Martes, 06 de marzo de 2007
TERCER DOMINGO DE CUARESMA - C
11 de Marzo


La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversi?n, est?n con todos vosotros.

MONICI?N DE ENTRADA

Hermanos y hermanas. Recibid la m?s sincera bienvenida. Nos encontramos a media Cuaresma. En esta traves?a por el desierto, camino de la Pascua, Dios se nos manifiesta en la Zarza ardiente de la Eucarist?a. Aqu? se deja encontrar en los hermanos y hermanas que nos hemos reunido en su nombre, en su Palabra proclamada, en el Cuerpo y la Sangre de su Hijo Jesucristo. Y desde aqu? nos env?a a llevar su Buena Noticia de con-suelo y liberaci?n a todos los hombres y mujeres de nuestro mundo. Nuestro Dios conoce nuestros sufrimientos y, lleno de ternura, se compadece de nosotros.

A. penitencial: Durante la Cuaresma, los cristianos nos movemos entre la llamada urgente a la conversi?n para poder recibir el Reino de Dios y la paciencia compasiva del Se?or. Cada d?a, en cada momento, tenemos una nueva oportunidad para convertirnos y dar mucho fruto. (Silencio largo).

Confesemos juntos nuestros pecados: Yo confieso ante Dios todopoderoso...

Dios, todopoderoso en su bondad, tenga siempre misericordia de nosotros...

Y ahora, desde nuestra debilidad, invoquemos a Aqu?l que nos ama y tiene piedad de nosotros:

SE?OR, TEN PIEDAD
CRISTO, TEN PIEDAD
SE?OR, TEN PIEDAD.

Antes de las lecturas: La primera lectura de hoy nos presenta un episodio conocido, la Zarza ardiente. Escuchemos con atenci?n c?mo Dios se manifiesta a Mois?s, c?mo le revela su nombre y la intenci?n de liberar con amor a su pueblo. Luego, el salmo 102 nos llevar? a bendecir este amor misericordioso y compasivo del Se?or por sus fieles. En la segunda lectura, Pablo usa la memoria hist?rica del pueblo con Mois?s en el desierto para extraer una lecci?n: los que hemos sido bautizados y somos alimenta-dos por Cristo debernos vivir con confianza, pero no con desinter?s. En el evangelio, Jes?s nos urgir? a la conversi?n, porque Dios siempre nos da una nueva oportunidad, como el amo de la higuera que no daba fruto.

Oraci?n universal: Confiando en el Se?or, compasivo y misericordioso, le encomendamos nuestros anhelos. Un?monos a las peticiones diciendo (cantando): KYRIE, ELEISON. R/. KYRIE, ELEISON.

1. Por la Iglesia: que el Se?or la purifique, le conceda el don de la unidad y la alegr?a de la Pascua. KYRIE, ELEISON.

2. Por los gobernantes de todo el mundo, en especial los de nuestro pa?s: que hagan que la paz y la concordia sean posibles, y que respeten la verdad y la justicia.
KYRIE, ELEISON.

3. Por los enfermos, por los que sufren, por quienes no tienen casa ni trabajo: que no les falte quien les ayude en sus necesidades. KYRIE, ELEISON.

4. Por todos los que han muerto: que el Se?or, rico en clemencia, les acoja en su seno. KYRIE, ELEISON.

5. Por los que estamos celebrando la Eucarist?a y por quienes se sienten unidos a nosotros: que el Se?or nos llene de luz para poder actuar seg?n sus ense??anzas. KYRIE, ELEISON.

Se?or, escucha nuestra oraci?n. Que rechacemos lo que te ofende y pongamos la felicidad de nuestra coraz?n en seguir tus preceptos. Por Jesucristo nuestro Se?or.

Padrenuestro: Dispuestos a perdonar a quienes nos han ofendido, para poder recibir el perd?n que Dios nos ofrece, nos atrevemos a decir al Padre que nos ama: Padre nuestro...
Publicado por verdenaranja @ 22:54  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios