Mi?rcoles, 07 de febrero de 2007
07 Feb. 07 (ACI).- Al hablar durante la Catequesis de este mi?rcoles de los primeros cristianos, en este caso los esposos romanos Priscila y ?quila, colaboradores de San Pablo en Corinto, el Papa Benedicto XVI destac? que la Iglesia naci? y se consolida en el hogar de los creyentes.

El Pont?fice record? que Priscila y ?quila fueron expulsados de Roma por el emperador Claudio a ra?z de los tumultos provocados por los primeros cristianos y llegaron a Corinto alrededor del a?o 50, donde conocieron a San Pablo.

El Santo Padre explic? que Priscila junto a su marido ?quila ?desarroll? un papel fundamental en el ?mbito de la Iglesia primitiva: acogi? en su casa a los cristianos locales cuando se reun?an para escuchar la palabra de Dios y celebrar la Eucarist?a?.

?Ese tipo de reuni?n que en griego se llama ?eklesia?. En casa de Priscila se re?ne, por lo tanto, la Iglesia primitiva que celebraba en Cristo los sagrados misterios: la Iglesia nace en las casas de los creyentes?, agreg?.

?Los cristianos hasta el siglo III no tuvieron verdaderos lugares de culto?, record? el Papa; y subray? que ?durante la primera mitad de los siglos I y II, las casas de los cristianos se transformaron en verdaderas y propias iglesias?.

?Gracias a la fe y a la entrega apost?lica de fieles laicos, de familias y de parejas como la de Priscila y ?quila, el cristianismo ha llegado hasta nuestra generaci?n. No crec?a solamente gracias a los ap?stoles que lo anunciaban. Para enraizarse en la tierra del pueblo, para desarrollarse le hac?a falta la entrega de estas familias que ofrecieron el 'humus' para el crecimiento de la fe?.

?La Iglesia crece siempre as? ?exclam? el Santo Padre?. En particular esta pareja demuestra lo importante que es la acci?n de los esposos cristianos. Toda casa puede transformarse en una peque?a Iglesia?.

?No es casual que en la ep?stola a los Efesios ?afirm? el Papa? Pablo compare la relaci?n matrimonial a la comuni?n esponsal entre Cristo y la Iglesia. Incluso podr?amos decir que el ap?stol indirectamente modul? la vida de la entera Iglesia sobre la de aquella familia. La Iglesia es, en realidad, la familia de Dios?.

?Rendimos homenaje por lo tanto a Priscila y ?quila como modelos de una vida conyugal entregada responsablemente al servicio de toda la comunidad cristiana. Y encontramos en ellos el modelo de la Iglesia, familia de Dios para todos los tiempos?, concluy?.
Comentarios