Viernes, 16 de febrero de 2007
VATICANO - "La historia del Cristianismo habr?a tenido un desarrollo bien diferente si no hubiera habido la generosa aportaci?n de muchas mujeres": la catequesis de Papa Benedetto XVI a la audiencia general

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - Despu?s de haber encontrado, el mi?rcoles 14 de febrero, a la Conferencia Episcopal y a los fieles de las Marcas en la Bas?lica Vaticana, el Papa Benedicto XVI ha ido al Aula Pablo VI, d?nde le esperaban grupos de peregrinos y fieles procedentes de todas las partes del mundo. En la catequesis el Papa se ha detenido en el tema "Las mujeres al servicio del Evangelio". Al t?rmino del recorrido realizado en las anteriores audiencias generales sobre los testigos del cristianismo naciente, Benedicto XVI ha querido dedicar la ?ltima etapa "a las numerosas figuras femeninas que han desempe?ado un efectivo y precioso papel en la difusi?n del Evangelio. Su testimonio no puede ser olvidado? El Se?or quiere que estos testigos del Evangelio, estas figuras que han dado su contribuci?n para que creciera la fe en ?l, sean conocidas y su memoria permanezca viva en la Iglesia".
Distinguiendo el papel de las mujeres en el Cristianismo primitivo en dos fases, durante la vida terrena de Jes?s y durante los hechos de la primera generaci?n cristiana, el Papa ha subrayado que "adem?s de los Doce, columnas de la Iglesia, padres del nuevo Pueblo de Dios, fueron tambi?n escogidas muchas mujeres en el n?mero de los disc?pulos". A continuaci?n ha nombrado brevemente a las mujeres que se encontraban en el camino de Jes?s: la profetisa Ana, la Samaritana, la mujer siro-fenicia, el hemorroisa, la pecadora perdonada, las protagonista de algunas par?bolas? ?M?s significativas para nuestro argumento son aquellas mujeres que desempe?aron un papel activo en el marco de la misi?n de Jes?s. - ha continuado el Papa -. En primer lugar, el pensamiento se dirige naturalmente a la Virgen Mar?a, que con su fe y su obra maternal colabor? de manera ?nica en nuestra Redenci?n? Hay, adem?s, varias mujeres, que de diferentes maneras gravitaron en torno a la figura de Jes?s con funciones de responsabilidad. Son ejemplo elocuente las mujeres que segu?an a Jes?s para servirle con sus bienes. Lucas nos ofrece algunos nombres: Mar?a de M?gdala, Juana, Susana, y ?otras muchas?. Despu?s, los Evangelios nos dicen que las mujeres, a diferencia de los Doce, no abandonaron a Jes?s en la hora de la Pasi?n. Entre ellas destaca en particular la Magdalena, que no s?lo estuvo presente en la Pasi?n, sino que se convirti? tambi?n en la primera testigo y anunciadora del Resucitado?.
El Ap?stol Pablo admite como algo normal que en la comunidad cristiana la mujer pueda "pronunciarse abiertamente bajo el influjo del Esp?ritu, condici?n de que sea para la edificaci?n de la comunidad y de una manera digna. Por tanto, hay que relativizar la famosa exhortaci?n ?las mujeres c?llense en las asambleas?". El Papa ha recordado a continuaci?n la figura de Prisca o Priscilla, esposa de ?quila, los esposos colaboradores de San Pablo en la evangelizaci?n. Despu?s la Carta a Filem?n, que est? dirigida tambi?n "en realidad por Paolo a una mujer llamada 'Affia'? en la comunidad de Colosas ella deb?a ocupabar un puesto de relieve". En otro lugar el ap?stol menciona a una cierta 'Febe', que revisti? un papel de responsabilidad en la comunidad cristiana de Cencreas, y tambi?n recuerda otros nombres de mujeres: cierta Maria, luego Trifena, Trifosa, y P?rside, adem?s de Julia, subrayando su fuerte compromiso eclesial. En la Iglesia de Filipos se distinguieron tambi?n dos mujeres llamadas Evodia y S?ntique.'
"La historia del cristianismo habr?a tenido un desarrollo bien diferente si no se hubiera dado la aportaci?n generosa de muchas mujeres" ha subrayado el Santo Padre, que recordando de nuevo la alabanza y el agradecimiento a la mujer expresados por Juan Pablo II en la Carta apost?lica Mulieris dignitatem, ha concluido su catequesis: "Nosotros tambi?n nos unimos a este aprecio, dando gracias al Se?or porque ?l conduce a su Iglesia, de generaci?n en generaci?n, sirvi?ndose indistintamente de hombres y mujeres, que saben hacer fecunda su fe y su bautismo para el bien de todo el Cuerpo eclesial para mayor gloria de Dios". (S.L) (Agencia Fides 15/2/2007 - L?neas: 48 Palabras: 693)

Links:
Texto completo de la catequesis del Santo Padre
http://www.evangelizatio.org/portale/adgentes/pontefici/pontefice.php?id=727
Comentarios