Martes, 06 de marzo de 2007
Art?culo publicado en la "Revista Nivariense" al cumplirse el a?o del incendio del Obispado de Tenerife.

365 D?AS DESPU?S

TRISTEZA Y ESPERANZA

Tristeza y esperanza son los sentimientos que, quiz?, mejor puedan sintetizar el ?ltimo a?o en la vida de la di?cesis de San Crist?bal de La Laguna. Jornadas intensas, duras, emotivas, solidarias, tristes... tantos adjetivos tendr?amos que utilizar para describir lo vivido desde el mediod?a del lunes 23 de Enero de 2006.

Un siniestro severo hab?a dejado reducido a ceniza la sede del obispado Nivariense, la antigua Casa de Salazar. Sin palabras se queda uno a la hora de expresar los sentimientos provocados por el devastador incendio que destruy? el edificio, escribi? entonces don Bernardo. `Sin palabras, al comprobar como se ha destruido todo, no s?lo el edificio, del que s?lo se ha conservado la fachada, sino todo su contenido en valiosas obras de arte (pinturas, muebles, orfebrer?a, cer?mica, etc), as? como toda la infraestructura propia del funcionamiento de un Obispado. Incluso la Librer?a Diocesana instalada en el edificio adyacente hab?a quedado destruida'. Sin palabras, cuando te das cuenta, prosigue ?lvarez, `que tanto el conserje y su familia, como mi secretario y un servidor hemos visto desaparecer todas nuestras pertenencias per?sonales en apenas tres horas y media.

Dentro de tanta fatalidad, dec?a el Obispo, damos gracias a Dios porque no hubo que lamentar ning?n da?o en la integridad f?sica de las personas, ni en el personal del Obispado, ni en los es-forzados bomberos, polic?as y personal de protecci?n civil.

Duro, ciertamente, fue ese d?a. Duras las jornadas siguientes cuando hab?a que ponerse a trabajar en seis sitios distintos sin apenas medios ni recursos. Quiz? la ?nica buena noticia es que fueron s?lo cosas, ?aunque qu? cosas! Hay patrimonio, historia, sentimiento, vida traducida en objetos, documentos, lugares, etc. Pero el fuego no pudo con el temple canario, m?s ardoroso que su virulencia.

Una corriente de solidaridad se despert? en buena parte de la ciudadan?a y en la Iglesia diocesana entera. Estos 365 d?as han sido una estupenda oportunidad para "acoger la gracia en la desgracia", para crecer, para fortalecer nuestra fe y comuni?n eclesial. Para intensificar nuestro af?n evang?lico y misionero. Para volver a lo esencial de la fe y recordar que, aunque lo material es importante y necesario, los principales recursos somos las personas.

El Obispo lo sintetiz? en una frase escueta: "Esto comenz? en un pesebre". Efectivamente, dos mil a?os despu?s aqu? estarnos, luchando, trabajando, esforz?ndonos. Dios nos hizo capaces de vivir en un mundo no siempre amable, de pisar con soltura un terreno pedregoso minado de infortunios y sin-sentidos. El trabajo intenso de todo el personal del obispado, la solidaridad y el apoyo de tantos nos permiti? levantarnos r?pidamente. Esta ha sido una oportunidad para afianzar nuestra convicci?n de que los medios materiales son necesarios pero no son lo m?s importante para los cristianos.

El arquitecto Sebasti?n Mat?as, indic? que el Proyecto Ejecutivo estar? finalizado en Semana Santa con el objetivo de comenzar las obras en prima-vera por lo que "desde ese momento en un periodo que estimamos de dos a?os puede estar el edificio en pie y funcionando".

El destino del presupuesto ya cerrado, que asciende a 6.369.716 euros ser?, seg?n describi? el arquitecto Sebasti?n Delgado "recuperar fielmente la disposici?n de los vol?menes primigenios del edificio con la devoluci?n al conjunto arquitect?nico de la habitabilidad requerida para su destino administrativo". Adem?s, a?adi?, se "aportar? la seguridad estructural perdida y proporcion?ndole los medios precisos para la detecci?n y prevenci?n de incendios".

Especialmente, se conservar? lo tipol?gico de esta construcci?n como la fachada, las cubiertas originales, sus patios y las escaleras, as? como las galer?as que recorren las naves en torno a tres de los lados que conforman su patio central. Tambi?n se ha propuesto que los espacios comunes que conforman la planta baja se incorporen a

Dentro de tanta fatalidad,
dec?a el Obispo, damos gracias
a Dios porque no hubo que
lamentar ning?n da?o en
la integridad f?sica de las
personas, ni en el personal del
Obispado, ni en los esforzados
bomberos, polic?as y personal
de protecci?n civil.


los itinerarios de visita de la ciudad y que puedan ser recorridos en peque?os grupos sin interferir la actividad diaria del edificio. En esas nuevas instalaciones se habilitar?n, igualmente, nuevas dependencias del Obispado. Igualmente. una vez en funcionamiento la sede, podr? ser visitada en horario de uso por los ciudadanos al ser un monumento de la ciudad de La Laguna. Patrimonio de la Humanidad.

La gran novedad del proyecto es que el Obispo no tendr? su casa en lo que era el edificio central ahora siniestrado, sino en la actual zona trasera destinada a aparcamientos, los cuales ser?n en el futuro subterr?neos. Encima ir? una construcci?n de dos plantas. La baja ser? destinada a dependencias que necesita la Di?cesis para un mejor funcionamiento y encima la casa del prelado, que estar? conectada al edificio del Obispado por un pasillo en armon?a con el actual corredor.

El obispo de la Di?cesis Nivariense, Bernardo ?lvarez, agradeci? a "todas las personas c instituciones" unos do-nativos que ascendieron, junto con la p?liza del seguro, a 3.240.000 euros, una cantidad "que ha servido para comenzar a sufragar los gastos de desescombro y consolidaci?n de los restos y la adaptaci?n de la sede provisional" del Obispado en la Casa Anchieta. "Ahora s?lo queda conseguir un mill?n y medio de euros m?s, para poder acometer todas las obras necesarias", a?adi?.

El prelado se?al? que el a?o transcurrido desde el incendio "ha sido muy dif?cil", si bien se mostr? optimista de cara al futuro, ya que la presentaci?n del proyecto de rehabilitaci?n del Palacio Salazar es sin?nimo de que "la esperanza ya est? aqu?".

El Obispo insisti? en su agradecimiento a las instituciones y ciudadan?a en general que ha colaborado en la campa?a de donativos llevada a cabo por Iglesia para lograr la financiaci?n necesaria que permita recuperar la sede episcopal. "La gente ha demostrado una sensibilidad enorme y me gustar?a agradecer a todos el apoyo que nos han prestado".

El d?a del aniversario del siniestro, COPE Tenerife y La Palma realizaron un programa especial sobre esta efem?rides. Al mismo acudieron el Obispo, el Presidente del Gobierno de Canarias, el del Cabildo y la Alcaldesa de La Laguna. Igualmente, telef?nicamente, intervino el Delegado del Gobierno en Canarias. Los responsables p?blicos destacaron la colaboraci?n de la ciu?dadan?a y mostraron la alegr?a por la presentaci?n del proyecto al cumplirse un a?o del incendio y el compromiso institucional para llevar adelante la reabilitaci?n del edificio.
Comentarios