Martes, 06 de febrero de 2007
VATICANO - "La vida, que es obra de Dios, no debe negarse a nadie, ni siquiera al m?s peque?o e indefenso que va a nacer, y mucho menos cuando presenta graves discapacidades" afirma Benedicto XVI en el ?ngelus, invitando "a no caer en el enga?o de pensar que se puede disponer de la vida hasta legitimar su interrupci?n con la eutanasia, enmascar?ndola quiz? con un velo de piedad humana?

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - La celebraci?n en Italia de la "Jornada por la vida?, promovida por la Conferencia Episcopal italiana y el inicio de la "Semana de la vida y la familia" en la di?cesis de Roma, han ofrecido al Santo Padre Benedicto XVI la ocasi?n para recordar, en el primer domingo de febrero, el valor de la vida en todos sus estados y la importancia de la familia fundda en el matrimonio. ?Me uno a los obispos italianos para renovar el llamamiento lanzado varias veces tambi?n por mis venerados predecesores a todos los hombres y mujeres de buena voluntad para que acojan el grande y misterioso don de la vida. La vida, que es obra de Dios, no debe negarse a nadie, ni siquiera al m?s peque?o e indefenso que va a nacer, y mucho menos cuando presenta graves discapacidades. Al mismo tiempo, haciendo eco a los pastores de la Iglesia en Italia, invito a no caer en el enga?o de pensar que se puede disponer de la vida hasta ?legitimar su interrupci?n con la eutanasia, enmascar?ndola quiz? con un velo de piedad humana".
El Santo Padre ha afirmado despu?s que la familia es "cuna ? de la vida y de cada vocaci?n, y que "la familia fundada en el matrimonio constituye el entorno natural para el nacimiento y la educaci?n de los hijos, y por tanto, para asegurar el futuro de toda la humanidad". Caracterizada hoy por una profunda crisis y obligada a afrontar m?ltiples desaf?os, se debe defender, ayudar, tutelar y valorar a la familia. "Si este compromiso compete en primer lugar a los esposos- ha evidenciado el Papa -, tambi?n es prioritario deber de la Iglesia y de toda instituci?n p?blica apoyar a la familia a trav?s de iniciativas pastorales y pol?ticas, que tengan en cuenta las necesidades reales de los c?nyuges, de los ancianos y de las nuevas generaciones". Haciendo referencia a la reciente celebraci?n de la Jornada de la Vida Consagrada, el Papa Benedicto XVI ha recordado que de una familia serena, iluminada por la fe y el santo temor de Dios, pueden florecer m?s f?cilmente las vocaciones al servicio del Evangelio, en el sacerdocio, en la vida religiosa, en las formas de vida consagrada. Antes de rezar la oraci?n mariana del ?ngelus, el Santo Padre ha invitado a rezar " para que con un esfuerzo constante a favor de la vida y de la familia nuestras comunidades se conviertan en lugares de comuni?n y de esperanza, en las que se renueva, a pesar de las muchas dificultades, el gran ?s? del amor aut?ntico a la realidad del ser humano y de la familia, seg?n el proyecto originario de Dios?. (S.L) (Agencia Fides 5/2/2007; L?neas: 32 Palabras: 506)
Comentarios