S?bado, 03 de marzo de 2007
CARTA DEL RECTOR DEL SANTUARIO DE JAVIER



Javier cumpli? bien el mandato de Cristo ?Id por todo el mundo?. Lo hemos visto claro durante el a?o centenario: tres continentes, catorce pa?ses, cien mil kil?metros, miles y miles de bautizados,.. once a?os sin parar de anunciar el Evangelio para dar a conocer al Dios de Jes?s, al Dios que es amor.
Este a?o Javier nos invita asi a anunciar que Dios es amor. Que ?no le empuj? so?ar de aventurero?, que si le empuj? so?ar con llevar a todos los rincones del mundo el Reino de Dios. El tesoro descubierto en los Ejercicios Espirituales realizados en Par?s bajo la diestra gu?a de Ignacio de Loyola: la voluntad de Dios es que todos los hombres se salven.. Y el Reino, predicado y vivido por Jes?s, es la salvaci?n: que el amor y el perd?n se impongan sobre el odio y el rencor
Significativamente nuestro actual Pont?fice, el Papa Benedicto XVI, ha dedicado su primera Carta Enciclica a este tema. Y la titula as?: ?Dios es amor?. Porque, nos dice el Papa, ?En un mundo en el cual a veces se relaciona el nombre de Dios con la venganza o incluso con la obligaci?n del odio y la violencia, ?ste es un mensaje de gran actualidad y con un significado muy concreto. Por eso, en mi primera Enc?clica deseo hablar del amor, del cual Dios nos coima, y que nosotros debemos comunicar a los dem?s?. Una de las grandes y casi obsesivas preocupaciones de Javier ser? siempre buscar, hallar y sentir la voluntad de Dios, lo que Dios quiere de ?l, para cumplirla y darla a conocer, Y la repetir? machaconamente en casi todas sus cartas. ?Dios nuestro Se?or me d? a sentir en esta vida su sant?sima voluntad, y sentida gracia para bien y perfectamente cumplirla? (Cochin, 29 de enero de 1552). Porque tiene claro que ?Dios no niega su gracia (amor) a las almas humildes y desconfiadas de s? mismos que ponen su confianza en Dios?.
Y este es el Reino de Dios, que Jes?s vino a implantar en el mundo. Jes?s nos lo comunicar? con su vida y con su palabra. Su vida entregada a los dem?s, su palabra sencilla, comprensible para todos, transmitida fundamentalmente por medio de par?bolas, de ejemplos, que todo el mundo pod?a entender..
Y Jes?s nos dice que el Reino es descubrir que Dios es amor. Que Dios es nuestro Padre, nuestro m?dico, nuestro alimento, nuestra luz y no nuestro amo y nuestro juez, Que puedo contar con El sin temor. Que me sigue amando, a pesar de mis limitaciones, o mejor, precisamente por mis limitaciones: que me ama como soy. Como las madres, los padres, aman a sus hijos sean como sean, y siempre; solamente por eso: porque son sus hijos.
Y en justa reciprocidad, nos invita a actuar como El: nos invita a amar, que es servir, comenzando por el m?s necesitado, que es compartir, que es aceptar, que es, en definitiva, vivir como hijos. Y no hay otra manera de ser hijos que ser responsables de las cosas del Padre.
Tambi?n en esto Javier fue por delante: servir a todos, entregarse a todos, vivir con todos... sobre todo con los m?s pobres, necesitados, desamparados. Se hospedar? en hospitales, la primera visita ser? a los moribundos, enfermos m?s graves, los ni?os, los pescadores explotados... Ah? est? clara la voluntad de Dios.
Todos los seguidores de Jes?s tenemos la misi?n de amar. La misi?n de extender el reino del amor por el orbe entero. Nos ha elegido el Se?or desde el Bautismo, para que vayamos y demos fruto abundante, que permanezca grabado en las almas y en los corazones de todos cuantos nos vean. El fruto que permanece eternamente es el amor, porque la fe y la esperanza son transitorias. Este es, el contenido de nuestra misi?n: que amemos, que nuestra vida transmita amor.
As? iremos creando a nuestro alrededor un mundo m?s justo, m?s amable, m?s agradable. Es nuestra conversi?n siempre inacabada, porque el amor siempre nos pide m?s, nos exige m?s, nos compromete m?s. Y un a?o m?s, el centenario no es el final, Javier va por delante y nos invita a hacer patente con nuestro modo de vivir y convivir que Dios es amor.

P. Ricardo Sada s.j.
P. Ricardo Sada (2007-03-03)
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios