llevar piedras, m?s personas podremos liberar. Y esas personas concretas, y no los n?meros, son los que realmente importan.

(Nota: La canci?n "Las hormigas mueven la monta?a" de la obra musical "El diluvio que viene" puede ser un buen instrumento para desarrollar esta idea, ya sea dentro de la catequesis o realizando una representaci?n m?mica dentro de una celebraci?n, o en un festival, o en otros momentos y lugares.)

?Quer?is saber c?mo pod?is ayudar a remover esa monta?a que es el analfabetismo?

Debemos poner a producir unos talentos comunitarios que Dios nos ha dado a todos nosotros:

Poner a producir el talento de la responsabilidad:

No puede desear la educaci?n universal quien no es responsable de su propia educaci?n. Quien pudiendo no aprovecha sus propios estudios, ?con qu? cara va a pedir educaci?n para todos? Quien no da importancia a sus estudios no puede desear de coraz?n que sus hermanos del Sur puedan estudiar.

T? sabes que necesitas prepararte a fondo para poder poner a funcionar los talentos que Dios te ha dado. Est? claro que no se llega a ser un gran deportista sin mucho entrenamiento, ning?n gran profesional se ha hecho sin mucho estudio y ninguna gran persona ha llegado a serlo sin mucho esfuerzo de superaci?n y de pulir defectos. Necesitas poner a funcionar el talento de la responsabilidad por ti mismo, pero tam?bi?n por todos los que necesitan y esperan tu ayuda. Dios, que te lo ha dado, espera sus frutos.

Poner a producir el talento de la sensibilidad:

Dios nos ha dado el talento de la sensibilidad ante los problemas de los dem?s. Pero dice el refr?n:"Ojos que no ven, coraz?n que no siente." La sensibilidad se desarrolla con la informaci?n. Es necesario conocer la situaci?n de nuestros hermanos para poder sentir el dolor de su pobreza y desear ayudarles.

Nosotros disponemos de muchos medios para conocer. Manos Unidas aporta a todos los colegios de Espa?a, desde hace muchos a?os, unos materiales estupendos que nos abren los ojos y el coraz?n a la realidad y que nos dan ideas para poder aportar nuestro grano de arena.

No cerr?is los ojos y el coraz?n a la realidad, no caig?is en el complejo de avestruz, porque eso no soluciona los problemas, ni acalla vuestra conciencia. La ?nica forma de solucionar los problemas y acallar la conciencia es hacer algo, remo-ver aunque s?lo sea una piedra.

Poner a producir el talento de la fraternidad:

A la hora de ayudar a los dem?s, la diferencia entre los motivos humanitarios y los motivos de fe estriba en que la fe no se conforma con decirnos que los pobres son iguales a nosotros, sino que nos recuerda que son aut?nticos hermanos nuestros. Est? claro que no es lo mismo lo que le pase a un semejante, que lo que le pase a un hermano. ?A que no nos duele igual un problema de un semejante ajeno, que el de un hermano nuestro? Pues la fe nos dice que esos cerca de 1.000 millones de analfabetos son hermanos nuestros de verdad y deber?amos sentir un dolor inmenso por ello.

Pero no se trata de saberlo con la cabeza y de repetirlo con la boca, sino de sentirlo hasta lo m?s hondo de nuestros corazones. Debemos convencernos en serio y sentir c?mo se nos parte el alma porque nuestros hermanos se ven condenados a un analfabetismo que les arroja para siempre a la pobreza.

Poner a producir el talento de la solidaridad:

Eres consciente de que solo no puedes casi nada, pero que juntos podemos remover la monta?a del analfabetismo. Poner a producir la solidaridad es apuntarse a organizar o participar en todas las actividades solidarias que se realicen en mi parroquia, en mi colegio, en mi barrio, en mi pueblo, en mi ciudad.

Se trata de estar ah?, cada uno seg?n sus habilidades y su capacidad, para llevarse una piedra del mont?n. Manos Unidas por medio de las parroquias, colegios y asociaciones organiza m?ltiples actividades solidarias a las que te puedes apuntar. No faltes, porque si faltas t?, se debilita la solidaridad universal. Recuerda que "un grano no hace granero, pero ayuda al compa?ero".

Y si, adem?s de ser grano y participar como uno m?s, sientes que tienes el talento del voluntariado, no lo dudes, hazte voluntario, porque los voluntarios son especialmente necesarios porque son multiplicadores de la solidaridad.

Poner a producir el talento del compartir:

Hay una forma elemental de remover las piedras del analfabetismo que es compartir lo que tenemos, no lo que nos sobra, sino lo que tenemos, aport?ndolo a los m?s pobres. Curiosamente cuando pensamos en solidaridad, casi siempre pensamos en hacer cosas. A veces parece que es m?s f?cil dar nuestro tiempo que nuestro dinero. El bolsillo que nadie nos lo toque. Sin embargo una de las medidas de la solidaridad es la capacidad de compartir lo que tenemos, no como limosna, sino como restituci?n; con el firme prop?sito de buscar la igualdad y de restaurar la justicia.

Somos conscientes de que tenemos mucho m?s de lo que necesitamos. Tenemos para nuestros caprichos m?s de lo que tienen los pobres para vivir. Privarnos de algo que nos gusta, para dar el dinero a quienes lo necesitan de verdad, es hacer producir de verdad el talento del compartir. Seamos generosos al compartir.

Poner a producir el talento de la oraci?n:

Y hay un talento m?s que podemos poner a producir, que agrada especialmente a Dios, se trata del talento de la oraci?n. Orar por nuestros hermanos del Sur, al tiempo que les ayudamos, orar por los voluntarios de Manos Unidas y de todas las ONGS que trabajan por la igualdad, orar por los misioneros que comparten lo m?s valioso, sus propias vidas, con los m?s pobres, es aportar las vitaminas de la gracia de Dios al proyecto com?n de dar la mejor educaci?n posible a todos los hombres y mujeres de la tierra.
Publicado por verdenaranja @ 0:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios